Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe información, dietas, ofertas
 
 
Por:admin el de de

Un estudio llevado a cabo en la universidad estadounidense del Estado de Oregón, ha demostrado que añadir a la alimentación de las vacas lecheras 2,7 kilos de semillas de lino prensadas mejoró la calidad de la leche y la carne sin ningún parámetro negativo sobre la textura o la producción láctea.

Con ese aporte de semillas en la alimentación, la leche redujo el contenido en ácidos grasos saturados (los malos) en un 18%, mientras que los poliinsaturados (los buenos) aumentaron un 80% y los niveles de omega 3 se elevaron un 72%.

Luego con esa leche se elaboró queso y mantequilla y se pudo constatar que ambos alimentos mantenían las mismas proporciones de ácidos grasos saludables.