Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h

Ganar Músculo


Aquí encontraréis toda la información necesaria y práctica para lograr activar la hipertrofia y alcanzar un gran desarrollo muscular.



Cuando todo parece fallar y nada proporciona resultados, es cuando hay que reflexionar y volver a los orígenes, en otras palabras: a lo básico.
¿Es posible conseguir más fuerza, tamaño, resistencia y definición a la vez en una misma sesión de entrenamiento? Sí, es posible si aplicáis la técnica híbrida que os presentamos.
Si sois principiantes en el gimnasio es lógico que tengáis muchas dudas acerca de lo que debéis hacer para progresar; pero no tenéis que entrenar a ciegas, ni tampoco intentar aplicar programas avanzados que no os corresponden.
Por lo general, las personas cambiamos por dos motivos: por inspiración y por desesperación. Pero siempre es preferible cambiar por inspiración que por desesperación.
Hacer crecer los músculos a una medida superlativa requiere esfuerzo y constancia, pero sobre todo planificación. No es posible llegar a ningún lado sin una buena planificación.
Si estáis dispuestos a sorprender por completo a vuestros músculos a fin de hacerlos reaccionar e impulsar el crecimiento, probad a entrenar la misma parte corporal dos veces en el mismo día y puede que os impresionen los resultados.
Son muchos los que intentan desarrollar una musculatura fuera de serie, pero muy pocos los que realmente lo consiguen, porque es un hecho que si no se presta atención a los tres ejes esenciales involucrados en el crecimiento, los resultados serán mediocres o incluso escasos.
¿Qué tenían en común Arnold, Zane, Oliva, Draper, Ferrigno, Haney, etcétera? Además de ser los protagonistas de la considerada época dorada del culturismo, la llamada vieja escuela, pues que también solían entrenarse empleando los músculos antagonistas.
Si queréis alcanzar un nivel de desarrollo superior al actual, tendréis que hacer algo distinto de lo que hacéis. Os proponemos un método que os proporcionará más fuerza y volumen que ninguna otra cosa que hayáis probado nunca.
¿Os habéis preguntado por qué algunos de los ejercicios más famosos de hace unas décadas no se practican ya en los gimnasios? Sencillamente porque son duros, algunos muy, muy duros.