Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Como culturistas o entusiastas del fitness, sabéis perfectamente que la proteína constituye un nutriente esencial en vuestra dieta para manteneros saludables, además de para alcanzar vuestros objetivos, tanto en el rendimiento como en la composición física. Entre las proteínas, la del suero es la que más beneficios proporciona, pues a sus indudables capacidades plásticas hay que añadir que numerosos estudios han corroborado que posee propiedades estimulantes del sistema inmune. Por tanto, no es de extrañar que los hombres de ciencia busquen nuevas aplicaciones a esta fantástica fuente de proteína.

Lo último en aplicación de la proteína de suero en el ámbito de la nutrición es su aplicación para sustituir a las moléculas de grasa y de hidratos de carbono para confeccionar alimentos más saludables, funcionales y con menos calorías.

En concreto, un nuevo estudio examinó las posibilidades de usar la proteína de suero fraccionada en micro partículas como un sustituto de los gránulos de grasa y de almidón en alimentos con el fin de reducir sus calorías y proporcionar efectos más saludables, en particular en emulsiones como salsas y aliños.

El estudio llevado a cabo en la Universidad de Massachussets, EEUU, examinó las posibilidades de la proteína de suero en micro partículas para verificar su potencial aplicación para imitar la grasa en alimentos con el contenido calórico reducido como salsas, aliños y postres comercialmente disponibles en el mercado, gracias a su capacidad para realzar el sabor.

En otras palabras, que la proteína de suero una vez sometida a un proceso de homogenización a alta presión (6000 psi, 1 pass) reducía significativamente el tamaño de la partícula y mejoraba su estabilidad y sedimentación, pudiendo así mejorar la brillantez del sabor y la viscosidad de los alimentos. De manera que en un futuro podríamos consumir salsas y postres con mejor sabor, menos calorías e incluso podrán incorporarse a las dietas culturistas porque pueden ayudar a ganar músculo.