Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Según un reciente estudio, algunos tipos de probióticos pueden ayudar a perder peso, dentro del marco de una dieta de adelgazamiento.
En concreto el estudio de referencia publicado en el British Journal of Nutrition se efectuó para determinar si el consumo de probióticos podría ayudar a restablecer el equilibrio de la flora microbiana intestinal para promover un mejor control del peso corporal entre las mujeres que siguen una dieta de adelgazamiento.
De hecho los investigadores ya habían constatado en estudios previos que la flora intestinal entre las personas obesas difiere de las delgadas, deduciendo que probablemente la dieta alta en grasa y baja en fibra favorece un tipo de bacterias a expensas de otros tipos.
En este experimento se usaron 125 hombres y mujeres con sobrepeso a los cuales se sometió a una dieta adelgazante de 12 semanas, seguidas de otras 12 para mantener el nuevo peso.
Durante todo el estudio, la mitad de los participantes recibió dos pastillas diarias conteniendo probióticos (lactobacillus rhamnosus) mientras que la otra mitad recibió un placebo.
Al cabo de las 12 semanas se observó una pérdida media de peso de 4,4 kilos en las mujeres que recibieron los probióticos, y de 2,6kg en el grupo del placebo. Curiosamente, no observaron diferencia en la pérdida de peso entre los hombres que recibieron o no el placebo.
Después de las primeras 12 semanas de dieta, las mujeres que consumieron los probióticos siguieron perdiendo algo de peso para acabar el periodo de manteniendo de 12 semanas (24 en total) con una pérdida media de 5,2kg, mientras que el grupo placebo no experimentó mayor reducción en la fase de mantenimiento, con lo cual al final el grupo que recibió la bacteria perdió el doble de peso que el que obtuvo el placebo.
Los investigadores no entienden porqué los hombres no experimentaron la misma diferencia de pérdida de peso que las mujeres. También destacan que estos resultados probablemente pueden obtenerse con otros tipos de probióticos, pero el lactobacillus rhamnosus es uno frecuentemente empleado en los yogures comunes.

137