Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

036
LA DE SHAWN “FLEXATRON” RHODEN

Por Dan Smith

Si como dicen, en el culturismo moderno las competiciones se ganan por la espalda, entonces Shawn Rhoden muy pronto será Mr Olympia, porque la espalda que está construyendo es la del futuro. ¡Una perfecta!

Hace años que en el culturismo profesional existe el debate de si debe prevalecer la estética sobre la masa pura, y todos parecen esperar ese hombre capaz de aunar ambas características físicas. Puede que este Mesías ya esté aquí.

Shawn Rhoden en su segunda competición profesional ya se clasificó para el Mr Olympia, dónde con sólo dos apariciones se colocó en tercer lugar y ya ha repetido en dos ocasiones esa posición, además de ganar seis eventos profesionales.

Para muchos este atleta está llamado a convertirse en Rey absoluto del culturismo, porque posee tanta masa como el que más, pero con unas líneas aerodinámicas que recuerdan a Flex Wheeler en su mejor momento. Él posee lo que es tan difícil de aunar: masa monstruosa con la belleza de formas estéticas.

Los altibajos de Shawn en el culturismo

Shawn Rhoden nació el 2 de abril de 1975 en Kingston, Jamaica, pero cuando tenía 16 años se mudó con su familia a la zona de Washington, D.C., Estados Unidos. En su país natal el deporte que había practicado era el fútbol europeo, pero una vez en tierras estadounidenses Rhoden descubrió el culturismo gracias a un primo suyo, John Lancaster que lo practicaba y competía, y que fue quién le animó a ejercitarse con los hierros.

En tan sólo un año los progresos de Shawn fueron bastante notables y aunque su peso no alcanzase los 80kg, era evidente que su potencial era extraordinario porque gracias a sus inserciones musculares largas y articulaciones pequeñas, con una cintura diminuta le hacían parecer sobre el escenario mucho más grande de lo que era en la realidad.

En 1994, con 19 años Shawn debutaba en el campeonato Natural Eastern Classic y no sólo ganó la categoría júnior, sino que también se adjudicó el título absoluto, porque los jueces quedaron sorprendidos por ese joven de estética aerodinámica.

Aunque su primera competición la ganó como peso ligero, en 1997 subió al escenario en la categoría de pesado ligero, es decir justo por debajo de los 90 kilos. Ese año obtuvo el subcampeonato en el Mid-Atlantic Natural y unos meses después, todavía en 1997, se adjudicó la categoría de peso pesado ligero y el absoluto en el East Tournament of Champions. Ahora estaba preparado para competir en nivel nacional, pero durante la preparación mientras hacía sentadillas con 220kg se lesionó la espalda y tuvo que abandonar el gimnasio durante varios meses hasta recuperarse del todo.

El 1998 fue un año de transición para Shawn dedicado a su recuperación y regresó a la competición en 1999, 2000 y 2001 en que después de acabar segundo en el Team Universe de 2001 tomó la decisión de concentrarse única y exclusivamente en participar en los campeonatos Nationals de NPC de 2002 a fin de hacerse por fin con su licencia profesional, pero Shawn contrajo una intoxicación alimenticia poco antes de la competición y acabó en 14º lugar en la categoría de pesos pesados.

Pero poco tiempo después a su padre le diagnosticaron cáncer de pulmón en fase terminal. No pasó mucho desde el diagnóstico hasta el fallecimiento de su progenitor, lo que sumió a Shawn en una profunda depresión y cayó en el abuso de alcohol. El joven que se había convertido en una de las más firmes figuras para convertirse en futura estrella del culturismo, perdió la ilusión por entrenar y por la competición. Y desapareció del culturismo.

Primero perdió masa muscular y llegó a los 115kg flácidos y blandos que no recordaban en absoluto al firme aspirante a culturista profesional del 2001-2002. Para empeorar la situación Shawn sufrió dos accidentes de tráfico durante esa época.

Pasaron siete años en los que el ahora sedentario Rhoden se había convertido en un joven rollizo, no ‘cachas’. En 2008 su primo John, que fue quien lo inició hacía años en el culturismo, lo invitó a asistir a presenciar una competición local de culturismo y Shawn accedió. Después de ver la competición y comprender que él podía superarlos con relativa facilidad, le comentó a su primo que estaba decidido a regresar de nuevo al culturismo, pero esta vez sería en serio: “Quería retomar mi carrera dónde la dejé” dice Rhoden.

Se rodeó de un grupo de amigos fieles, entre los cuales estaba su amigo Josh Beach, quien le ayudó con la dieta, así como Yohnnie Shambourger que siempre fue un mentor de Shawn, desde que éste era un adolescente, o Fred Small, competidor IFBB Pro.

Al principio no tenía previsto su regreso a un escenario tan pronto, pero los progresos fueron tan positivos que decidió probar suerte en el campeonato de Norteamérica de 2009 y sorprendió a todos al adjudicarse la victoria en la categoría de peso pesado así como el título absoluto y por supuesto el carné de profesional que lleva implícita semejante proeza.

Después de haber abandonado totalmente el culturismo durante siete años, Shawn Rhoden, al que empezaron a llamar Flexatron, sólo tuvo que subir una vez al escenario para convertirse en competidor profesional, una gesta que nadie ha conseguido.

Desde entonces, el apodo de Flexatron está en las primeras clasificaciones de todas las competiciones en que participa, sobre todo porque además de poseer un conjunto excepcional su espalda es una auténtica maravilla.

La espalda del futuro

En el culturismo moderno, la espalda constituye el barómetro por el que se mide a los campeones. Es un grupo tan vasto, con tantos músculos diferentes y tan espectaculares que cuando una espalda está bien desarrollada en todos sus rincones, proyecta una imagen que ningún otro grupo puede igualar. “Las competiciones se ganan por la espalda y las mejoras que he hecho tanto en amplitud como en grosor y detalles, me han permitido ganar numerosas competiciones, seis eventos profesionales y ser dos veces tercero en el Mr Olympia, pero estoy mejorándola hasta el punto en que me ayudará a resultar invencible en el escenario” asegura Shawn.

Es día de espalda, es casi un auténtico ritual para Rhoden, porque sabe lo duro que es entrenarla, así que desde que llega al gimnasio se mentaliza concentrándose muy bien en la tarea que tiene por delante. En esa sesión no hará nada más, porque acabará tan agotado que tampoco podría hacer justicia a ningún otro grupo muscular después. “La espalda es tan grande –dice mientras saca de su bolsa del gimnasio las correas de agarre– y está compuesta por tantos grupos de gran tamaño, que permite el empleo de grandes cantidades de peso, todo lo cual contribuye para hacer que el entrenamiento sea devastador y se lleve la energía como un fuego en una pradera seca”.

Aunque su programa está abierto a todos los ejercicios y en un momento u otro los ha utilizado todos en aras de la variedad, hoy Shawn atacará la espalda con cuatro básicos constructores de masa, amplitud y grosor.

Primer ejercicio: Remo con barra T improvisada

5 x 12, 10, 8, 8, 6

Lo primero que hace Rhoden es realizar una combinación de ligeros estiramientos, agarrado a un punto fijo, agarrado primero con ambas manos y luego alternándolas mientras se inclina hacia delante y estira del dorsal, con tres series de jalones con poco peso, a modo de calentamiento general y para soltar las articulaciones y llevar sangre a la zona de la espalda y sobre todo a la articulación del hombro.

“Sé lo que pueden acarrear las lesiones y eso es lo que menos deseo en este momento” dice, mientras se dirige a coger una barra olímpica para convertirla en su primer movimiento: el remo en barra T. Hoy este será su primer ejercicio. Para hacerlo coloca un extremo de la barra dentro de un soporte para anclarlo en un punto fijo en el suelo y en el otro extremo irá cargando los discos. Aunque en ocasiones puede coger la barra con las manos directamente colocadas debajo de los discos, cuando carga bastante peso, como es el caso de hoy, prefiere usar un agarre de polea de tipo triangular que situará debajo de la barra para coger el agarre con ambas manos separadas. “Me he acostumbrado a usar la barre libre para hacer este movimiento, que para mí es el básico constructor de masa y amplitud en la espalda” dice mientras se coloca a horcajadas sobre la barra. La espalda se mantiene ligeramente por encima de la línea paralela con el suelo, pero no en exceso, porque cuanto más la yerga menor será el recorrido y menos es el trabajo que realizan los dorsales y más el de los trapecios. Tras una primera serie de calentamiento, coloca peso y hace su primera serie de trabajo que consta de 12 repeticiones, escrupulosamente bien ejecutadas. Luego pone un disco más y tras reposar un par de minutos completa otras de 10 repeticiones realmente duras. “Me gusta tirar del peso hacia arriba de forma explosiva, pero controlada y luego bajar más lentamente” dice mientras respira, apoyando un pie sobre la barra. Todavía añade otro disco más y completa otras ocho repeticiones brutales. Mientras recupera la respiración, dice: “Este ejercicio es el responsable de la construcción de las mejores espaldas de la historia. Arnold era un adicto a este formidable ejercicio y lo entiendo muy bien, porque proporciona amplitud y profundidad a la espalda”. Tras un breve descanso completa otra serie de ocho y una última de seis repeticiones.

Segundo ejercicio: Jalón dorsal con agarre ancho y neutro

5 x 14, 12, 10, 10, 9

Después de someter a la espalda a ese ataque devastador, ahora Shaw se dirige a la zona de poleas, dónde coloca una barra larga con el agarre neutro en los extremos de la misma. Una vez anclado en el asiento, con los muslos sujetos bajo los rodillos, empieza a estirar de la barra para llevarla por delante hasta hacerla bajar a la parte superior del pecho. “El peso es siempre importante, pero la correcta técnica del movimiento lo es incluso más” dice Shawn después de su primera serie de mecánica impecable y mientras recupera el resuello. “Cuando se maneja mucho peso es preciso ser muy estricto para evitar posibles lesiones y para sobrecargar los músculos objetivo”. Acto seguido baja el selector de pesos y continúa con la siguiente serie de igual factura. “Este movimiento afecta directamente la cara más externa de los dorsales superiores, que es la que más acentúa la amplitud de la espalda”. En total lleva a cabo cinco series en las que solamente en la última no llega a las 10 repeticiones, debido al cansancio acumulado en los músculos de la espalda, pero hoy decide no disminuir el peso, como hace en otras ocasiones, y tratar de hacer tantas repeticiones como le sea posible con el máximo peso.

Tercer ejercicio: Remo en polea baja

4 x 12-10

Ahora Shawn recupera el agarre triangular que empleó para convertirlo en el falso agarre T de la barra olímpica y lo coloca en la salida del cable inferior de la polea. Su espalda está salvajemente congestionada en todos los rincones, pero el jamaicano ahora se sienta, apoya los pies contra la plataforma y colocando una gran cantidad de peso, procede como un auténtico pistón a completar una repetición tras otra, llevando las manos hacia el estómago una y otra vez, procurando mover los codos apuntando hacia atrás y pegados al cuerpo.

“Este es otro fabuloso movimiento de espalda” dice Shawn, después de beber un trago de agua. “Cambiando el agarre se puede estimular distintas partes de la espalda, pero el agarre estrecho me gusta para dotar de grosor al centro y a los dorsales inferiores”. Completa cuatro series de 10-12 repeticiones.

Cuarto ejercicio: Remo con mancuerna

4 x 12-10

La espalda está a estas alturas pidiendo clemencia, pero el castigo no ha acabado. Todavía Shawn se dirige al mancuernero para coger una mancuerna, acerca una banca plana, dónde apoya la rodilla y el brazo opuesto al que sostiene la pesa. Se inclina hacia delante, pero manteniendo el torso siempre por encima de la línea paralela con el suelo. “Hoy, este será mi ejercicio final” explica, antes de empezar a mover la pesa y mientras se recupera del remo en polea. “Es otro movimiento de remo, pero al trabajar a un brazo puedo dirigir muy precisamente la acción a la zona que me interesa, así que me gusta acabar la sesión con un trabajo de detalle y de cincel. El trabajo duro ya está hecho” añade, como si el remo con mancuerna fuese sencillo, o como si el peso elegido no fuese lo suficientemente duro.

Después de 18 series de espalda, Shawn da por concluida su sesión de espalda.

Un viaje que no ha acabado

El viaje de Shawn Rhoden en el culturismo ha estado lleno de altibajos, de tragedias y de triunfos.

Y ¿no dicen que cada vez que te caes y te levantas eres más fuerte?

A punto de cumplir los 40 años, Shawn está a las puertas de la madurez muscular y todavía no ha dicho su última palabra en el culturismo. Todavía sigue perfeccionando un físico de magníficas proporciones y un tamaño brutal. Prometió a su padre que ganaría los títulos más importantes del culturismo, y no piensa romper su promesa. Desde luego, si como aseguran las competiciones modernas se ganan por la espalda, entonces la de Shawn Rhoden puede garantizarle un brillante futuro.

Datos estadísticos de Shawn Rhoden

  • Fecha de nacimiento: 2 de abril de 1975
  • Lugar de nacimiento: Kingston, Jamaica
  • Altura: 1,76 metros
  • Peso: 113-123kg
  • Lugar de residencia: Rockville, Maryland, EEUU
  • Pareja: Rhoden está sentimentalmente ligado a Sarah Bäckman, 8 veces campeona del mundo de ‘Lucha de Brazos’
  • Obtiene el pase a profesional: en el campeonato de Norte América, 2009
  • Victorias profesionales: seis

Historial deportivo

Amateur

1994  Natural Eastern Classic – 1º Junior peso ligero & Absoluto

1º Open senior & Absoluto

1997  Mid-Atlantic Natural – 2º peso pesado ligero

1997 East Coast Tournament of Champions – 1º peso pesado ligero & Absoluto

1999 Jan Tana Amateur – 2º peso pesado ligero

2000 Team Universe – 4º peso pesado ligero

2001 Campeonato de Norte América – 2º peso pesado ligero    

2001 Team Universe – 2º peso pesado ligero

2002 NPC Nationals – 14º peso pesado

2009 Campeonato de Norte América – 1º peso pesado & Absoluto (pasa a profesional)

Profesional

2010 Europa Super Show –  16º

2011 Europe Super Show – 3º

2011 Mr Olympia – 11º

2012 Flex Pro – 4º

2012 Arnold Classic – 8º

2012 Tampa Pro – 1º

2012 Europa Super Show – 1º

2012 Mr Olympia – 3º

2012 Grand Prix de Inglaterra – 1º

2012 Arnold Classic Europe – 1º

2012 Praga Pro – 2º

2013 Mr Olympia – 4º

2013 Arnold Classic Europe – 4

2014 Arnold Classic USA – 2º

2014 Grand Prix de Australia – 1º

2014 Mr Olympia – 3º

2014 Arnold Classic Europe – 2º

2014 Dubai Pro – 2º

2014 EVL’s Praga Pro – 3º

2014 San Marino Pro – 1º

 

Rutina de entrenamiento (fuera de temporada)

Lunes: Pecho

Martes: Espalda

Miércoles: Piernas

Jueves: Hombros

Viernes: Brazos

 

Rutina de entrenamiento (precompetición)

Lunes: Hombros

Martes: Cuádriceps

Miércoles: Descanso

Jueves: Pecho

Viernes: Espalda

Sábado: Brazos y femorales

Domingo: Descanso

Nota: Cuando se acerca la competición Shawn mantiene el mismo orden de entrenamiento de los grupos, pero sin tomarse ningún día de descanso.