Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Como seguramente sabéis todos, los antioxidantes son sustancias que el cuerpo fabrica porque proporcionan protección contra las distintas formas de oxidación celular, pero también se obtienen de algunos alimentos y en este sentido éstas se obtienen de los alimentos derivados de las plantas, como frutas, verduras, hortalizas y bayas.
Entre el grupo de alimentos de estas últimas se encuentran los que mayor concentración de antioxidantes contienen, como las fresas, arándanos, moras, etcétera.
En un reciente estudio se ha podido comprobar que tras dos semanas de consumo de fresas las defensas inmunológicas de las células se incrementaron notablemente para luchar contra la tensión oxidativa.
En el estudio participaron 18 adultos (8 hombres y 10 mujeres) de una media de 35 años que no cambiaron sus hábitos alimenticios excepto evitar comer fresas hasta el inicio del estudio. Se les hizo una extracción de sangre antes de empezar el experimento.
La aportación diaria de fresas rondó los 400-500g en función del peso del participante. Después de dos semanas se volvió a realizar una extracción de sangre para analizar la tensión oxidativa al ADN de distintos factores y se descubrió que el grupo que consumió fresas tan poco tiempo como dos semanas, bastó para que el ADN no presentase ninguna muestra de daño celular.
Eso corrobora una vez más las importantes propiedades de los antioxidantes que contienen las fresas y su capacidad para prevenir ciertas enfermedades crónicas.

DIGITAL CAMERA