Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

IMG_7497
Como bien sabéis,  solemos elegir algunos correos recibidos en la redacción con consultas o preguntas que sean coincidentes, para luego publicar en esta web algunos consejos que puedan servir en cierto modo de respuestas y así poder contribuir a aclarar algunas de las dudas colectivas de nuestros lectores.
Esta entrega hemos escogido un par:

El aeróbic de intervalos sirve para más que quemar grasa
Desde hace algún tiempo venimos proponiendo que hagáis el ejercicio aeróbico o cardiovascular en modo de intervalos, es decir realizando periodos breves con un pico de intensidad máxima, seguidos por un intervalo más largo de actividad moderada, de tal forma que durante todo el tiempo que os ejercitéis vayáis alternando esos picos, porque eso mejora la combustión de la grasa ya que acelera el metabolismo durante mucho más tiempo después de la sesión y además se corre menos riesgo de destruir tejido muscular con la actividad cardiovascular. Pero ahora, según un estudio reciente, este tipo de actividad puede incluso elevar los niveles de hormona del crecimiento (HC) y del factor de crecimiento similar a la insulina, el IGF-1.
Estas dos hormonas desempeñan un papel importante en el crecimiento muscular y en el aumento de la fuerza, por tanto son de gran utilidad para un culturista. Según investigadores israelíes, éstos comprobaron que los picos de máximo esfuerzo en una bicicleta estática durante 30 segundos marcaron una acusada elevación de los niveles de HC y de IGF-1. Curiosamente los niveles de HC se elevaron antes en las mujeres, pero el de IGF-1 aumentó bastante más en los hombres.
Aunque este estudio es bastante limitado, puede reforzar más la tesis de que el ejercicio cardiovascular más breve y realizado con intervalos de máxima y moderada intensidad puede también promover el mantenimiento de la masa muscular, además de quemar la grasa.

¿Repeticiones rápidas o lentas?
Cuando en una rutina de entrenamiento os indican que debéis entrenar rápido eso significa siempre que no descanséis en exceso entre series para que el músculo que está siendo trabajado no se enfríe y porque además al reducir el reposo entre series se aumenta exponencialmente la intensidad del entrenamiento. Sin embargo, invariablemente se os indica que debéis hacer las repeticiones de forma lenta, sobre todo la fase negativa o el descenso, porque así se incrementa la capacidad de desarrollo muscular.
Sin embargo, realizar las repeticiones de forma rápida o explosiva también tiene su utilidad. Un estudio publicado en el International Journal of Sports Medicine del año pasado, demuestra que aumentar la velocidad de las repeticiones mejora la fuerza, la potencia y permite tener un mejor rendimiento físico deportivo que hacer las repeticiones lentas.
En ese estudio se emplearon dos grupos de atletas que realizaron la sentadilla con un peso equivalente al 60% de su máxima repetición. Un grupo trabajó con repeticiones de máxima velocidad, y el otro empleó la mitad de la velocidad. Al final del estudio el grupo que se ejercitó usando repeticiones de máxima velocidad demostró haber ganado más fuerza en la sentadilla y en el salto vertical que el grupo que usó las repeticiones más lentas.
Por consiguiente, los investigadores concluyeron que los atletas que se entrenan para mejorar su potencia en otros deportes deberían entrenarse de forma explosiva.