Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

UNA GRASA QUE COMBATE LA ADIPOSIDAD Y PRESERVA EL TEJIDO MUSCULAR

Por Xavier Fox

¿Cuánto dinero os gastáis en suplementos para construir músculo?

Luego, vais e invertís aún más dinero en suplementos para quemar grasa. Pues bien, amigos, podéis reservar vuestro dinero para un solo producto y conseguir ambos objetivos.

Y no únicamente eso, sino que podéis obtener un buen antioxidante sin necesidad de comprar ningún otro más que el que habéis comprado.

Siempre y cuando ese suplemento sea el ácido linoléico conjugado (CLA), podréis obtener los tres beneficios con un único suplemento.

El ácido linoléico conjugado forma en realidad parte de  la familia de los ácidos grasos Omega 6. Los científicos primero lo descubrieron en la Universidad de Wisconsin, EEUU, dónde estaban realizando una investigación sobre agentes para combatir el cáncer. El CLA fue descubierto como un componente de la ternera, la leche entera y la mantequilla. Es importante saber qué alimentos lo contienen, porque en cierto sentido es como los aminoácidos esenciales, puesto que tenéis que comer alimentos que lo contengan para que podáis disponer de él, ya que el cuerpo no puede fabricarlo naturalmente a partir de otras sustancias. Si no lo coméis directamente, no podréis disponer de él en absoluto.

Un hecho interesante es que la cantidad de CLA que presenta la ternera ha ido disminuyendo con los años. Debido a que los ganaderos han cambiado la forma en que crían al ganado y éste ya no se alimenta únicamente de hierba y de pastos, que es para lo que ha nacido, los estudios han puesto de manifiesto que la cantidad de CLA que se encuentra en la carne de ternera y en la leche entera ha decrecido tanto como dos tercios (66%), es decir que ahora apenas contiene un tercio de lo que contenía.

El ácido linoléico escasea cada vez más en la naturaleza

La hierba contiene aceites que presentan ácidos grasos omega 3 en abundancia, por eso las vacas que son alimentadas únicamente con hierba contienen grandes cantidades de CLA en su carne y leche. En nuestros días, los ganaderos realizan cualquier recorte que puedan para ahorrar dinero y alimentan artificialmente al ganado, así que actualmente no obtienen tanta hierba como en el pasado y por consiguiente los animales son deficientes en CLA en comparación con sus anteriores hermanos.

Sin embargo, no estéis preocupados, porque no es necesario comer ternera criada con pastos o beber leche entera para obtener el CLA ya que existe en forma de suplemento. Os ahorraréis un montón de calorías extra y de ingestión de grasa y dispondréis de un suplemento que es un auténtico portento.

El CLA reduce el coeficiente graso

La organización que ha publicado alguna investigación sobre el CLA es el Journal of Nutrition. Esta publicación científica ha difundido artículos que muestran cómo el CLA mejora el metabolismo y provoca directamente la reducción de la grasa corporal.

Ah, sí, también descubrieron en sus estudios que el ácido linoléico conjugado posee asimismo propiedades que preservan el tejido muscular. En un estudio que se usó de referencia, los sujetos de la prueba que recibieron CLA experimentaron una reducción media de la grasa corporal de más de tres kilos que el grupo que recibió el placebo. Los científicos descubrieron que los individuos que consumieron diariamente 3,4 gramos de CLA al día experimentaron una reducción de su coeficiente graso. No solamente eso, sino que la reducción de la grasa corporal se producía normalmente en la zona abdominal.

¿Cómo se produce esto? El CLA funciona reduciendo la producción de una enzima llamada lipoproteína lipasa que es la responsable de transportar la grasa de la circulación y de almacenarla. Puesto que el cuerpo es menos eficiente en guardarla, la grasa acaba siendo quemada para producir energía o degradada para otros menesteres, tales como ser excretada del cuerpo. Además, el CLA en realidad es capaz de reducir el tamaño de las células grasas.

Hay dos formas de ponerse gordo. La primera es mediante el aumento del tamaño de las células grasas y la segunda es por medio del incremento en la producción del número de éstas. En cualquier caso os pondréis más gordos que nunca y eso es algo inaceptable para los lectores de Bodyfitness’ MuscleShow. Por suerte para nosotros, los estudios científicos han mostrado evidencias de que el CLA evita la formación de nuevas células grasas y al mismo tiempo ha puesto de manifiesto que disminuye el volumen de las que ya tenéis, así que en realidad este suplemento logra incrementar el ratio del músculo contra la grasa. ¿Acaso no es justamente por eso por lo que os estáis machacando en el gimnasio?
Si leéis regularmente esta revista, entonces probablemente ya habréis leído bastante acerca de la insulina. Otra forma en que el CLA ayuda a rebajar el coeficiente graso es por su capacidad de reducir la sensibilidad a la insulina.

El CLA incentiva ciertas enzimas para que funcionen como transportadores de glucosa y la introduzcan en las células, que es dónde debe estar de tal forma que los niveles de azúcar en sangre permanezcan bajos y eso mantenga a su vez los de insulina controlados. Eso es una cosa muy buena, porque sois mucho más proclives a ganar tejido adiposo cuando los niveles de insulina están constantemente elevados. Al transportar la glucosa al interior de la célula el CLA ayuda a incentivar el uso de los azúcares de la circulación para quemarlos en la producción de energía en lugar de almacenarlos como grasa. En otras palabras, que el cuerpo pone a trabajar esos hidratos de carbono en lugar de que acaben almacenados alrededor de la cintura.

El CLA incentiva la ganancia muscular

El CLA activa el metabolismo, pero no lo hace hasta el punto en el que el cuerpo se vuelva catabólico y destruya el tejido muscular. En realidad, el ácido linoléico conjugado contrarresta el catabolismo.

Existen momentos en los que las acciones catabólicas (destructoras del músculo) en el cuerpo van más rápido que los sistemas anabólicos (constructores de músculo). El CLA funciona para mantener un equilibrio entre ambos procesos, de manera que el músculo se preserva. Otra forma en que el CLA funciona para preservar el tejido muscular es al colaborar con el sistema inmune. En ocasiones en que el sistema inmune es requerido para entrar en acción, a veces tiene que actuar profundamente y necesita ayuda. Entonces consigue esa ayuda degradando proteína para obtener más nutrientes a fin de combatir lo que sea que lo haya activado (por ejemplo, las infecciones o el estrés).

El CLA ayuda al sistema inmune a funcionar más eficientemente de forma que su proceso requiera mucha menos proteína para realizar las mismas funciones. Entonces, vuestro cuerpo será capaz de utilizar esas proteínas en su lugar para construir nuevo músculo. Ese nuevo músculo hará que vuestro metabolismo funcione incluso más rápido, puesto que al poseer más músculo vuestro ritmo metabólico en descanso se incrementa.

El CLA refuerza el sistema inmune

Y puesto que estamos en el tema del sistema inmune, ha habido un par de estudios sobre el uso del CLA y del sistema inmune que pueden ser de vuestro interés.

Estos estudios pusieron de manifiesto que el CLA ha demostrado que acelera la fabricación de células inmunitarias clave. Un estudio incluía a pollos que se alimentaron con una dieta enriquecida con CLA y éstos desarrollaron un sistema inmune mucho más fuerte que el grupo placebo. Un dato realmente sorprendente también es que a los animales se les administró agentes catabólicos y los que habían sido alimentados con CLA no mostraron un estancamiento en su desarrollo como sí sucedió con el grupo de control.

Para poner incluso más a prueba el sistema inmune con el empleo del CLA se llevó a cabo otro estudio con ratones. Puesto que el sistema inmune se debilita con la edad, los investigadores quisieron poner a prueba tanto a los ratones jóvenes como a los viejos a las reacciones de su sistema inmune ante el CLA. Pudieron comprobar que los ratones viejos tenían una respuesta a los agentes supresores del sistema inmune tan fuerte como los ratones jóvenes. El estudio demostró que usando el CLA se puede mantener la respuesta inmune sólida incluso cuando ya no se es joven. En otras palabras, el CLA os ayudará a manteneros más saludables durante vuestras actividades diarias además de permitiros combatir el estrés. Así podréis pasar más tiempo en el gimnasio entrenando duro, en lugar de estar fatigados o enfermos.

Los antioxidantes preservan el tejido muscular y evitan su pérdida.

Una de las razones por las que el CLA es capaz de mejorar las capacidades del sistema inmune es porque es un poderoso antioxidante. Hablando de antioxidantes, éstos son lo que nuestros cuerpos emplean para combatir los radicales libres. Resulta que muchos radicales libres son creados en las mitocondrias, que son las plantas generadoras de energía del cuerpo. Si se deja que caigan víctimas del daño de los radicales libres, dejarán de funcionar para generar la energía para vuestros entrenamientos. Los radicales libres también son creados en el ADN. Si el ADN es alterado y no funciona como debiera, entonces el cuerpo no puede transportar la información genética necesaria para las funciones celulares, incluyendo la fabricación de las proteínas necesarias para la reparación y mantenimiento del tejido. Si vuestros sistemas no pueden producir proteínas correctamente, entonces no seréis capaces de reparar y construir tejido muscular de forma eficaz.

Pues bien, entrenarse intensamente con pesas acelera la formación de radicales libres. Crear continuamente radicales libres en el cuerpo puede producir mucho daño si no hay los suficientes antioxidantes para mantenerlos a raya. Puesto que el CLA es un poderoso antioxidante, tiene la capacidad de donar uno de sus electrones de la capa externa al radical libre para convertirlo en una sustancia estable que deje de causar daño. No sólo eso, sino que el CLA en sí mismo permanece estable y es capaz de seguir realizando sus funciones a pesar de haber cedido un electrón.
El CLA que toméis donará felizmente electrones para detener la creación de radicales libres y mantener vuestro cuerpo fuera del estado caótico. Imaginad si vuestro organismo sigue produciendo radicales libres y no hacéis nada por detener el proceso. Conforme los radicales libres sigan robando electrones de los demás, más y más moléculas se verían afectadas. Ya hemos hablado acerca de la susceptibilidad de la mitocondria que controla cuanta energía tenéis, pero pensad en las moléculas que transforman las proteínas en tejido muscular. Si permitís que los radicales libres campen a sus anchas, estaréis inhibiendo vuestra capacidad para crecer. Tampoco os recuperaréis bien si los aminoácidos y las mitocondrias no funcionan correctamente. Así que esteréis entrenando tan duro como podéis, solamente para acabar más pequeños y débiles. Os sentiréis cansados todo el tiempo y podéis acabar decepcionados hasta tal punto que decidáis abandonar, todo simplemente porque no disponéis de algo tan simple como un buen antioxidante en vuestro arsenal.

Mejor proporción del colesterol con el CLA

La última gran propiedad del CLA es su capacidad para combatir el colesterol LDL (el malo). Los científicos han realizado estudios sobre el CLA y han documentado cómo los sujetos que lo utilizaban presentaban menores concentraciones de colesterol LDL y mayores del colesterol HDL (el bueno). Eso significa que si usáis el CLA tendréis menos probabilidades de que se forme placa en las arterias y de que la sangre pueda fluir mucho más fácilmente. Pensadlo un momento, si puede circular más sangre por el cuerpo debido a que las arterias están más abiertas, entonces también podrán llegar más nutrientes y oxígeno a los músculos durante los entrenamientos. Esto significa una recuperación más rápida y mayor capacidad para entrenar más duro. También significa que pueden llegar más nutrientes a los músculos, lo que permitirá que éstos se desarrollen más y a un ritmo más rápido.

El CLA: Un suplemento indispensable

El ácido linoléico conjugado es un suplemento que todos los culturistas deberían incluir en su arsenal y tener un lugar fijo en sus armarios.

Además de proporcionar más energía, quemar más grasa y preservar el tejido muscular, el CLA ayudará al sistema inmune a permanecer fuerte y a luchar contra la formación del colesterol LDL (malo) al mismo tiempo.

Un suplemento que puede realizar un espectro tan amplio de acciones beneficiosas, no debería ser ignorado.

Sacad ventaja de las propiedades que este maravilloso suplemento puede proporcionaros y veréis como vuestros progresos se aceleran.