Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

SIN DESTRUIR EL MÚSCULO…
AHORA YA ES POSIBLE Y FÁCIL

Por Jim Taylor

El universo del culturista gira en torno a dos objetivos concretos: crear tanta masa muscular como sea posible y reducir los niveles de grasa corporal al mínimo.

Ahora según unos estudios recientes, parece ser que un extracto vegetal puede al mismo tiempo acelerar la eliminación del tejido adiposo y preservar e incluso aumentar el tejido muscular mediante al menos dos mecanismos.

Todo culturista que se machaca en el gimnasio busca alcanzar dos objetivos para conseguir la transformación corporal: adquirir la máxima cantidad de músculo, al tiempo que reducir todo lo posible el coeficiente de grasa.

Aunque sobre el papel parezcan dos cosas factibles, lo cierto es que los protocolos para obtener uno y otro son distintos y por eso está aceptado que es imposible incrementar la masa muscular al tiempo que reducir el coeficiente graso.

Y eso es así porque para generar nueva masa muscular es imperativo comer más calorías de las que el cuerpo consume con sus actividades, de tal forma que ese superávit pueda ser usado para crear nuevo tejido muscular. En cambio, para reducir los acopios de grasa es obligatorio generar un déficit calórico para forzar al cuerpo a compensar esa carencia de calorías que no le llegan con los alimentos, recurriendo a sus depósitos de grasa corporal y así reducirlos.

Ahora bien, no hace falta ser un ingeniero aeronáutico ni un científico para comprender que hablamos de dos supuestos antagónicos. Si aumentamos las calorías para ganar músculo no perderemos grasa y si reducimos la ingestión calórica para recudir la adiposidad tampoco será posible aumentar la masa muscular.

Ese es el dilema al que se han enfrentado los culturistas desde siempre y por eso hoy por hoy está plenamente aceptado que para ganar volumen es imprescindible hacer un ciclo de entrenamiento pesado con gran abundancia de calorías, lo cual permite la ganancia de músculo, pero también con éste se suele ganar una cierta cantidad de grasa.

Luego, llega el ciclo de definición en el que el culturista sigue una dieta restrictiva para ir reduciendo los acopios de grasa y permitir que los músculos se vean nítidos, pero invariablemente durante ese proceso junto con la grasa también se pierde una parte del tejido muscular.

Eso ha llevado a algunos culturistas a prolongar más de lo debido los ciclos de volumen, consiguiendo una excesiva cantidad de grasa corporal para acabar grandes, pero pareciendo más un halterófilo que un culturista.

En cambio, los culturistas más inteligentes priorizan la definición muscular porque son conscientes que unos músculos recortados y libres de grasa resultan infinitamente más imponentes y espectaculares que otros cubiertos por la grasa. De hecho, un músculo definido parece mucho más grande de lo que en realidad puede reflejar la cinta métrica.
Por eso los culturistas se debaten en esa constante lucha por aumentar la masa sin incrementar la grasa y por eliminar la grasa subcutánea sin por ello perder parte del tejido muscular tan difícilmente conseguido.

Pero ¿es posible eliminar grasa sin destruir músculo?

Después de décadas de negación total, ahora parece que siguiendo un protocolo correcto de entrenamiento y de alimentación, gracias a una sustancia vegetal es perfectamente posible lograr lo que hasta ahora no era más que una quimera.

El sentido común nos dice que los ‘milagros’ no existen y por tanto, cuando algo parece demasiado bueno para ser cierto, es que no lo es.

Por eso si os digo que existe una sustancia natural capaz de acelerar el ritmo de degradación de la grasa corporal y el de creación del músculo, lo lógico es que adoptéis una postura incrédula. Pero tras examinar los datos científicos contrastados y las pruebas in vivo (con personas), os puedo asegurar que es cierto.

Me refiero a la forskolina, un extracto de la planta coleus forskolhii.

Origen de la planta y usos tradicionales

La forskolina es una sustancia sorprendente que se extrae de las raíces carnosas y fibrosas de una planta perenne denominada coleus forskohlii. Se trata de un miembro de la familia de las mentas que crece principalmente en la India, Nepal y Tailandia. Se ha venido utilizando como especie y, dentro de la medicina ayurvedica tradicional indú, también se ha empleado como tratamiento natural para las deficiencias respiratorias, las infecciones de la piel y las lombrices parasitarias1.

Aunque en occidente es relativamente nueva, en oriente esta planta cuenta con muchos siglos de uso tradicional.

¿Qué dice la ciencia de la forskolina?

El principal compuesto activo de esta planta es una sustancia de tipo diterpeno llamada forskolina que se encuentra en su raíz y que ha demostrado ser un potente activador no hormonal de la enzima adenilato ciclasa,2-3-4 que es el mensajero que activa el fosfato de adenosina cíclico (AMPc) en la célula.

El AMPc tiene numerosas funciones metabólicas, entre las que destaca la descomposición de las grasas, o efecto de lipólisis, dentro de los propios adipocitos5-6.

Además, los estudios han puesto de manifiesto que esta sustancia dilata los conductos bronquiales y mejora la efectividad respiratoria7-8, incrementa la habilidad del corazón para bombear la sangre9 y reduce la presión sanguínea sistemática, así como la del ojo10. Por otro lado, existen asimismo evidencias de que la forskolina puede tener propiedades anticancerígenas11 y antiinflamatorias12.

Gracias a esos estudios podemos afirmar que la forskolina no sólo puede promover la eliminación de los depósitos de grasa, sino que además puede presentar algunos efectos beneficiosos sobre la salud a largo plazo, pero hasta hace muy poco no se habían efectuado pruebas para evaluar sus efectos sobre la composición corporal y ciertos marcadores de salud en los humanos.

En un estudio reciente realizado por Sabinsa Corporation, de Piscataway, N.J., EEUU13, se evaluaron médicamente y se tomaron todas las mediciones basales a seis mujeres con sobrepeso, para luego administrarles 250 miligramos de coleus forskohlii al 10% (extracto), equivalente a 25 miligramos de forskolina, dos veces al día durante ocho semanas.

A todas se les pidió que no alteraran sus niveles de actividad ni hábitos alimenticios durante la prueba, por tanto siguieron con su vida y alimentación habitual.

Ese estudio demostró que al final de la cuarta semana habían perdido dos kilos de peso, y tres kilos trescientos al final de la octava. Pero lo más sorprendente es que tras el análisis de su composición corporal, por el método de impedancia bioeléctrica, se determinó que su masa grasa pasó de 33,6% al 25,9% mientras que la masa magra aumentó del 67,7 al 74,1% en esas ocho semanas, lo que evidencia que en realidad la pérdida de grasa fue mayor que la detectada en la balanza, porque en realidad perdieron grasa, pero ganaron tejido magro, o dicho de otra forma: muscular. ¡Y eso, a pesar de que no hicieron ejercicio!

Además, no se constataron efectos negativos de ningún tipo excepto un descenso en la presión sanguínea, algo que no es desde luego malo, sino todo lo contrario.

Hace poco se han realizado otros dos estudios para evaluar los posibles efectos del coleus forskohlii en la composición corporal y para comprobar sus parámetros de seguridad.

En el primero el doctor Carlon Colker, y su equipo14, evaluó los efectos de suplementar la dieta con un termogénico que contenía alcaloides vegetales y otros ingredientes tales como guaraná, que aporta cafeína, citrus aurantium, que contiene sinefrina, y un extracto de té verde que contiene polifenoles, además del coleus forskohlii, con un equivalente a 16,7 miligramos de forskolina.

Los investigadores reclutaron a 26 sujetos con sobrepeso para participar en el estudio, a los que dividieron en dos grupos al azar asignándoles bajo protocolo doble ciego la administración del suplemento o bien una sustancia inerte. El protocolo doble ciego significa que ni los sujetos de la prueba ni los que administran la sustancia conoce exactamente quien recibe el placebo (sustancia inerte) y quien el principio activo.

Durante la prueba se los sometió a una dieta ligeramente hipocalórica (disminución de las calorías) y siguieron una rutina de ejercicio tres días por semana.

Los resultados mostraron que no hubo cambios en el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, la función pulmonar o las medidas del electrocardiograma en reposo, es decir en los valores generales del estado de salud de ninguno de los dos grupos, pero mientras que el que recibió el suplemento perdió dos kilos y medio de peso, el grupo de control sólo redujo medio kilo durante el tiempo que duró la prueba.

El doctor Colker confirmó que además de la pérdida de peso se pudo apreciar que la masa magra se había mantenido, algo que no suele ocurrir en ninguna dieta con restricción calórica, porque por lo general se pierde también masa magra. Aunque en este estudio es difícil evaluar el impacto neto del coleus forskohlii, puesto que había otros ingredientes, el doctor Kreider R. Henderson, y colaboradores, ha efectuado más recientemente otro estudio doble ciego para evaluar los efectos del coleus forskohlii sobre la composición corporal y los bioindicadores de la salud en personas inactivas con exceso de peso15.

En este caso la prueba incluía a 23 mujeres sedentarias con sobrepeso, con las que se formaron dos grupos, ambos siguieron los mismos patrones de alimentación y la proporción de macronutrientes era básicamente igual, pero a uno se le administraron 25 miligramos de forskolina, dos veces al día durante doce semanas. Las mediciones corporales se efectuaron al inicio de la prueba, a la cuarta, la octava y la doceava semana, e incluían la masa corporal, el total de agua y la composición corporal, mediante la impedancia bioeléctrica, la absorciometría de doble energía por rayos x y otros instrumentos muy sofisticados.

Los resultados pusieron de manifiesto una vez más que el grupo que tomó la forskolina perdió grasa corporal, algo más de un kilo, mientras que el otro en lugar de perderlo ganó más de dos kilos, sin embargo a pesar de no ser una cantidad enorme el primer grupo se sintió menos fatigado, más dinámico, menos hambriento y con una sensación de mayor fuerza muscular.

Lo más interesante de este estudio es que los marcadores biológicos no mostraron absolutamente ninguna alteración en los lípidos sanguíneos, las enzimas del hígado o del músculo, los electrolitos, las células blancas y rojas de la sangre, la insulina, las hormonas tiroideas, etcétera, es decir que esta sustancia parece estar absolutamente exenta de efectos secundarios de cualquier tipo.

Los buenos amigos de la forskolina

Me gustaría poner el acento en el hecho de que tanto la cafeína como el extracto de té verde forman parte de las metilxantinas que potencian la acción de la forskolina.

La cafeína, entre otras metilxantinas, potencia la acción de la forskolina, porque una vez que ésta última incrementa los niveles de AMPc, es preciso evitar su destrucción a nivel celular, ya que con ello se prolongarán los efectos de la termogénesis.

Por ejemplo, se sabe que las enzimas fosfodiesterasas descomponen el AMPc y se ha comprobado que un compuesto llamado adenosina inhibe la producción de adenilato ciclasa, lo que puede también reducir la producción intracelular de AMPc y, por consiguiente, disminuir la actividad termogénica.16-17

Curiosamente, las metilxantinas, en particular la cafeína, ha demostrado una característica muy especial por su habilidad para inhibir los receptores de adenosina,18-19-20 la acción de la fosfodiesterasa,21-22 además de potenciar la actividad neurotransmisora, que es la que inicia la lipólisis, o efecto quemador de grasa23.

En resumen, que la cafeína aumenta y prolonga los efectos de la forskolina.

La forskolina en el campo deportivo

Sabemos que existen numerosos estudios que han puesto de manifiesto las propiedades beneficiosas de la forskolina sobre la salud y la pérdida de la grasa, pero casi todos esos estudios se hicieron con personas ajenas al deporte, sin embargo, a los culturistas no sólo les interesa perder grasa, sino también ganar músculo, o por lo menos no perderlo mientras se definen, y también existen algunos trabajos llevados a cabo que demuestran los beneficios que esta sustancia puede proporcionar a los deportistas, especialmente a los especialidades de fuerza.

Se sabía que con el uso de la forskolina era fácil mantener la masa magra incluso en periodos de dieta, pero aunque eso se atribuía a las acciones del AMPc, no quedaba claro por qué además parecía que incluso se ganaba algo de masa muscular y los científicos han estado buscando la razón de ese aspecto.

Un estudio recientemente publicado en Obesity Research examinó los efectos de la forskolina en la composición corporal, la testosterona, el ritmo metabólico y la presión sanguínea en hombres con sobrepeso.

30 individuos participaron en un experimento que duró 12 semanas, bajo protocolo de doble ciego y aleatorio y se formaron dos grupos, uno recibió dos veces al día la administración de 250 miligramos de coleus forskohlii a una concentración del 10% de forskolina, o sea 25 miligramos de forskolina24. A todos se les tomaron registros semanalmente y al final del experimento los resultados fueron los siguientes.

El grupo que recibió la forskolina presentó una reducción de la grasa corporal que pasó del 35% inicial al 31%, mientras que el grupo de control no experimentó disminución alguna. Además, la masa magra del grupo de la forskolina presentó un incremento bastante significativo y mientras que los niveles generales de testosterona entre ambos grupos no variaban, sin embargo, la concentración de testosterona libre del grupo de la forskolina subió un 17% mientras que los niveles del grupo de control habían descendido.

En ninguno de los dos grupos se apreció alteración de la presión sanguínea u otros parámetros importantes de la salud.

Permitidme subrayar la importancia que tienen las concentraciones de testosterona libre para un culturista, puesto que en realidad sólo la presencia de esta hormona en su forma libre tiene propiedades anabólicas, algo imprescindible para quien desee incrementar su masa muscular. Otros estudios en otros ámbitos han puesto nítidamente de manifiesto que los niveles de testosterona resultan decisivos para incrementar la masa muscular, por tanto, el hecho de que la administración de forskolina eleve la concentración de esta hormona en su forma libre, puede bien ser la razón del aumento de la masa muscular que se observa con su administración.

Otros actores sinérgicos de la forskolina

Estos efectos sobre la composición corporal que acabamos de ver podéis obtenerlos con la incorporación del ergocéutico TH 101 de Future Concepts a vuestro régimen alimenticio, porque su ingrediente estrella es la forskolina.

Pero el TH 101 no sólo incluye como ingrediente estrella la forskolina, sino que incorpora otros compuestos importantes que ejercen efectos notables, y además cuenta con varios que actúan en sinergia con la forskolina para acentuar más aún sus propiedades, como la cafeína, la naringina, la sinefrina y el extracto de té verde, que son sustancias sinérgicas con la forskolina.

Estas sustancias vegetales no sólo contribuyen a potenciar la eliminación del tejido adiposo cada una por su lado, sino que multiplican sus acciones al potenciarse entre sí y combinarse con la forskolina.

No obstante, en el ergocéutico en cuestión también se encuentran otros compuestos relevantes, como tres ingredientes que favorecen la normal producción de las hormonas tiroides para mantener un buen ritmo metabólico. No se trata de agentes químicos que puedan alterar la producción hormonal, sino nutrientes y materias primas básicas que utiliza la tiroides para producir sus hormonas, por lo que así se favorece su producción.

Asimismo, contiene otros elementos para controlar los niveles de insulina, hormona que con su elevación excesiva aumenta los depósitos grasos, y también incluye el ácido hidroxicítrico que impide que los excedentes de los carbohidratos de la dieta se conviertan en grasa.

Y por fin cuenta además con una planta que ayuda a deshacerse de la retención excesiva de líquidos.

En suma, que el TH 101 contiene 12 ingredientes específicamente combinados entre sí, para lograr que con su uso la eliminación del tejido adiposo y el aumento del muscular sean una auténtica realidad.

La ficción hecha realidad

Los culturistas llevan años dando por sentado que no es posible definir la musculatura y preservar la masa magra, mucho menos incrementarla, y por eso pasan meses en ciclos de volumen seguidos de otros de definición. Pero eso ya es historia gracias a la forskolina.

El TH 101 no sólo contiene la forskolina, sino también 11 ingredientes sinérgicos más para hacer de este ergocéutico la auténtica clave de vuestra transformación corporal.

Ahora por fin ya podéis eliminar grasa sin destruir músculo, es más, podéis incluso incrementar vuestra masa muscular definida.

Bibliografía

  1. Rupp RH, de Soaza NJ, Dohadwalla AN: Forskolin: its chemical, biological and medical potential. Paper presented at the International symposium on Forskolin. Bombay, India, January 28-28, 1985.
  2. Seamon KB, Padgett W, Daly JW: Forskolin: unique diterpene activator of adelynate cyclasa in membranes and in intact cells. Proc Natl Acad Sci USA. 78:3363-3367, 1981.
  3. Litosh I, Hudson TH, Mills I, Li SY, Fain NJ: Forskolin as an activator of cyclic AMP accumulation and lipolysis in rat adipocytes. Mol Pharmacol. 109-115, 1982.
  4. Siegel AM, Daly JW, Smith JB: Inhibition of aggregation and stimulation of cyclic AMP generation in intact humn platelets by the diterpene forskolin. Molec Biol. 21:680-687,1982.
  5. Kreutner W, Sherwood J, Rizzo C. the effect of leukotriene antagonist, lipoxygenase inhibitors and selected standards on leukotriene-mediated allergic bronchospasm in guinea pigs. Agents actions 28:173-184,1989.
  6. Bauer K, Dietersdofer F, Sertl K, Kaik B, Kaik G. Pharmacodynamic effects of inhaled dry powder formulations of fenoterol and forskolin in asthma. Clin Pharmacol Ther. 5376-83, 1993.
  7. Lichey I, Friedrich T, Priesnitz M, Biamino G, Usinger P, Huckauf H: Effect of forskolin on methacholine-induced bronchoconstriction in extrinsic asthmatics. Lancet, 2: 167, 1984.
  8. Lindner E, Dohadwalla AN, Battacharya BK: Positive inotropic and blood pressure lowering activity of a diterpene derivative isolated from coleus forskohlii: forskolin. Arsneimittelforschung 28:284-289,1978.
  9. De Souza NJ, Dohadwalla An, Reden J: Forskolin: a labdane diterpenoid with antihypertensive, positive inotropic, platelet aggregation inhibitory and adenylate cyclase activating properties. Med Res Rev. 3: 201-219, 1983.
  10. Caprioli J, seras M: Forskolin lowers intraocular pressure in rabbits, monkeys and man. Lancet. 958-960, 1983.
  11. Agarwall KC, Parks RE: Forskolin: a potent antimetastic agent. Int J Cancer. 32: 801-804, 1983.
  12. Marone G, Columbo M, Triggiani M, Vigorita S, Formisano S: Forskolin inhibits release ofhistamine from human basophils and mast cells. Agents and Actions. 18:96-99, 1983.
  13. Badmaev V, Majeed M, Conte AA, Parker JE: Diterpene forskolin (Coleus Forskohlii, Benth.): A possible new compound for reduction of bodyweight by increasing lean body mass. Sabinsa Corp, 2000. Avalaible: http://www.forslean.com/clinical_studies.html
  14. Colker CM, Swain MA, Lynch: A pilot study evaluating the effects of an ephedrine and forskolin based product on bodyweight and body composition in overweight, healthy women. J Am Coll Nutr 20(5): 567, 2001, Abstract, 98.
  15. Kreider R, Henderson S, Magu B, Rasmussen C, Lancaster S, Kerkisck C, Smith P, Melton C, Cowan P, Greenwood M, Earnest C, Almada A, Milnor P: Effects of coleus forskohlii supplementation on body composition and markers of health in sedentary overweight females. Paper presented at the 1st Annual Nutrition Week Conference, San Diego, CA, February 23-27, 2002.
  16. Costill DL, Dalsky GP, Fink WJ. effects of caffeine ingestion on metabolism and exercise performance. Med Sci Sports Exer 1978;10:155-158
  17. Ivy JL, Costill DL, Fink WJ, Lower Theibert A et al., Dev Biol, 106(1):166-73 1984
  18. Parsons WJ et al., J Biol Chem, 262(2):841-7 1987
  19. Brown NJ et al., J Pharmacol Exp Ther, 256(1):56-61 1991
  20. Fredholm BB et al., Pharmacol Toxicol, 76(2):93-101 1995
  21. Guliev NM et al. Biokhimiia, 41(11):2043-6 1976
  22. Dulloo AG et al., Metabolism, 41(11):1233-41 1992
  23. Chen MD et al., Chung Hua I Hsueh Tsa Chih (Taipei), 53(5):257-61 1994
  24. Godlard, M.P. ; Johnson, B.A., and Richmond. S.R. Body composition and hormonal adaptations associated with forskolin consumption in overweight and obese men. Obesity Research, 13(8)1335-1343,2005.