Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe información, dietas, ofertas
 
 
Por:admin el de de

El arroz blanco es uno de los alimentos habituales de las dietas de los entusiastas del ejercicio, del fitness y de los culturistas que lo emplean desde hace décadas especialmente durante las dietas de definición.

Sin embargo, un reciente estudio (British Medical Journal, March 15,2012) asegura que tras estudiar a más de 350.000 personas, descubrió una relación entre aquellas que consumían arroz blanco y la diabetes tipo 2. Ese riesgo era mayor entre aquellos que más arroz blanco comían y además era estable tanto entre los asiáticos que vivían en China como en Japón, así como entre los que vivían en Estados Unidos o Australia.

El factor de riesgo aumentaba un 11% por cada tazón de arroz consumido al día y curiosamente era mayor entre las poblaciones asiáticas que entre las occidentales.

El estudio examinó a individuos durante más de 20 años y ninguno de ellos tenía signos de padecer diabetes al inicio del trabajo.

El arroz constituye un excelente hidrato de carbono, pero el integral no supone ningún riesgo de ningún tipo, porque contiene toda su fibra y no produce una elevación súbita de la insulina.

Por consiguiente, elegir el arroz integral en lugar del blanco es la mejor solución para evitar problemas de salud, como la diabetes tipo 2, pero también para lograr una mejor definición, puesto que los excesos de insulina además de no ser saludables generan adiposidad.