Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

A los culturistas les gusta la carne y la disfrutan especialmente si la pueden cocinar en una barbacoa, pero aunque proporciona un sabor muy agradable a los alimentos, puede llegar a ser malo.
Las altas temperaturas y los subproductos resultado de la grasa en las ascuas son agentes cancerígenos. Pero, tampoco tiréis todavía la barbacoa. Sólo tenéis que introducir ciertas modificaciones en vuestro método de cocina. No chamusquéis la comida porque entonces el riesgo es mayor. En todo caso, si habéis asado demasiado el pollo o el pescado, quitadle la piel. El secreto está en conseguir unas buenas brasas y evitar a toda costa las llamas, es mejor que la carne se haga lentamente al rescoldo de las brasas que a la furia de las llamas. Añadid algunas hortalizas, como cebollas, pimientos, alcachofas, etcétera, para compensar con sus antioxidantes los efectos de la carne asada.
Podéis usar alimentos que se hagan rápido o precocinadlos previamente para dar sólo el último toque en la barbacoa.
Ya sabéis; no cocinéis mucho los alimentos en la parrilla.

IMG_4330