Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

LOS EFECTOS ANABÓLICOS DE LOS AMINOÁCIDOS BCAA Y DE LA LEUCINA

Por Neil Priest

Los aminoácidos fueron la conmoción de principio de los años 80 pero luego pasaron a un plano más discreto, porque durante un tiempo se les consideró como una simple forma de aporte de proteína adicional. Sin embargo, desde entonces cientos de estudios han puesto de manifiesto que algunos de estos aminoácidos se comportan como auténticos mensajeros celulares que pueden inducir cambios fisiológicos y endocrinos de gran calado. En cierto sentido es justamente lo que hacen las hormonas.

Los culturistas saben que los aminoácidos BCAA tienen propiedades anabólicas y eso es algo absolutamente contrastado por la ciencia, pero seguro que no conocen todas sus propiedades.

Los aminoácidos de cadena ramificada, leucina, isoleucina y valina, conocidos popularmente como BCAA, por sus siglas en inglés (Branched Chain Amino Acids) fueron durante largo tiempo considerados como unos componentes principales del tejido muscular y por consiguiente debíamos consumirlos para poder desarrollar tejido muscular. Esa simple visión de sus efectos llevó a los culturistas de todo el mundo durante los años 80 y 90 a recomendar su consumo en forma de suplementos nutricionales para incentivar el crecimiento muscular. Entonces no se sabía que estos aminoácidos esenciales eran capaces de actuar en el cuerpo como moléculas que emiten señales sobre órganos, tejidos y glándulas, casi como actúan las hormonas para activar el metabolismo y el crecimiento muscular.

Existen muchas hormonas que regulan el metabolismo de diversos nutrientes, entre éstas destaca la insulina como el regulador maestro que afecta al metabolismo de todos los macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Sin la acción de la insulina no creceríamos, no nos desarrollaríamos ni seríamos capaces de sobrevivir. La insulina es una hormona muy anabólica y es el estimulante clave para la síntesis de la proteína muscular, pero también es el inhibidor de la degradación proteínica. En una forma muy similar, el aminoácido leucina (el más importante de los tres ramificados) funciona para estimular la síntesis de proteína y para bloquear la degradación del tejido muscular.

Estudios recientes llevados a cabo sobre las sorprendentes funciones de la leucina han dejado en la sombra las anteriores investigaciones sobre los efectos biológicos de la isoleucina y de la valina, aparte de su incorporación a las proteínas musculares. Sin embargo, la isoleucina en particular ha demostrado que ejerce funciones similares a la insulina para regular el metabolismo de la glucosa, es decir que promueve la absorción de la glucosa por las células musculares e inhibe la gluconeogénesis (la producción de más glucosa)1.

La valina también posee cualidades semejantes a la insulina, puesto que parece que regula el metabolismo de los ácidos grasos.

Un estudio centrado en la fisiología de la regeneración del hígado, descubrió que la valina mejoraba la absorción de los ácidos grasos de la circulación sanguínea y estimulaba la regeneración del tejido hepático2.

Si juntamos toda la información acerca de la leucina, la isoleucina y la valina, podremos obtener un resultado muy interesante. La información respalda la teoría de que los BCAA regulan el metabolismo de los tres macronutrientes, de la misma forma como lo hace la propia insulina. Otros estudios confirman la capacidad de estos tres aminoácidos ramificados para mantener la masa muscular en las personas de avanzada edad y para mejorar la síntesis de proteína alrededor del ejercicio.

Entre los nutrientes esenciales, incluidos los ácidos grasos y los aminoácidos esenciales, los BCAA desempeñan un papel clave y único en la biología anabólica y son por consiguiente un suplemento absolutamente indispensable para todo culturista.

Puede que los machacas veteranos no tuviesen acceso a los estudios más modernos, pero desde luego tenían mucha razón cuando nos recomendaban usar con mucha generosidad los aminoácidos ramificados (BCAA) si queríamos desarrollar una musculatura imponente.

Los efectos de los BCAA más allá del crecimiento muscular

Pero las acciones de estos tres aminoácidos esenciales van más allá de fomentar el crecimiento de los músculos y favorecer el metabolismo de los tres macronutrientes. En concreto, investigadores japoneses evaluaron los efectos de utilizar los BCAA junto con las catequinas del té verde para limitar la formación de cáncer de recto y otros tipos de tumores3. Las anormalidades asociadas con la obesidad, incluyendo la resistencia a la insulina, alteraciones en el eje receptor del IGF1 y la inflamación crónica incrementan el riesgo de cánceres colorrectales y de otro tipo.

En los últimos años, las catequinas del té verde han recibido considerable atención, debido a los efectos beneficiosos que han demostrado sobre como mejorar la función metabólica y evitar el crecimiento de algunos tipos de cáncer. Un estudio reciente ha demostrado que estas sustancias extraídas del té verde favorecen la reducción del peso graso4. Otros mecanismos contribuyentes incluyen un aumento del gasto energético (combustión de más calorías), la estimulación de la oxidación de los ácidos grasos (efecto quema grasa) y reducción en la absorción de los nutrientes5.

La suplementación con BCAA (aminoácidos leucina, isoleucina y valina) puede evitar el progresivo fallo hepático en pacientes con enfermedad crónica del hígado al mejorar la resistencia a la insulina6. Los BCAA también pueden reducir el riesgo de sufrir cáncer de hígado en pacientes obesos con propensión al fallo hepático. Un trabajo con animales sugiere que los efectos supresores del cáncer de los BCAA pueden deberse a la inhibición de la formación de nuevos vasos sanguíneos normalmente modulada por el factor de crecimiento vascular y endotelial.

Las sorprendentes acciones biológicas de los aminoácidos ramificados han llevado a numerosos investigadores a volcarse en su estudio, así que estoy convencido de que en breve conoceremos nuevos aspectos de las acciones metabólicas de este trío de aminoácidos.

La leucina es un actor único

Muchos estudios han demostrado como la leucina es capaz de estimular la iniciación de la síntesis de proteína muscular a través de la vía mTOR7 que es el regulador clave responsable de la generación de nuevas proteínas musculares.

Así es, la leucina tiene la singular habilidad de estimular la síntesis de proteína muscular independientemente de la insulina. Las acciones anabólicas de este aminoácido se materializan mediante la señalización de la vía mTOR que facilita el crecimiento celular. Los científicos han descubierto que este aminoácido es el más importante para estimular la creación de nuevas proteínas.

El entrenamiento de fuerza aminora la absorción de BCAA y de leucina

Muchos culturistas saben que el consumo de una mezcla de BCAA o de leucina antes del entrenamiento de fuerza mejora los efectos anabólicos del ejercicio, pero estudios recientes sugieren que el entrenamiento con pesas puede aminorar su absorción.

Los investigadores midieron las máximas concentraciones de los aminoácidos clave en el crecimiento, los BCAA, la leucina y la glutamina ingeridos durante el descanso y antes del entrenamiento intenso con cargas (pesas).

Los sujetos tomaron 50mg/kg de peso corporal de leucina (4 gramos), BCAA (4 gramos de leucina, 1 de isoleucina y 1 de valina) o glutamina (4 gramos) durante una fase inactividad o bien inmediatamente antes de realizar un entrenamiento intenso con pesas capaz de estimular la hipertrofia muscular.

La ingestión de 4 gramos de leucina equivale al aporte de 230g de carne de ternera.

Tiempo para alcanzar la máxima concentración en sangre de aminoácidos clave
Leucina en descanso: 67 minutos
Leucina antes del ejercicio de resistencia: 90 minutos
(32 minutos de desfase)
BCAA en descanso: 72 minutos
BCAA antes del ejercicio de resistencia: 78 minutos
(6 minutos de desfase)
Glutamina en descanso: 60 minutos
Glutamina antes del ejercicio de resistencia: 57 minutos

Los investigadores especulan con que el retraso en alcanzar la máxima concentración de la leucina y los BCAA en sangre es debido al aminoramiento en el vaciado gástrico, puesto que el flujo sanguíneo es desviado hacia los músculos que se ejercitan, lo cual aminora el proceso digestivo en ese momento. La glutamina no se ve afectada porque se metaboliza de forma distinta.

Por consiguiente, a tenor de estos resultados podréis programar cuándo tomar los suplementos de leucina o de BCAA de tal forma que la máxima concentración en sangre se alcance cuando estéis en el gimnasio bajo los hierros.

Leucina es el suplemento perfecto para las dietas bajas en hidratos de carbono

La investigación ha demostrado claramente que la leucina es un estimulante de la insulina, pero no se sabe que influencia tiene sobre el metabolismo de la grasa, por eso algunos culturistas cuestionan el uso de leucina durante los periodos de definición. El efecto de leucina sobre la síntesis de proteína es mediante mecanismos independientes de la insulina, aunque los niveles basales (normales) de insulina son importantes para un efecto máximo.

Los investigadores quisieron comparar las respuestas a la insulina y a la glucosa de la leucina sola (7 gramos) o de leucina (7 gramos) junto con glucosa (25 gramos). Esa cantidad de leucina es equivalente a 350g de filete de ternera.

Los investigadores descubrieron que la leucina por si sola resultó en un moderado aumento de insulina, sin embargo, la elevación de esta hormona fue pequeña comparada con cuando el aminoácido se consumió con glucosa. La combinación de leucina y de glucosa resultó en un pico sustancial de insulina, tanto como un 72% más que con la glucosa sola8. La administración de leucina sola resultó en un gran aumento de la concentración de glucagón (una hormona que destruya la grasa para producir energía), sin que hubiese cambio en la glucosa.

La clave importante para los culturistas que siguen dieta baja en hidratos de carbono es que con la adición de la leucina a su régimen, es posible mantener el anabolismo incluso siguiendo una dieta con déficit calórico, seguir en estado cetogénico, puesto que no estimula la producción de insulina y además proporciona grandes cantidades de leucina en la sangre, que como sabéis es un agente muy anabólico.

Los efectos anticatabólicos de la leucina

Para generar músculo es necesario fomentar las acciones anabólicas, pero detener las catabólicas es igual de importante. Los expertos desde siempre han afirmado que los efectos de los esteroides anabolizantes son más el resultado de sus efectos preservadores del músculo (acciones de anticatabolismo) que de las acciones directas del anabolismo.

Está demostrado que el aminoácido esencial leucina es capaz de producir efectos anabólicos sobre el tejido muscular, pero además, también puede ejercer acciones fuertemente anticatabólicas cuando se ingiere en suficiente cantidad. Por ejemplo, la leucina ha demostrado que puede atenuar el catabolismo muscular durante los periodos de pérdida de peso, facilita la reparación del tejido y favorece la regeneración de las proteínas musculares en las personas de edad avanzada.

En otras palabras, en estudios con humanos se ha constatado que la suplementación con leucina inhibe la proteólisis del músculo (degradación) exhibiendo fuertes propiedades anticatabólicas.

Es más, parecen existir pruebas que llevan a confirmar que las acciones protectoras del músculo son incluso de mayor calado que las de promoción de la síntesis de proteína.

La leucina y otros aminoácidos sorprendentes para formar un cóctel de acciones únicas

Un grupo de investigadores líder en fomentar el anabolismo natural es Future Concepts, porque lleva años estudiando cómo mejorar ese entorno anabólico y ha desarrollado varias fórmulas eficaces, conocidas como ergocéuticos. Tal vez su creación más revolucionaria sea el LPC-X10, Muscle Synthesis Activator, una fórmula absolutamente novedosa que activa la síntesis muscular.

EL LPC-X10 actúa en dos frentes estrechamente relacionados, porque por utiliza dos tipos de mensajeros musculares: las hormonas y ciertos aminoácidos.

No, no incluye hormonas entre sus ingredientes, sino sustancias que fomentan su liberación.

Con este ergocéutico se amplifican las señales musculares de crecimiento, al tiempo que se sortean ciertas barreras químicas dentro del músculo que impiden su desarrollo más allá de ciertas medidas.

Por eso una de las estrellas del LPC-X10 es precisamente la leucina que está presente en 2.000mg en forma acetil y metil ester.

Ya hemos mencionado que algunas hormonas desempeñan un rol esencial en las fases de anabolismo, como es el caso de la insulina, pero en ese rol destaca la testosterona, por eso este ergocéutico activa la secreción natural de testosterona, al tiempo que aumenta la sensibilidad de sus receptores en los músculos. Para eso emplea dos moléculas de carnitina (un aminoácido), de las cuales existen suficientes evidencias científicas de sus acciones anabólicas sin efectos hormonales ni colaterales.

En concreto existe un popular estudio de seis meses de duración realizado para comparar los efectos de la administración de testosterona undecanoato (una hormona de las más empleadas en el dopaje por los culturistas en su afán de incrementar la masa muscular), en comparación con dos nuevas formas químicas de carnitina, la propinol-L-carnitina y la acetil-L-carnitina administradas juntas.

El resultado es que tanto la testosterona como las carnitinas mejoraron la función sexual en general, pero aunque parezca mentira éstas últimas demostraron producir mejores erecciones que la propia testosterona. Pero además, mientras que la hormona produjo señales de efectos negativos, las carnitinas no. Es decir, que no se observaron efectos secundarios hormonales de ningún tipo con la administración de estos aminoácidos. La conclusión que podemos extraer de cara a los culturistas es que con esa mezcla de aminoácidos la circulación de testosterona mejoró cómo cuando se inyectó testosterona undecanoato.

Pero todavía es más interesante el resultado de otro estudio en el que se ha demostrado que la administración de estas carnitinas aumentó el número de receptores anabólicos en el tejido muscular. Eso puede en la práctica tener un mayor calado de cara a la estimulación anabólica, puesto que es ampliamente conocido que lo que separa a algunos atletas que crecen como la mala hierba con los esteroides, de otros que incluso con dosis mayores obtienen resultados muy inferiores es precisamente la escasez de receptores anabólicos en el tejido muscular.

Por tanto, la proliferación de los receptores anabólicos que produce el uso del LPC-X10 constituye una de las acciones específicas por las que acelera el crecimiento muscular, porque con pocos receptores en los músculos ni siquiera los esteroides producen mucha hipertrofia muscular.

En este mismo sentido, otro estudio de gran relevancia ha demostrado que con la administración de este cóctel de aminoácidos no se apreció un descenso de los niveles de testosterona a pesar del agotamiento físico inducido por el sobreentrenamiento y la síntesis de proteínas se mantuvo elevada incluso muchas horas después de la sesión. Es decir que frena tajantemente el catabolismo.

Pero el LPC-X10 no sólo contiene elementos que activan y aceleran la síntesis de nuevos tejidos musculares, sino que también incorpora varias sustancias para fomentar el máximo rendimiento muscular de alta intensidad.

En concreto contiene una nueva molécula que se forma mediante el enlace químico de glicina y L-arginina monohidroclórida con una sal de ácido alfa cetoisocaproico cálcico (glycine-L-arginine monohydrochloride-alphaketoisocaproic acid calcium) conocida ya por muchos culturistas como GAKIC y que en varios estudios ha demostrado que puede mejorar la fuerza casi instantáneamente gracias a que evita la acumulación del amoniaco y otros residuos que se forman en el músculo cuando este se ejercita a la máxima intensidad.

Los efectos son espectaculares ya que conforme entrenáis, en lugar de ir a menos, como sucede normalmente, vais a más, sintiéndoos más y más fuertes.

Además de activar la liberación de testosterona, el LPC-X10 estimula la creación y sensibilización de los receptores anabólicos del tejido de los músculos y promueve su máximo rendimiento.

Es una combinación que hay que probarla para creerla.

Los aminoácidos constituyen la auténtica revolución de la suplementación culturista

Si en su momento, hace tres décadas se consideraron como la aparición del material óptimo para nutrir los músculos sin un aporte excesivo de calorías, hoy, después de cientos de estudios sabemos que los aminoácidos pueden actuar como auténticos mensajeros celulares y que algunos son capaces de promover acciones de fuerte calado endocrino y hormonal.

El aporte de aminoácidos ha de constituir una gran ayuda para todo culturista en fase de crecimiento, pero especialmente la leucina destaca entre todos ellos como el aminoácido más anabólico y anticatabólico que existe.

¿Todavía no lo usáis?

Bibliografía

1. Doi M, et al. Hypoglycemic effect of isoleucine involces increased muscle glucose uptake and whole body glucose oxidation and decreased gluconeogenesis. Am J Physiol Encodrinol Metab 2007;292:E1683-93.

2. Chida A, et al. The effect of valine on lipid metabolic homeostasis in regeneration remnat liver after hepatectomy. J Surg Met Nutr 2003:37:179-88.

3. Shimizu M, et al. Nutreceutical Approach for Preventing Obesity related Colorectal and liver carcinogenesis. J Mol Sci 2012; 13:579-595.

4. Hursel R, et al. The effects of green tea on weight loss and weight maintenance. A meta analysis. Int J Obes 2009;33:965-961.

5. Rains TM, et al. Antiobesity effects of green tea catechins: A mechaninstic review. J Nutr Biochem 2011;22:1-7.

6. Yoshiji H, et al. Branched chain amino acids suppress insulin ressistance based hepatocarcinogenesis in obese diabetic rats. J Gastroenterol 2009;44:483-491.

7. Melnik BC. Leucine signalling in the pathogenesis of type 2 diabetes and obesity. World J Diabetes 2012, March 15:3(3)38-53.

8. Kalogeropoulou D, Lafave L, Schhweim K, Gannon MC, NuttallFQ. Leucine, when ingested with glucose, synergistically stimulates insulin secretion and lowers blood glucose. Metabolism, 2008 Dec;57(12):1747-52.

9. Zanchi NE, Nicastro H, Lancha AH Jr. Potential antiproteolyctic effects of L-leucine: observations of in vitro and in vivo studies. Nutr Mtebo (Lond), 2008 Jul 17,5:20.