Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

EL ANABÓLICO NATURAL MÁS PODEROSO

Por Michael Sabaces

Numerosos estudios científicos están confirmando una y otra vez que el aminoácido leucina tiene propiedades anabólicas de gran calado y bien empleado puede rivalizar incluso con algunos agentes químicos para incentivar el desarrollo muscular de forma sana y segura.

Si realmente sois serios acerca de alcanzar vuestro máximo potencial de crecimiento, debéis contar con la leucina en vuestro arsenal de suplementos.

La proteína es esencial para la vida, por eso su nombre proviene del griego proteus, que significa de primera necesidad. La proteína es la molécula que da origen a todas las estructuras y sustancias químicas del organismo. Desde las enzimas, coenzimas y muchas hormonas son distintos tipos de proteínas, además todas las estructuras del organismo, desde el cabello, los órganos, vasos sanguíneos, los músculos, etcétera, no son otra cosa que distintos tipos de proteínas. Pero éstas están formadas por sus constituyentes, los aminoácidos, que son en realidad los artífices de las acciones de las proteínas.

Básicamente, las proteínas no son sino una conglomeración de aminoácidos que una vez las primeras se digieren, éstos se liberan en la circulación. En otras palabras, nosotros no podemos asimilar directamente la proteína, que es como una piña formada de piñones, lo que hacemos es digerir esa piña o molécula grande (proteína) y la dividimos en otras más pequeñas, los piñones (aminoácidos) que son los que absorbemos y luego el cuerpo a su vez volverá a formar distintos tipos de proteínas orgánicas (tejidos, vasos, órganos, enzimas y hormonas, etc) de distintas características y diferentes configuraciones de aminoácidos específicos.

Los aminoácidos que forman las proteínas de la dieta están divididos en dos tipos, los esenciales y no esenciales. Eso es así porque hay unos que el cuerpo no sabe cómo fabricar por sí mismo (esenciales) y tienen que estar presentes en las proteína que ingiramos. Por el contrario los no esenciales, no importa que no estén en las proteínas de los alimentos porque el cuerpo los puede fabricar a voluntad en función de sus necesidades.

A pesar de que existen nueve aminoácidos esenciales, en concreto tres, los ramificados, conocidos popularmente como BCAA (de sus siglas en inglés Branched Chain Amino Acids), o sea la leucina, la isoleucina y la valina, son más importantes para la construcción de músculo que el resto porque suponen un tercio de la proteína muscular y los únicos que se metabolizan directamente en el tejido muscular y no en el hígado como el resto.

Los estudios indican que tomar suplementos de BCAA ralentiza el catabolismo (destrucción) durante el ejercicio e incentiva el anabolismo (construcción) durante la recuperación. De todos los aminoácidos ramificados, la leucina es el que más destaca porque se oxida a mayor ritmo durante el ejercicio.

Los investigadores afirman que tomar aminoácidos ramificados enriquecidos con el doble de cantidad de leucina (con una proporción de 2:1:1, leucina: isoleucina: valina) tiene un efecto más anabólico que consumir la misma cantidad de cada aminoácido y por ello se han realizado varias investigaciones sobre el potencial anabólico de la leucina por sí sola para averiguar hasta dónde llega su poder.

La leucina se destaca por si sola

Ante una situación de estrés físico o de sobreesfuerzo, el cuerpo puede muy fácilmente transformar la leucina en glucosa, con la consiguiente caída de sus niveles intramusculares, y cuando eso ocurre el músculo de destruye por esa acción catabólica. De hecho, se ha podido comprobar como su nivel en sangre desciende un 30% durante el entrenamiento de fuerza y entre un 11% y un 33% en las sesiones de ejercicio cardiovascular. Por tanto, es obvio que la cantidad de leucina necesaria es mucho mayor en el caso de los atletas. Las investigaciones indican que tomar 50 miligramos de leucina por kilo de peso corporal al día (unos 5 gramos para un culturista de 100 kilos) evita la disminución de la leucina en sangre durante el entrenamiento intenso. Por ello, tomar este suplemento o una proteína enriquecida con leucina es muy útil para los culturistas.

Las investigaciones indican que la leucina activa el proceso anabólico y participa en la síntesis proteica. Los BCAA estimulan la generación de proteína en el músculo y las pruebas más recientes apuntan a la leucina como el mediador anabólico en este proceso.

Algunos investigadores sostienen que la actividad anabólica de tres gramos de leucina equivale a 20 de proteína de suero.

La leucina es un activador de la síntesis de la proteína porque aumenta el transporte de mRNA a las células musculares. Esto significa que incrementa la eficiencia de la célula para leer el material genético que fabrica los aminoácidos y las proteínas. Este proceso se produce gracias a la capacidad de la leucina para estimular el complejo mTOR 1, una vía anabólica primaria.

Leucina, un aminoácido indispensable en momentos de gran esfuerzo

El efecto de la leucina es todavía más evidente en condiciones de restricción calórica o de ejercicio intenso. De hecho, los suplementos de aminoácidos enriquecidos con leucina tomados después del entrenamiento de resistencia aumentan la activación mTOR de forma bastante acusada.

Los científicos saben desde hace años que la síntesis proteica aumenta unas tres horas después de comer y las investigaciones recientes en animales indican que tomar un suplemento de leucina en este período de tres horas prolonga ese efecto. Por ello, podemos decir que tomar un suplemento de leucina dentro de los 90 minutos posteriores a la comida de postentrenamiento os servirá para aumentar la síntesis proteica durante la recuperación.

Un estudio sobre el entrenamiento con pesos durante 12 semanas demostró que tomar cuatro gramos de leucina al día aumenta la fuerza un 10% más que si se entrena sin tomar este suplemento.

En otro trabajo, voluntarios que se entrenaban con pesas tomaron 20 gramos de proteína de suero y 6 gramos de leucina durante ocho semanas. Al final del estudio los investigadores comprobaron que mejoró la capacidad de rendimiento de los sujetos de la prueba, además de su masa muscular. En cambio, el grupo placebo no consiguió ningún cambio.

Durante la denominada fase de definición, en que los culturistas buscan acentuar la definición mediante una dieta restrictiva y el aumento de la cantidad de ejercicio, es cuando la leucina puede demostrar más su fuerza anabólica. De hecho, las pruebas científicas indican que en esas circunstancias, cuando el organismo sufre cambios nutricionales drásticos, es cuando la leucina resulta más beneficiosa. Existe una relación directa entre un nivel bajo de leucina en suero y el aumento de la proteólisis (destrucción del tejido muscular para formar glucosa), por lo que varios estudios han investigado el efecto de este aminoácido en revertir la pérdida de músculo. En un trabajo realizado con ratas se demostró que las que están sometidas a una restricción de alimentos experimentan mayor síntesis proteica y mejoran la pérdida de grasa cuando toman leucina.

Más allá de la leucina: Multiplicar sus acciones

El grupo de investigadores de Future Concepts ha venido estudiando desde hace años la leucina y sus acciones naturales de anabolismo y conoce todas sus propiedades. Por eso han creado el LPC-X10, una fórmula absolutamente novedosa de acciones anabólicas de gran calado, que incorpora la leucina. Su fórmula es compleja e incluye aminoácidos en formas químicas poco convencionales, porque se ha descubierto que así se convierten en mensajeros celulares.

Las hormonas actúan como mensajeros químicos que se producen en una glándula, viajan en la sangre e interactúan sobre otras glándulas, tejidos o moléculas, uniéndose a unos receptores concretos, alterando o modificando sustancialmente las acciones de aquellos sustratos sobre los que actúan.

Pero los científicos han descubierto que no sólo las hormonas actúan así, sino que muchas otras sustancias también pueden ejercer funciones de mensajeros químicos, al unirse a ciertos receptores concretos, activando, o desactivando, así como aumentando o disminuyendo ciertas acciones. Ese papel se ha demostrado en algunas formas químicas de algunos aminoácidos.

Además, Future Concepts juega con el papel que desempeñan algunos ácidos que actúan como enlaces polivalentes entre algunos aminoácidos, formando así una molécula distinta de la que son en realidad ambos por separado. Lo cierto es que en la actualidad los hombres de ciencia poseen considerables conocimientos acerca de las acciones de estas sustancias tan relevantes en la química muscular.

Por ejemplo, una de las estrellas del LPC-X10 es la leucina. De hecho, la insulina y la leucina son los dos reguladores clave en la síntesis proteica, pero los estudios han puesto de manifiesto que la leucina por si sola puede incrementar sustancialmente ese proceso. Por otro lado, se sabe que este aminoácido es un fuerte estimulante de la insulina, pero sus acciones anabólicas son incluso mejores, sin efectos negativos ni necesidad de presentar glucemia (subida de azúcar en sangre).

No obstante, el papel que desempeña en los músculos este aminoácido es muy amplio, porque aparte de los distintos trabajos que confirman su relevancia en aumentar la síntesis proteínica, o anabolismo, también mejora el rendimiento de los músculos ante el esfuerzo de alta intensidad. Es tal su importancia en la regeneración y actividad muscular, que se ha descubierto que es el eslabón limitante que impide que los músculos se desarrollen, incluso en presencia de otros aminoácidos y su administración ha permitido mejorar la actividad muscular en las personas mayores.

Pero también se ha observado que el aminoácido básico no atraviesa fácilmente la barrera intestinal, mientras que las formas químicas en forma acetilada, o como un ester del grupo metilo lo hacen siempre, puesto que sortean el tubo gástrico y llegan a la circulación directamente. Por eso el LPC-X10 contiene leucina en forma acetil y metil ester.

Pero con ser poco menos que extraordinarias las propiedades de la leucina, este ergocéutico LPC-X10 incluye otros compuestos realmente excepcionales.

Por ejemplo, otro eje estelar de este ergocéutico son dos moléculas de carnitina de las cuales existen suficientes evidencias científicas de sus acciones anabólicas sin efectos hormonales ni colaterales.

En concreto, el doctor Cavallini y colaboradores realizaron un estudio de seis meses de duración para comparar los efectos de la administración de testosterona undecanoato en comparación con dos nuevas formas químicas de carnitina, la propinol-L-carnitina y la acetil-L-carnitina administradas juntas.

Se escogieron 120 hombres maduros y se formaron tres grupos, uno recibió 160 miligramos diarios de testosterona undecanoato (una de las más populares entre los culturistas), al segundo grupo se le administraron las dos formas de carnitina, sumando dos gramos al día, mientras que al tercer grupo se administró un placebo (sustancia inerte).

Los investigadores centraron su estudio en una serie de variables, enfocadas a la actividad sexual. Descubrieron que tanto la testosterona como las carnitinas mejoraron la función sexual en general, mientras que éstas últimas demostraron producir incluso mejores erecciones que la testosterona. Sí, esa fue la conclusión de los investigadores: esas carnitinas juntas funcionaron mejor en incrementar la erección. Pero además, mientras que la testosterona aumentó significativamente el volumen de la próstata, así como los niveles de testosterona total y libre y redujo la hormona leutinizante en sangre, las carnitinas no. Es decir, que no se observaron efectos secundarios hormonales de ningún tipo con la administración de éstas. La conclusión de este estudio es que tanto la testosterona como las carnitinas juntas eran eficaces para mejorar la disfunción sexual, pero la segunda opción era más segura por la ausencia de efectos secundarios.

Si os estáis preguntando qué tiene que ver la función sexual mejorada con desarrollar músculos más grandes, os diré que una mejora en la erección es sinónimo de mayor abundancia de testosterona y esta hormona posee un efecto anabólico de gran calado, así que si sirven para una cosa, también lo hacen para la otra.

En otro estudio se ha demostrado asimismo que la administración de estas carnitinas aumentaron el número de receptores anabólicos en el tejido muscular. La proliferación de los receptores anabólicos constituye una de las acciones específicas por las que los esteroides aceleran el crecimiento muscular, porque con pocos receptores en los músculos ni siquiera los esteroides producen mucha hipertrofia muscular, así que eso unido a las acciones de la leucina el LPC-X10 proporciona un efecto sinérgico de gran calado.

Cabe destacar que estos efectos no se obtienen con la carnitina convencional, sino con la forma acetilada, como acetilo, que se emplea para mejorar la función cerebral puesto que atraviesa la barrera hematoencefálica y activa varias funciones, entre ellas actúa sobre el eje hipotalámico-pituitárico-testicular, por eso varios estudios han puesto de manifiesto que con su administración se evita el descenso de testosterona en plasma que se suele producir después de una actividad física agotadora, mejorando asimismo su producción.

En este mismo sentido, otro estudio de gran relevancia para el uso de esta sustancia entre los deportistas fue el llevado a cabo por el profesor Bidzinska y su equipo. El objetivo era precisamente entender el papel que puede jugar en el sobreentrenamiento y sus consecuencias sobre los niveles hormonales. Para ello se emplearon dos grupos de ratones machos a los cuales se sometió a una gran tensión física intermitente. Los investigadores emplearon dos tipos de generadores de estrés, nadar en agua fría y el éter sobre las beta-endorfinas centrales, la hormona GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas) y los niveles de testosterona en sangre, así como la respuesta al estrés agudo en animales ya físicamente agotados (como puede suceder en situación de sobreentrenamiento), tratados o no tratados con acetil-L-carnitina. Las situaciones estresantes se aplicaban dos veces al día durante un total de 10 seguidos. Al final del trabajo se pudo comprobar que mientras en el grupo no tratado con acetil-L-carnitina y sometido al agotamiento físico los niveles de testosterona eran muy bajos, en el grupo que recibió este aminoácido no se apreció un descenso de los niveles de testosterona a pesar del agotamiento físico.

Como veis el LCP-X10 contiene elementos suficientes para que mejoréis el rendimiento y los resultados de vuestros esfuerzos se manifiesten en más músculo de calidad. Pero hay más… bastante más.

El LPC-X10 contiene elementos que activan y aceleran la síntesis de nuevos tejidos musculares, pero también incorpora varias sustancias para fomentar el máximo rendimiento muscular de alta intensidad.

En este sentido recoge una nueva molécula que se forma mediante el enlace de glicina y L-arginina monohidroclórida con una sal de ácido alfa cetoisocaproico cálcico (glycine-L-arginine monohydrochloride-alphaketoisocaproic acid calcium (GAKIC)) conocida ya por muchos culturistas y que en varios estudios ha demostrado que puede mejorar la fuerza casi instantáneamentegracias a que evita la acumulación del amoniaco y otros residuos que se forman en el músculo cuando este se ejercita a la máxima intensidad.

Tanto la arginina, como la glicina tienen propiedades muy interesantes para los atletas, cada una por separado, así como el ácido alfa cetoisocaproico, pero al unirse los dos aminoácidos mediante esta sal se forma una molécula de acciones muy notables.

El aminoácido fenilalanina en forma química alfacetoglutarato y también en forma de ester etilo, proporcionan asimismo efectos profundos y singulares.

Para empezar este aminoácido en estas formas químicas eleva el estado de ánimo al estimular el sistema nervioso y la función cognitiva, pero lo más útil para el culturista es que aumenta los niveles de epinefrina, nor-epinefrina y dopamina en la pituitaria anterior, que son tres importantes neurotransmisores necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, lo que favorecerá un elevado rendimiento en el gimnasio y mejor recuperación.

Al final, los culturistas que han probado el LPC X10, 30 minutos antes de entrenar coinciden en señalar que al cabo de unas pocas series, durante la sesión, sienten como una especie de subidón de energía y en lugar de sentirse más cansados se sienten más fuertes, más congestionados y con más ganas de entrenar y de mover más peso. Es como una bomba de reloj que aumenta conforme pasan los minutos y uno se ejercita más y más. Durante la sesión se va a más, en lugar de a menos, como sucede normalmente, pero sin acelerones, sin palpitaciones, ni nerviosismo, porque carece de estimulantes tipo cafeína o efedrina.

Además de activar la liberación de testosterona, estimula la creación y sensibilización de los receptores anabólicos del tejido de los músculos.

Si lo probáis quedaréis impresionados por las sensaciones y por los resultados… ¡pero solo si os entrenáis duro!

El poder de la leucina

No son pocos los que ya denominan al aminoácido leucina como el anabólico natural más poderoso conocido hasta ahora y a vista de los estudios y de los resultados no parece que exageren lo más mínimo.

Después de numerosos trabajos muy serios sabemos a ciencia cierta que la leucina posee propiedades anabólicas, anticatabólicas y hasta puede ayudar a perder grasa.

Si sois serios en alcanzar vuestro máximo potencial natural, haréis bien en tener siempre a mano unas cápsulas de leucina para reforzar el valor anabólico de vuestras comidas o suplementos.

Y si queréis ir más lejos todavía, entonces probad el LPC-X10 de Future Concepts y entraréis automáticamente en otro nivel superior.

Bibliografía:

  • Iwanaka N et al. ‘Leucine modulates contraction- and insulin-stimulated glucose transport and upstream signaling events in rat skeletal muscle’. J Appl Physiol. 2010 Feb; 108(2): 274–82. Epub 2009 Nov 25.
  • Ispoglou T, et al. ‘Daily L-leucine supplementation in novice trainees during a 12-week weight training program’. Int J Sports Physiol Perform. 2011 Mar; 6(1): 38–50.
  • Nelson AR, et al. ‘A Protein-Leucine Supplement Increases BCAA and Nitrogen Turnover but not Performance’. Med Sci Sports Exerc. 2011 Jun 16. [Epub ahead of print]
  • Pasiakos SM, McClung JP. ‘Supplemental dietary leucine and the skeletal muscle anabolic response to essential amino acids’. Nutr Rev. 2011 Sep; 69(9):550–7. doi: 10.1111/j.1753-4887.2011.00420.x.
  • Urschel KL, et al. ‘Effects of leucine or whey protein addition to an oral glucose solution on serum insulin, plasma glucose and plasma amino acid responses in horses at rest and following exercise’. Equine Vet J. 2010 Nov; 42 Suppl 38:347–54. doi: 10.1111/j.2042-3306.2010.00179.x.
  • Jitomir J, Willoughby DS. ‘Leucine for retention of lean mass on a hypocaloric diet’. J Med Food. 2008 Dec; 11(4):606–9.
  • Wilson GJ, et al. ‘Leucine or carbohydrate supplementation reduces AMPK and eEF2 phosphorylation and extends postprandial muscle protein synthesis in rats’. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2011 Sep 13. [Epub ahead of print]
  • Walker TB, et al. ‘The influence of 8 weeks of whey-protein and leucine supplementation on physical and cognitive performance’. Int J Sport Nutr Exerc Metab. 2010 Oct; 20(5):409–17.
  • Gran P, Cameron-Smith D. ‘The actions of exogenous leucine on mTOR signalling and amino acid transporters in human myotubes’. BMC Physiol. 2011 Jun 25; 11:10.
  • Li F, et al. ‘Leucine nutrition in animals and humans: mTOR signaling and beyond’. Amino Acids. 2011 Jul 20. [Epub ahead of print]
  • Norton, L.E., and Layman, D.K. (2006). Leucine regulates translation initiation of protein synthesis in skeletal muscle after exercise. J Nutr. 136:533S-537S.
  • Lang, C.H. (2006). Elevated plasma free fatty acids decrease basal protein synthesis but not the anabolic effect of leucine in skeletal muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab. (en fase de publicación).
  • Koopman, R., et al. (2005). Combined ingestion of protein and free leucine with carbohydrates increases postexercise muscle protein synthesis in vivo in male subjects. Am J Physiol Endocrinol Metab. 288:E645-53.
  • Alvestrand A, Hagenfeld L., Merli M, Oureshi A, Erikson LS. (1990). Influence of leucine infusion on intracellular amino acids in humans. Eur J Clin Invest. 20(3):293-8.
  • Blomstrand E, Newsholme EA. (1992). Effect of branched-chain amino acid supplementation on the exercise induced change in aromatic amino acid concentration in human muscle. Acta Physiol Scand.146:293-298.
  • Crowe, M.J., and Bowden, B-F. (2005). Effects of dietary leucine supplementation on exercise performance. Eur J Appl Physiol. Published online, October 2005. 1-9-
  • Katsanos, C.S., et al. (2006) A high proportion of leucine is required for optimal stimulation of the rate of muscle protein synthesis by essential amino acids in the elderly. Am J Physiol Endocrinol Metab. (en fase de publicación).
  • Cavalline, G., et al. (2004). Carnitine versus androgen administration in the treatment of sexual dysfunction, depressed mood, and fatigue associated with male aging. Urology. 63:641-646.
  • Ratamess, N.A., Kraemer, W.J., et al. (2005). Androgen receptor content following heavy resistance exercise in men. J Steroid Biochem Mol Bio. 93(1):35-42.
  • Palmero S, Leone M, Prati M, Costa M, Messeni Leone M, Fugaza E, De Cecco L. (1990). The effect of L-acetylcarnitine on some reproductive functions in the oligoasthenoscopermic rat. Horm Metabc Res. 22(12):622-6.
  • Bidzinska, B., et al. (1993). Effect of different chronic intermittent stressors and acetyl-l-carnitine on hypothalamic beta-endorphin and GnRH and on plasma testosterone levels in male rats. Neuroendocrinology. 57:985-990.
  • Stevens, B., et al. (2000). Med &Sci in Sports & Exer. 32(12):2120.