Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Si sois lectores habituals, sabréis que en cada edición elegimos algunos correos recibidos en la redacción con consultas o preguntas que nos enviáis (y que en muchos casos son bastante coincidentes), para luego publicar en la web algunos consejos que puedan serviros a modo de respuestas y así poder contribuir a aclarar algunas de vuestras dudas colectivas.
Esta vez hemos escogido un tema mayoritario en estas fechas del año como es:

Cómo deshacerse de los kilos ganados durante las fiestas navideñas

Después de las fiestas navideñas que mayoritariamente solemos celebrar alrededor de la mesa y con copiosas comidas, que son abundantes en alimentos poco frecuentes en las dietas habituales de los culturistas y que suman ingentes cantidades de calorías, la queja de todos es que al llegar al año nuevo la forma física deja mucho que desear, especialmente con un acusado aumento del peso y no precisamente muscular, sino graso.
En pocas palabras, que después de esas fiestas prácticamente todo el mundo ha acumulado muchos kilos de más y ahora es cuando sobreviene la preocupación y el deseo por eliminarlos.
Esta es una queja muy generalizada y que también afecta a los que se entrenan habitualmente con intensidad y con regularidad, porque en su mayoría además de haber ingerido muchas más calorías de lo habitual, así como gran cantidad de alimentos grasos y dulces, también han quemado muchas menos calorías, puesto que o bien no han podido entrenarse con la regularidad y la intensidad habituales, o incluso no se han ejercitado en absoluto con motivo de los muchos días festivos.
En definitiva, que por una u otra razón han acumulado unos cuantos kilos de grasa y al mismo tiempo perdido algo de masa muscular.
Los siguientes consejos son bastante genéricos y aplicables a un gran porcentaje de personas con el mismo problema.

Limpiad la dieta

El primer paso para recobrar la mejor forma y deshacerse del exceso de peso es limpiar la dieta, por tanto, empezad por tirar todos los restos de alimentos que os hayan sobrado de estas pasadas fiestas y que no son propios de vuestra dieta. Pasteles, dulces, bollería, turrones, polvorones y cualquier alimento con fuerte contenido de azúcar. Haced lo propio con todos los alimentos con un alto índice de grasas, como patés, embutidos, conservas y carnes grasas de cerdo, cordero o de res y todas las salsas.

Reducid el número de calorías

Una vez que hayáis eliminado de la dieta los alimentos excesivamente cargados de azúcar y de grasa, el segundo paso es reducir un poco las calorías totales ingeridas a fin de crear un ligero déficit calórico para obligar al cuerpo a echar mano de sus reservas de calorías (los depósitos de grasa) y empiece a destruirlas. Por tanto, reducid ligeramente las porciones de los alimentos que conforman vuestra alimentación diaria. No dejéis de hacer alguna comida (debéis mantener el mismo número de comidas), sino solamente disminuir un poco la cantidad de sus ingredientes.

Incrementad un poco las repeticiones

Después de esos ajustes en el ámbito de la alimentación, a la hora de entrenaros elevad un poco las repeticiones de todos los ejercicios, con hacer un par más bastará para elevar el gasto calórico global y acelerar un poco el metabolismo, lo cual contribuirá a quemar los acopios de grasa y reducirlos.

Reducid el descanso entre series

Al mismo tiempo, utilizad otra estrategia muy efectiva en el gimnasio, como es acortar un poco los descansos que tomáis entre series, porque eso redundará en elevar la intensidad del entrenamiento, acelera el metabolismo y contribuye a que durante la sesión queméis una gran cantidad de calorías extra.

Incrementad el ejercicio cardiovascular

Y por fin, para dar el golpe de gracia a ese exceso de adiposidad acumulado durantes las pasadas semanas de dieta, aumentad el ejercicio aeróbico o cardiovascular tanto en la duración del mismo, como en su frecuencia semanal. Puede que ahora durante las tres o cuatro semanas próximas debáis efectuar cuatro o cinco sesiones semanales de 30-45 minutos de actividad cardiovascular, de esa forma acentuaréis muy profundamente la quema del tejido adiposo que habéis acumulado durante estas pasadas fiestas navideñas, así como la relajación propia que suele acompañar el par de semanas precedentes y posteriores a esas festividades.
Con la suma de todas estas acciones, en no más de un mes podréis haber eliminado todo el peso acumulado y volver a encontraros en el punto idóneo que teníais antes, para ahora seguir avanzando en vuestro desarrollo muscular.

IMG_5343