Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Como todos sabéis las proteínas más consumidas por los culturistas son las de origen lácteo. La leche es una excelente fuente de proteína de suero y de caseína. Recientemente los científicos han examinado el ritmo de digestión de las proteínas lácteas que conforman la leche.

La proteína de suero de la leche se digiere rápidamente, de hecho al cabo de tres horas de su consumo ésta ha abandonado por completo el estómago (el suero en forma de suplemento en polvo es más rápido de digestión que cuando se obtiene con la leche), mientras que la caseína tarda el doble de tiempo. Eso es bueno, porque la leche en su estado original aporta proteínas rápidas y lentas.

La leche, una vez digerida, además libera unas sustancias químicas que reducen la presión sanguínea y evitan los coágulos sanguíneos. La leche también contiene unas sustancias denominadas oligosacáridos que promueven la flora intestinal beneficiosa que favorece la digestión, además de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes.

Por tanto, aunque la proteína de la leche en estado natural es de digestión más lenta que la proteína en polvo, la leche fresca constituye una buena fuente de proteínas.