Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
 
 

Grasas


Puede que no sepáis que existen grasas buenas y hasta esenciales, es decir que el organismo las necesita imperativamente para funcionar correctamente. Las grasas buenas no sólo os mantendrán saludables, sino que pueden incluso acentuar la reducción de grasa corporal.



La obesidad es una enfermedad crónica que afecta a más de un tercio de la población adulta en Estados Unidos y que avanza a un ritmo acelerado en otros países occidentales. La mitad de la población se pone a dieta en un momento u otro, casi siempre sin buenos resultados.
El colesterol desempeña un importante papel en el funcionamiento del cuerpo humano, en el cual se encuentra como una sustancia muy similar a la grasa.
Seguramente habréis oído mucho últimamente de grasas buenas y malas, pero sobre todo que los ácidos grasos trans son muy dañinos para la salud. Como posiblemente no entendáis lo más mínimo de química, hemos pensado que sería bueno arrojar algo de luz sobre este tema.
Todo culturista que se machaca en el gimnasio busca alcanzar dos objetivos para conseguir la transformación corporal: adquirir la máxima cantidad de músculo, al tiempo que reducir todo lo posible el coeficiente de grasa.
Las grasas tienen tan mala reputación que todo el mundo trata de evitarlas como si fueran la peste.
Las semillas de lino contienen un poco más de un gramo de fibra por cada cuatro gramos de semillas (168 gramos de semillas de lino proporcionan 46 de fibra).
Es importante saber que existen grasas buenas y malas, por eso hay que saber distinguir entre unas y otras.
El ácido linoléico conjugado forma en realidad parte de la familia de los ácidos grasos Omega 6.
Algunos de los nuevos adeptos al músculo piensan que para recortarse deben eliminar toda la grasa de la alimentación. ¡No es así!
En cuestión de perder grasa corporal muchos están confundidos, pues creen que tienen que eliminar la grasa de su alimentación.