Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

PARA GANAR 10 KILOS DE MASA CORPORAL

Por Dan Smith

Si queréis poneros verdaderamente grandes, vais a tener que aceptar que para ganar masa tendréis que taparos. Tal vez no sea lo que esperabais oír, pero es la verdad.

Si pensáis que es posible mantenerse siempre definido y recortado y al mismo tiempo ir aumentando el volumen, entonces es que no conocéis el auténtico culturismo ni a sus campeones.

Nunca he tolerado bien la mentira ni la hipocresía. Y en el culturismo abundan. O por lo menos a ciertos niveles.

Por ejemplo, lo ideal, dicen algunos, es mantenerse a muy pocos kilos del peso de definición, de esa forma a la hora de querer competir apenas hay que hacer esfuerzo con la dieta para que los cortes aparezcan. Además, insisten, es conveniente mantenerse definido por largas temporadas. Esa teoría está muy bien, sin embargo, estos mismos que ofrecen ese consejo luego no lo siguen, porque saben que es muy difícil adquirir mayor volumen cuando llevas una dieta hipocalórica, baja en grasa e hidratos de carbono y además realizas actividad cardiovascular regularmente. Con este protocolo te puedes mantener definido, pero tendrás mucha suerte si puedes subir uno o dos kilos de músculo al año. Eso está bien para alguien que ya ha adquirido una masa considerable y prácticamente roza su techo genético, pero no para alguien que todavía tiene mucho músculo por ganar, porque a ese paso no se pondrá grande ni en 10 años. Cuando el objetivo es dar un buen empujón al peso y volumen corporal, entonces, chicos, creedme, no hay más remedio que aceptar ‘taparse’ un poco.

Estoy de acuerdo en que no es racional hacer lo que en su tiempo hizo Bruce Randall, que llegó a pesar casi 180 kilos para luego bajar a 98kg y ganar el Mr Universo de 1959, pero entre eso y querer progresar en masa manteniéndose definido existe un punto medio.

Para la mayoría de los culturistas, incluidos los profesionales, el único camino para acumular kilos de músculo es ganar peso corporal y mantenerlo el tiempo suficiente hasta que se materialice esa ganancia. Y si aspiráis a ganar 5 kilos de músculo tendréis que aumentar al menos 10 de peso corporal. Y no hay otro camino. Punto.

Me gustaría que fuese posible y fácil ir ganando peso muscular mientras os mantenéis definidos, con abdominales bien marcados, venas por doquier, etcétera, pero a menos que seáis un agraciado por la genética, tendréis que aceptar taparos y perder esa definición, o no ganaréis nuevo músculo como no sean unos cuantos gramos.

Por supuesto que recortado el físico resulta más impresionante, pero lo cierto es que ese estado no es el óptimo para ganar más masa corporal. Como mucho podréis mantener la que tenéis. Es algo tan básico que constituye el abecé del culturismo desde sus inicios y que han puesto en práctica todos los campeones del pasado y los actuales, desde Arnold, Franco, Oliva, Ferrigno, hasta Dorian Yates, pero también Coleman, Cutler, Markus, Phil Heath, Kai Greene, etcétera. ¡Todos!

No os dejéis engañar por las fotos que veis en las revistas, porque éstas se hacen siempre alrededor de una competición, poco antes o poco después, precisamente porque es la única ocasión de fotografiarlos definidos.

Hablemos claro, si ya estáis satisfechos con vuestro volumen entonces manteneos definidos y vuestro aspecto será magnifico siempre, pero no esperéis progresar en masa, ya tendréis suerte de mantener la que ahora poseéis. Ahora bien, si todavía aspiráis a ser más voluminosos, entonces no os queda más remedio que cargaros de peso aceptando que os vais a borrar en el proceso, pero ese es el camino seguro para conseguirlo.

Eso no significa que os pongáis como cerdos amparándoos en que estáis en fase de volumen. No, tampoco es eso; estableced un programa sensato de volumen y ateneos a él al pie de la letra, de esa forma ganaréis peso sólido, no sólo grasa.

Aquí tenéis 19 puntos clave que si los seguís fielmente os proporcionarán hasta 10 kilos de peso muscular.

Entrenamiento de volumen

Si queréis músculos de gran tamaño seguid a rajatabla estos principios básicos de entrenamiento de volumen y los conseguiréis:

1. Basad vuestro entrenamiento en los ejercicios básicos

No esperéis poneros grandes con los cruces con cables, los curl de concentración o las extensiones de piernas. Los ejercicios de aislamiento deben dejarse para el calentamiento o bien para cuando ya se dispone de una masa considerable.

Si queréis un tamaño sobrecogedor tendréis que mover pesos importantes en los ejercicios básicos.

Movimientos tales como las sentadillas, los presses de banca, los pesos muertos, los remos inclinados con barra o los presses militares, son los más efectivos para estimular la acumulación de grandes cantidades de músculo en cualquiera que tenga las agallas y la disciplina de aplicarse a ellos lo suficiente como para llegar a mover ingentes montones de peso.

2. Primad la calidad sobre la cantidad

Para conseguir medidas fenomenales hay que mover mucho peso y entrenar muy duro, pero entrenar duro y hacerlo mucho son dos cosas distintas. Podréis echar los arrestos en una serie al 110% de vuestra capacidad momentánea, pero no podréis repetirla muchas veces. Cuanto más duro entrenéis menos cantidad de trabajo podréis hacer.

Centrarse en los ejercicios básicos con todo el peso posible constituye una actividad de feroz intensidad, así que de ese tipo de series podréis hacer muy pocas.

El esfuerzo que crea niveles superiores de fuerza y volumen muscular es brutal y precisamente por su naturaleza ha de ser necesariamente breve, sencillamente porque es del todo imposible repetirlo muchas veces en una misma sesión sin tener que reducir drásticamente su intensidad.

Por eso, limitad la cantidad de series efectivas por grupo a unas cinco o seis para los pequeños y entre ocho y diez para los grandes, eso en el mejor de los casos, porque puede que tengáis suficiente con dos tercios o incluso la mitad de esa cantidad. Recordad: calidad antes que cantidad.

3. Controlad siempre el peso

Sí, hay que ‘tirar’ pesado, pero dentro de una norma, que es la de controlar el peso en todo momento, o sea moverlo con pulcritud mecánica. La idea de pesado os la ha de proporcionar el número de repeticiones que seáis capaces de realizar con un peso concreto. Mantened las repeticiones entre las cinco y ocho para la parte superior y entre las ocho y diez para la inferior. Y sobre todo, no deis por acabada nunca una serie hasta que no seáis capaces de completar una última repetición.

4. Descansad lo necesario entre series

Cuando se entrena pesado necesitáis descansar y recuperar las fuerzas entre series para volver a estar en condiciones de generar el mismo esfuerzo brutal en la siguiente.

Para zonas como los brazos o los gemelos puede bastar con un minuto de descanso, pero si hacéis sentadillas, remos inclinados o pesos muertos, definitivamente serán precisos entre tres y cinco minutos antes de estar listos para la próxima serie.

Si buscáis el acondicionamiento cardiovascular entonces hacedlo con el ejercicio aeróbico, pero si vuestro objetivo es tamaño y fuerza descomunales, entonces descansad lo suficiente entre series para poder mover en cada una el mayor peso posible.

5. Entrenad con un compañero

Desde luego no es imprescindible entrenarse con un compañero, pero si es recomendable.

Entrenarse a dos constituye una fuente de apoyo y de ayuda mutua para poder poner en práctica métodos de alta intensidad con series duras, repeticiones forzadas, etcétera, pero además la sana rivalidad que puede generarse entre ambos llevará a cada uno a tratar de superar al otro, o cuanto menos a no quedarse atrás, lo que se traducirá en mayores cotas de progreso para ambos y por consiguiente en más motivación.

Además, saber que él os está esperando cada día contribuirá a que no falléis a una sesión de entrenamiento.

6. No superar el fallo

Es preciso ser conscientes de que realizar una serie de cinco u ocho repeticiones con un peso que no permita hacer ni una más, por mucho que se intente, constituye un esfuerzo de una intensidad brutal. Eso significa llegar al fallo positivo, y esa es la naturaleza del entrenamiento que os proporcionará ganancias en fuerza y tamaño, ahora bien, hay métodos para ir más allá de ese punto de fallo positivo, como las repeticiones forzadas, las parciales, las negativas, las superseries, las series descendentes, etcétera, que si intentáis aplicarlos en cada sesión caeréis fácilmente en el sobreentrenamiento y el estancamiento, o incluso en la regresión.

El manejo de pesos máximos es lo suficientemente duro, así que os recomiendo no hacer uso de nada más llegados al final de una serie.

El crecimiento se produce durante el descanso

Es un hecho, se crece durante el descanso no durante el entrenamiento.

Mientras que el cuerpo no se recupere del esfuerzo de la sesión le será imposible crecer, porque fisiológicamente hablando el entrenamiento es intrínsecamente catabólico, mientras que el descanso es anabólico.

En realidad, en el gimnasio erosionamos y destruimos las fibras musculares con las pesas, y durante el descanso el cuerpo las repara para dejarlas más fuertes y grandes que antes del ejercicio. Pero no habrá posibilidad de crecimiento sin la imprescindible recuperación total antes de la próxima sesión.

Así que en ese sentido respetad estas reglas:

7. Asegurarse un sueño reparador

Quien más y quién menos no está exento de responsabilidades de trabajo, de familia, de estudios, etcétera, a las que si le añadimos el entrenamiento suponen un alto riesgo de agotamiento físico y mental. Para contrarrestarlo no hay nada mejor que el sueño reparador. Ocho horas es un mínimo absoluto en fase de volumen y nueve o diez son mejores todavía.

Y si es posible echad una cabezadita a modo de siesta durante el día.

Recordad que crecéis mientras dormís, no cuando os entrenáis.

8. No entrenéis nunca más de dos días seguidos

Aunque cada día entrenéis grupos distintos el sistema nervioso y hormonal están sometidos a desgaste en cada sesión, lo cual retrasará la recuperación general. De hecho entrenar tres días seguidos la hará casi inviable. El crecimiento no es posible en tanto que el cuerpo no se haya recuperado por completo y no podrá hacerlo de las piernas mientras atacáis la espalda, o de los brazos si machacáis el pecho, o sea, ningún grupo se regenerará del todo mientras el cuerpo está siendo drenado en otras zonas, así que es esencial que después de dos días de entreno descanséis por completo otro y cada dos o tres ciclos de dos días, dediquéis al reposo no uno sino dos.

Una rutina semanal que os permita descansar los miércoles, sábados y domingos constituye una buena base para un ciclo de entrenamiento anabólico.

9. Evitad el desgaste físico fuera del gimnasio

Si os queréis poner grandes de verdad deberéis evitar el desgaste físico fuera del gimnasio, o de lo contrario el cuerpo carecerá de las reservas energéticas suficientes para proceder a la hipertrofia.

El ejercicio aeróbico y deportes como el tenis, el fútbol o el baloncesto son muy divertidos y placenteros, pero drenarán la energía que vuestro cuerpo precisa para crecer.

Más tarde, cuando alcancéis el tamaño deseado, podréis volver a practicar vuestras aficiones, pero mientras buscáis ganar peso evitad todo desgaste que no sea el propio de las pesas.

La alimentación es un pilar básico del crecimiento

Ni que decir tiene que la alimentación constituye la clave fundamental para adquirir proporciones corporales de mayores dimensiones. Por mucho y muy duro que entrenéis, si no os alimentáis bien y abundantemente ni dispondréis de energía para entrenar duro, ni podrá llevarse a cabo la recuperación, ni tampoco el cuerpo contará con los nutrientes imprescindibles que garantizan el crecimiento.

10. Comed a intervalos regulares

Si estáis decididos realmente a ganar volumen tendréis que suministrar al cuerpo el alimento de forma regular y constante.

Puede que al principio no tengáis hambre cada tres horas, pero ese es el lapso idóneo para que los músculos obtengan nutrientes y se puedan regenerar.

Dejar transcurrir más tiempo sin ingerir alimento es correr el riesgo de caer en un estado catabólico en el que el cuerpo puede degradar los músculos para extraer los aminoácidos a fin de obtener energía.

Inicialmente no se trata de hacer grandes comilonas, sino de pequeños tentempiés que podréis ir aumentando según vuestro apetito y el peso se incremente.

Una fiambrera para llevar algo de alimento con vosotros o un batido, constituyen alternativas para esos tentempiés.

11. Asegurad el nivel calórico suficiente

No esperéis un aumento del peso si no ingerís las suficientes calorías de calidad, ni tampoco os excuséis en eso para comer comida basura, porque comiendo así elevaréis mucho el nivel calórico pero no garantizaréis los nutrientes vitales para el desarrollo muscular.

Por tanto, los alimentos que han de constituir vuestra dieta básica serán las carnes magras de res y de caballo, las aves como pollo, pavo o avestruz, los huevos y los pescados de todo tipo, que constituyen las mejores fuentes de proteínas. Las patatas, el arroz y los cereales integrales, las legumbres, las verduras, los boniatos y los copos de avena, proporcionarán los hidratos de carbono.

Como regla general es preciso obtener al menos tres gramos de proteína por cada kilo de peso corporal y día y aproximadamente el doble, o algo más, de carbohidratos. En términos de calorías, debéis ingerir 40-45 calorías por cada kilo de peso corporal.

12. Si queréis volumen muscular, comed carne

Desde tiempos remotos está estrechamente asociada la ingestión de carne roja a la fuerza corporal. Ya en la antigua Grecia los guerreros se sobrealimentaban con carne antes de partir al combate o de participar en los juegos de verano. Existen datos que confirman que los combatientes tenían que ingerir hasta tres kilos de carne al día.

Los hombres fuertes del siglo pasado todos sin excepción han sido comedores de músculos y vísceras animales, y no es de extrañar si tenemos en cuenta que la carne roja está cargada de proteínas, hierro y creatina. Elegid los cortes más magros para evitar al máximo la grasa y el colesterol que suele abundar en estas carnes, pero no temáis de ingerirlo con moderación, porque es la base de la que se fabrica la testosterona.

Por consiguiente, en fase de volumen que la carne no falte en vuestro plato.

13. Taparse sí, pero sin excederse

En fase de volumen podéis estar un poco tapados, lo cual es aceptable, e incluso necesario, pero eso no justifica ponerse excesivamente gordos.

Si apretáis los abdominales deberíais poder entreverlos ligeramente, o al menos notar visiblemente que la pared abdominal se ha contraído, en cuanto no se note la menor diferencia, habréis ido demasiado lejos.

Así que vigilad el aumento del abdomen y del trasero y si es preciso reducid un poco los carbohidratos, hasta que apretándolos los abdominales se comiencen a detectar un poco.

14. La grasa buena de la dieta es positiva

Ya sé que hay que huir de la grasa, pero no olvidéis que hay grasas malas y grasas buenas, y cuando uno busca elevar el peso corporal de calidad está demostrado que las últimas son de gran utilidad, sin que necesariamente eleven el nivel de adiposidad.

Eso significa no comer grasas dañinas como embutidos, mantequillas, salsas, etcétera, sino algunos frutos secos, aguacates, pescado azul o aceites de semillas vegetales en crudo.

Ayudas ergogénicas complementarias

Si entrenáis duro y descansáis lo suficiente, el progreso dependerá finalmente de la cantidad de nutrientes que el cuerpo sea capaz de procesar y de asimilar.

Y en ese sentido hay algunas ayudas complementarias que pueden resultaros esenciales para asegurar esa ganancia de peso y el crecimiento.

15. Tomad un batido después de entrenar

Existen numerosos estudios que ponen de manifiesto que justo después del entrenamiento el cuerpo atraviesa una fase de aceleración en la que es capaz de absorber mucha más cantidad de sustancias alimenticias de lo habitual, con el fin de recuperarse y regenerarse de la sesión con celeridad.

También se ha constatado que si en ese momento se administran ciertas sustancias específicas es posible acelerar la recuperación y el crecimiento general.

Pero puesto que esa fase de aceleración es transitoria y apenas dura algo más de una hora, antes de volver a la normalidad, si ingerís proteínas convencionales, como las de carnes, huevos o pescados, que suelen tardar al menos tres horas en digerirse, cuando sus aminoácidos pasen a la circulación esa ventana anabólica estará cerrada y no habréis podido sacar provecho de ella. Por eso no basta con comer cualquier cosa después de entrenar.

Future Concepts ha diseñado una serie de preparados ergocéuticos que están específicamente diseñados para apoyar el crecimiento muscular.

Entre éstos uno en concreto, el WP P11, ha sido concebido única y exclusivamente para ser usado sólo después de entrenar.

Constituye la fórmula perfecta para esa situación porque tiene en consideración que esa aceleración metabólica es transitoria. Así las proteínas del WP P11 provienen en exclusiva del aislado del suero, es decir que no necesitan digestión ya que los aminoácidos se absorben directamente en la parte superior del intestino.

Así apenas unos minutos después de beberlo la circulación se ve inundada de elementos nitrogenados para restaurar las fibras musculares y ser utilizados en la construcción de los músculos.

El WP P 11 aporta además carbohidratos, pero tampoco los lentos porque serían poco menos que inútiles, sino rápidos y de máximo índice glucémico para desencadenar una liberación de insulina, la hormona que se ocupa no sólo de reconstituir el glucógeno, sino de transportar los aminoácidos a las células musculares, por eso mismo el ergocéutico en cuestión también incluye varias sustancias para favorecer y potenciar las acciones de la insulina.

El WP P11 incluye asimismo numerosas otras moléculas como ciertos agentes que frenan el aumento del cortisol, hormona catabólica que se dispara después de un esfuerzo considerable, de manera que impida la degradación muscular.

La fórmula incluye también varios compuestos de carácter anabólico, que favorecen la secreción hormonal con el fin de acelerar los procesos de reconstrucción y potenciar el aumento del tejido muscular.

Es preciso subrayar que el WP P 11 incluye asimismo partículas muy específicas que favorecen la regeneración de los cartílagos y otros tejidos conectivos, así como otras protectoras y regeneradoras de la glándula hepática.

La fórmula la completan las vitaminas y minerales así como los antioxidantes.

Un batido de WP P11 después de cada entrenamiento constituye la mejor acción para asegurar la rápida y plena recuperación y un mayor crecimiento.

16. Entre horas hace falta algo más que proteínas

Las proteínas son esenciales a la hora de ganar volumen muscular, pero hay proteínas y proteínas, además la síntesis proteínica depende de varios factores.

El WP R 10 de Future Concepts proporciona casi un 60% de proteínas, pero ese aporte está formado por un cóctel de distintas fuentes proteicas de diferente ritmo de liberación. Así la mezcla se compone de suero, la más rápida, y de los caseinatos y del huevo, que son fuentes de liberación lenta. El resultado es la aportación de elementos constructores de músculo con celeridad, pero también de forma sostenida durante varias horas, lo que permite que el cuerpo vaya obteniendo el material que necesita a lo largo del día.

No obstante, ingerir proteínas no garantiza su utilización por el cuerpo, de ahí que el ergocéutico esté reforzado con enzimas proteolíticas que las escinden en el estómago, también con agentes que elevan la porosidad de las paredes intestinales para aumentar su absorción, así como con un agente específico que permite que los aminoácidos sean incorporados a los tejidos, es decir el ciclo completo de metabolización de las proteínas.

Este WP R 10 puede utilizarse en condiciones normales, por eso los carbohidratos que incluye son lentos con el fin de aportar energía sostenida y no afectar en exceso la liberación de insulina.

Además contiene tres fuentes distintas de ácidos grasos esenciales, que juntos activan varios procesos orgánicos, como mejorar la sensibilidad celular, acelerar el ritmo metabólico, eliminar los cúmulos de adiposidad y generar el crecimiento muscular.

Otro ingrediente relevante es la L-tirosina, un aminoácido que en el cuerpo se usa como estimulante de la producción de epinefrina y norepinefrina, las hormonas que liberamos para producir energía rápida a partir de los ácidos grasos de reserva y también como materia prima para la formación de la hormona la tiroides, la tiroxina.

Otro compuesto del WPR 10 es el ácido hidroxicitríco que promueve la acumulación de glucógeno mientras inhibe la posible formación de grasa procedente de los carbohidratos en exceso de la dieta.

Por último el ergocéutico está reforzado con sustancias que potencian las acciones de anabolismo tendientes al aumento de la masa magra.

El preparado se puede ingerir en cualquier momento del día, por ejemplo entre comidas, y constituye un sobrealimento ideal y un medio de elevar al alza el índice de anabolismo natural.

17. Aseguraos la absorción

Como hemos tenido ocasión de ver, por mucho que entrenéis la palabra final cuando se trata de ganar peso la tiene la alimentación, pero ¿y si por mucho que comáis el cuerpo no es capaz de absorberlo todo? En ese caso estaríais desperdiciando no sólo una buena cantidad de alimento y dinero, sino la oportunidad de ganar volumen de verdad.

Future Concepts ha creado el único potenciador de la absorción que existe actualmente. No se trata de un suplemento enzimático que ayude a la digestión de los alimentos, sino un preparado que actúa a un nivel muy superior para incrementar la cantidad de partículas que llegan finalmente a la circulación.

En el AB 18 se reúnen varios compuestos de acciones bastante únicas, porque los unos actúan a nivel de las paredes de la parte superior del intestino, donde se produce la mayor parte de la absorción, para volverlas más porosas y permitir así un mayor paso de partículas, mientras que otros elevan la sensibilidad de las vellosidades que se proyectan desde esas paredes para captar las moléculas alimenticias que atraviesan el tracto intestinal, e incluso hay uno muy especial que es capaz de inhibir la actividad del citrocromo P 450 tanto en intestino, como en vena portal e hígado, para evitar que degrade y anule buena parte de las sustancias que recibe.

En suma, el AB 18 es capaz de multiplicar la capacidad de absorción que hace el organismo de todo lo que ingiere por vía oral.

Es tan potente que su empleo está del todo desaconsejado si se está bajo cualquier tipo de medicación, o se utilizan bebidas alcohólicas, porque este ergocéutico elevaría notablemente la cantidad que el cuerpo absorbe de éstos y podría resultar peligroso.

Pero sin ningún género de dudas el AB 18 constituye un elemento clave para adquirir mayor corpulencia física.

18. Demostrado: la hidratación ayuda a ganar volumen

Por si no lo sabíais, el 73% del músculo se compone de agua. Un músculo bien hidrato es grande y fuerte, uno deshidrato es débil y plano. La célula hidratada activa la síntesis de proteína, mientras que la deshidratada está inerte.

Numerosos estudios han demostrado que la hidratación desempeña un papel esencial en el volumen y la fuerza de los músculos.

Future Concepts ha desarrollado un ergocéutico específico para aumentar la absorción de agua en el interior de las células musculares, ya que eso además de posibilitar la ganancia de tamaño también incrementa la fuerza y acelera el grado de síntesis proteínica. En ese sentido los estudios son claros: cuando una célula se encuentra bien hidratada ésta aumenta el ritmo de creación de nuevas proteínas, lo que constituye el primer paso del crecimiento muscular.

El CRS 086 posee una fórmula compleja, donde además de 10 gramos de tres tipos de creatina, reúne muchas sustancias todas involucradas de una forma u otra en la absorción de agua intracelular. Entre sus componentes se incluyen compuestos muy energéticos, por lo que el ergocéutico en cuestión supone una ayuda muy importante ante el entrenamiento duro y para evitar una bajada de energía durante cualquier esfuerzo.

19. Elevar el entorno hormonal

Todos los esfuerzos que hagáis por entrenar duro y comer mucho serán vanos si el entorno hormonal no es el propicio.

Al fin y al cabo son las hormonas los reguladores finales del organismo, así que las de carácter anabólico deben primar sobre las catabólicas.

Las de más marcado carácter anabólico son la hormona del crecimiento y la testosterona. Future Concepts ha formulado dos ergocéuticos específicamente para mejorar su producción.

El TEST RF 05 es un preparado botánico de uso diurno y compuesto por seis agentes de los cuales tres fomentan una mayor producción de testosterona, mientras que los tres restantes se ocupan de canalizar ese aumento para que no se produzcan efectos no deseados, como la aromatización, la conversión en DHT o para asegurar la circulación de la hormona en forma libre, que es la activa en el organismo.

Éste ergocéutico se usa antes de entrenar o por la mañana, mientras que por el contrario el GP 01 sólo se usa antes de acostarse.

Éste se presenta en polvo para diluir en agua y tomar justo antes de irse a dormir. Entre sus componentes hay dos ejes centrales, el primero reúne a más de media docena de ingredientes capaces de elevar la producción natural nocturna de hormona del crecimiento, de la que por cierto su mayor secreción se produce precisamente en la primera hora y media del sueño.

Los componentes del GP 01 pueden llegar a multiplicar casi por seis la producción normal de esta hormona tan importante para acelerar el desarrollo corporal.

Pero además el ergocéutico cuenta a su vez con otros tres ingredientes adicionales que han formado parte de varios estudios con deportistas y en los que han demostrado su capacidad para elevar la producción de testosterona y de IGF 1.

Los resultados obtenidos por jugadores de fútbol americano con esta fórmula han sido muy superiores a los de aquellos que no tuvieron acceso a ella.

Con ambos ergocéuticos podéis elevar el entorno anabólico y disponer de mayores cotas de agentes constructores de masa muscular.

Y eso puede marcar una enorme diferencia.

Guía práctica en 19 movimientos para llegar a ganar hasta 10 kilos de masa corporal

Aquí tenéis las pautas a seguir para aumentar el volumen muscular en un grado considerable.

Recordad, no hay forma de ganar peso magro de manera notable y seguir superdefinidos, porque eso va en contra de cómo el cuerpo funciona.

Centraos en ganar masa y luego ya definiréis. No hace falta engordarse como globos para progresar, pero hay que aceptar taparse un poco, porque así han ganado masa los campeones culturistas de todos los tiempos.

Si seguid esta guía de 19 puntos podéis llegar con el tiempo a ganar hasta 10 kilos de músculo.