Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Suponemos que ya sabéis que hay grasas buenas y malas y que el aumento de la obesidad tiene su origen en los carbohidratos más que en las grasas. Es más, las que son del tipo insaturado no os engordarán, sino que os ayudarán a mantener el peso ideal.
En un estudio, los investigadores probaron dos tipos de dieta que sumaban el mismo aporte calórico: la primera consistía en consumir muchos carbohidratos, y la segunda en grasas saludables a partir del aceite de oliva. Finalmente concluyeron que la dieta con grasas mantenía el peso y el vientre plano. El estudio demostró que la dieta mediterránea con un 30 o 40% de las calorías procedentes de las grasas insaturadas prevenía el sobrepeso.
Este régimen también ayudaba a los participantes a mantener la sensibilidad a la insulina. La alimentación rica en carbohidratos, por otro lado, propiciaba que la grasa se aglutinase en el abdomen y predisponía a la resistencia a la insulina (síntoma previo a la diabetes).
Por lo tanto, sed precavidos con los hidratos de carbono y los azúcares y no temáis las grasas si son insaturadas.

IMG_3245