Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe información, dietas, ofertas
 
 
Por:admin el de de

El zumo de granada ya cuenta con cierta popularidad porque varios estudios han demostrado que favorece la producción de óxido nítrico, pero ahora se ha publicado recientemente un estudio (Evidence Based Complementary and Alternative Medicine, Published online April, 2013) en el que se ha puesto de manifiesto que el jugo de granada puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata y ralentizar su crecimiento en las primeras fases de la enfermedad.

La granada contiene unos poderosos antioxidantes llamados polifenoles (epigalocatequina galato o EGCG) que protegen contra el cáncer, la enfermedad cardiaca y la embolia.

Investigadores de la Universidad de California, concluyeron que la granada muestra un gran potencial para el tratamiento de la disfunción eréctil (gracias a la producción de óxido nítrico), así como para combatir el agrandamiento de la próstata y el cáncer de próstata. En los hombres afectados de cáncer de próstata el antígeno específico de esta glándula, el PSA, aumenta rápidamente conforme la enfermedad progresa. Con la administración de jugo de granada los niveles de PSA se redujeron y también se redujo el tamaño del tumor. Los pacientes con problemas de erección también mejoraron con la granada.

El vino tinto y el té verde son otras dos buenas fuentes de polifenoles, por tanto pueden funcionar de forma sinérgica con la granada.