Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

LA NUEVA TECNOLOGÍA FARMACÉUTICA APLICADA A LOS SUPLEMENTOS

Por Al Wilson

Como culturistas estáis siempre abiertos a aprender todo cuanto sea posible acerca de las más modernas técnicas de entrenamiento y sobre nutrición a fin de poder desarrollar la musculatura a su máximo potencial.

De la misma manera estáis atentos a los últimos suplementos aparecidos en el mercado, por si éstos pudiesen suponer una ayuda extra para fomentar o acelerar el crecimiento.

Tenemos una buena noticia, la incorporación del sistema de efervescencia puede multiplicar la eficacia de algunos suplementos y hacerlos mucho más efectivos.

La lucha por llevar los músculos a su límite de crecimiento no cesa nunca entre los culturistas y éstos siempre están a la búsqueda de ayudas y de atajos que puedan conducirles a su objetivo.

En ese sentido el primer requisito es ahondar en los sistemas de entrenamiento para descubrir qué método puede impulsar la hipertrofia, sabiendo, como todos los que tienen cierta experiencia saben, que de todas formas no existe un método que funcione siempre, porque tarde o temprano el cuerpo acaba adaptándose a los estímulos y dejará de responder creciendo.

Por eso el tema del ejercicio puede ser uno infinito, que no tiene fin, puesto que cuando un protocolo de entrenamiento deja de funcionar hay que pasar a otro diferente que por la novedad constituirá un revulsivo para los músculos, pero más pronto o más tarde éste a su vez dejará de producir resultados, porque dejará de constituir un revulsivo. Lo interesante es que entonces podréis regresar al método inicial que después de no haberse puesto en práctica durante un cierto tiempo volverá a constituir un revulsivo y ahora de nuevo volverá a producir resultados. Otras veces bastará con modificar algún parámetro de un sistema de entrenamiento que ha dejado de generar ganancias para que vuelva a hacerlo, por ejemplo variando al alza o a la baja los repeticiones, el peso o el número de series, etcétera.

En definitiva, que el culturista puede pasar toda su vida alterando su forma de entrenar con el objetivo de mantener evolucionando sus progresos y en ese contexto puede llegar a innovar o a probar formas novedosas o incluso poco convencionales de trabajar los músculos.

En cambio, en el tema nutricional no hay nada nuevo bajo el sol, puesto que los alimentos son los que son y conviene además mantenerse con los integrales y no procesados, así que cuanto más estén en su origen primario mejor, puesto que el procesamiento desvirtúa sus propiedades y contenidos nutricionales.

En este aspecto el culturista ha de descubrir cómo reacciona a ciertos alimentos y cuándo consumirlos, así como en qué cantidades. Eso no significa descubrir nuevos alimentos, sino averiguar cómo sacar el máximo provecho a los tradicionales de toda la vida y llegar a conocer en qué proporciones usar los macronutrientes, en qué cantidades y en qué momentos concretos.

En cambio, hay un tercer factor que puede influir notablemente en el crecimiento muscular y éste sí que está estrechamente vinculado a los avances de la ciencia. Se trata de los suplementos.

Existen cada vez nuevos suplementos y nutrientes que añadidos a la dieta culturista pueden suponer un salto muy cuantitativo en las capacidades de recuperación, de regeneración y hasta de crecimiento.

Además de surgir nuevas moléculas y con ellas flamantes suplementos, también gracias a los estudios y a la incorporación de sistemas de producción puramente farmacéuticos se pueden encontrar vías de administración más tecnológicamente activas que multiplican la eficacia de los suplementos convencionales.

Lo último en tecnología farmacéutica aplicado a los suplementos es la efervescencia, gracias a la cual podéis acelerar y profundizar vuestro desarrollo muscular.

La efervescencia y sus ventajas

Hasta ahora la administración de productos efervescente era patrimonio exclusivo de los fármacos, que cuando pasan un medicamento a efervescente lo hacen para aumentar su absorción, elevar su eficacia y sortear algunos problemas que la administración oral supone en el caso de ciertos principios activos.

El vehículo efervescente presenta innumerables ventajas sobre otras formas de administración oral, porque una vez producido, el polvo resultante de la mezcla de los excipientes involucrados y los principios activos puede ser fácilmente incorporado en sobres o botes con protección a la luz y la humedad, siendo una forma altamente estable, y comparativamente más preservada de interacciones con el medio externo que las formas tradicionales utilizadas en farmacia de manipulación, como por ejemplo las cápsulas o los comprimidos.

Los estudios demuestran que los principios activos que se administran mediante cápsulas y comprimidos no siempre llegan a la circulación, porque la mayor parte se pierde en el sistema gastrointestinal, dónde un gran número de moléculas no pueden mantenerse intactos en el entorno ácido del pH del estómago.

He aquí una lista de las ventajas que supone la posología efervescente:

Mejor Complacencia del Usuario

En medicina el paciente muchas veces prefiere utilizar una forma de administración que no recuerde a un medicamento, y que resulte apetecible y agradable. La forma efervescente se presta muy bien a esta necesidad, puesto que el producto efervescente permite la administración de ingredientes que parecen un refresco agradable, enmascarando el amargor de muchas moléculas activas.

Palatabilidad

Un producto efervescente puede proveer un sabor adecuado a cualquier compuesto, incluso en varias opciones de distintos sabores. Debido a que la solución carbonatada y la liberación de CO2 enmascaran sabores salinos y amargos, es posible tomar en forma oral ingredientes de lo más desagradables para el paladar y además hacerlo en dosis suficientes como para promover ciertos aspectos fisiológicos.

Dosis

La forma efervescente posibilita trabajar con dosis elevadas de principios activos, que en cambio deberían ser limitadas bajo otras formas por el volumen de cápsulas que serían necesarias o el tamaño de los comprimidos. En cambio, existe disponibilidad de dosis efervescentes con capacidad de hasta 10g o hasta más incluso, logrando así efectos bastante más profundos y eficaces. Es decir que es posible consumir mayor cantidad de componentes activos en forma efervescente que de otro modo y por tanto obtener mejor resultados.

Amplia Tolerancia y Fácil Administración

Se ha comprobado que gracias a la efervescencia muchas moléculas de difícil estabilidad y absorción en otras formas de administración son mucho mejor toleradas gracias a este vehículo efervescente, que además es de fácil administración, puesto que resulta muy cómodo beber un líquido que transporta los ingredientes activos en lugar de tener que engullir numerosas cápsulas o comprimidos o incluso una bebida sin el componente de efervescencia.

Disolución Rápida

La forma efervescente ofrece una disolución más rápida, cuando el gas generado en el fondo del vaso donde es disuelto sube y produce un mini torbellino, tras agitar el líquido, se aumenta sustancialmente la velocidad de disolución, lo que no ocurre con polvos sin efervescencia. Consecuentemente la efervescencia facilita una más rápida absorción, veloz llegada a la circulación de los principios activos y una acción más profunda, lo que equivale a producir progresos más importantes, porque se obtiene un mayor efecto.

Mejor Absorción

Al generar un producto final con efervescencia, una buena formulación efervescente hidroliza y solubiliza prácticamente todo el principio activo, que una vez solubilizado adquiere una velocidad de absorción mucho más rápida y completa. Y por ende al disolverse en agua puede llegar más rápido al torrente sanguíneo y de ahí a las células dónde llevará a cabo sus acciones terapéuticas o en este caso regeneradoras y activadoras.

El bicarbonato y el citrato sódico

El bicarbonato y el citrato sódico que contiene la fórmula efervescente proporcionan un efecto antiácido, que no afecta a las células estomacales. Esto lo hace indicado para todos aquellos que sufren debilidades gástricas, hasta tal punto que cuanto más se usan suplementos efervescentes, mayor es la fortaleza y estabilidad estomacal.

Además, numerosos estudios han demostrado que la transportación en forma efervescente da mayor estabilidad a muchas moléculas que de otra forma son degradadas e inactivadas en el entorno muy ácido del estómago con un pH muy bajo, mientras en forma efervescente el bicarbonato como uno de los ingredientes alcalino principales de la efervescencia evita la degradación de numerosos principios activos que de otro modo se verían expulsadas sin absorber.

Ahorra al organismo el tiempo necesario para disolver la molécula

Ya que el componente gaseoso “rompe” las partículas en minúsculos tamaños muy fácilmente solubles, eso ahorra el esfuerzo gástrico para degradar los nutrientes y prepararlos para absorberlos. Esto hace que al llegar al estómago, el componente activo sea absorbido rápidamente en el torrente sanguíneo y ejerza sus efectos en el cuerpo con mayor celeridad.

Una vez disociadas las partículas del principio activo, éste no puede volver a cristalizar (puesto que es muy ácido y está en un medio ácido) y por lo tanto depositarse en las mucosas, por ejemplo los aminoácidos que son químicamente ácidos, de tal forma que no se pierde nada del principio activo y se aprovecha en su totalidad, algo que es materialmente imposible lograr bajo otras formas de administración.

Variabilidad en el pH final

Al utilizar diferentes concentraciones de bases carbonatadas y de ácidos orgánicos, es posible modificar el pH final de la solución, de forma que este pH sea compatible con el principio activo transportado en la forma efervescente.

Una nueva era de suplementos

Gracias al sistema de efervescencia ahora es posible multiplicar los efectos de ciertos suplementos que siempre han sido difíciles de rentabilizar anabólicamente hablando, además de por su escasa absorción, por la dificultad de poder utilizarlos en la suficiente cantidad, así como por su inestabilidad química en el entorno gastrointestinal.

Hay algunos suplementos que multiplican sus acciones cuando se toman en forma efervescente, especialmente los aminoácidos, como por ejemplo:

Glutamina

La glutamina es uno de los aminoácidos más útiles y usados por los culturistas, que se suele consumir varias veces al día y en cantidades que van desde los 5 a 10 gramos por dosis.

Sus efectos favorables van desde fomentar la síntesis de proteína, elevar el nivel de nitrógeno, contrarrestar los efectos catabólicos de la hormona catabólica cortisol e incluso impulsar la secreción de hormona del crecimiento.

El problema es que la glutamina muchas veces no llega a la circulación, o lo hace en muy poca cantidad, porque se degrada fácilmente en el entorno ácido del estómago y además constituye una fuente importante de energía para las células del intestino, en cambio se ha comprobado que cuando se ingiere en forma efervescente prácticamente la totalidad de la dosis si llega a la sangre.

BCAA

Los aminoácidos ramificados BCAA (leucina, isoleucina y valina) son posiblemente los más utilizados por los culturistas, puesto que éstos se metabolizan directamente en el músculo, acentúan las acciones anabólicas y evitan los procesos catabólicos, porque justamente cuando se degrada la masa muscular es debido a que el organismo destruye los aminoácidos ramificados que componen los músculos y al hacerlo se pierde tejido muscular.

Estos aminoácidos son muy difíciles de consumir en líquido por su mal sabor y puesto que se necesitan en cantidades importantes, si se consumen en cápsulas hay que ingerir un gran número.

Usando el vehículo efervescente es posible asegurar mediante un sabor agradable un aporte suficiente, una absorción completa y una acción muy rápida.

Fórmulas mixtas de pre-entrenamiento

Otras combinaciones de ingredientes que pueden beneficiarse en gran medida de los medios de efervescencia son las diversas combinaciones de diferentes aminoácidos y otros compuestos que potencian el rendimiento en el gimnasio, como la citrulina que favorece la producción de óxido nítrico y la vasodilatación, una acción que mejora el riego sanguíneo y la generación de intensidad. La taurina es un aminoácido que promueve la energía y retrasa la aparición de la fatiga.

Las vitaminas y la cafeína también con principios activos que aumentan muy sustancialmente su potencia y capacidad de acción cuando se administran en forma efervescente.

Pensad que el fármaco más usado mundialmente es el ácido acetilsalicílico (conocido popularmente bajo la marca comercial Aspirina) y que la nueva generación de éste mismo para mejorar su actividad y eficacia no es ni más menos que el mismo pero la forma efervescente, porque los científicos han demostrado que bajo esta forma de administración se tolera mejor, se absorbe más y actúa más profundamente y con mayor celeridad y no causa el daño al estómago que provoca en forma de comprimido.

Por tanto, siempre que os sea posible acceder a un suplemento en forma efervescente, hacedlo, puesto que estaréis varios puntos por encima de su equivalente en forma convencional.