Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Seguimos fieles a esta sección donde poder dar contestación global a esos correos electrónicos que nos enviáis con dudas, consultas o preguntas, para publicar algunas respuestas que puedan contribuir a aclarar las dudas colectivas que podáis tener al respecto de temas relacionados con el entrenamiento o la nutrición.

En este caso aquí os lanzamos dos consejos útiles:

Lo reiteramos una vez más: no estiréis antes de entrenar

Durante décadas los entrenadores y todos los libros de entrenamiento han venido insistiendo en mantener el protocolo de estirar cada músculo antes de entrenarlo, para así aumentar su flexibilidad y rango de recorrido, lo que supuestamente produce mejores resultados y ahuyenta el riesgo de lesión. Sin embargo, estudios muy concluyentes y serios (Journal of Human Kinetics, 45: 177-185, 2015) han puesto de manifiesto que la realidad es bien distinta, pues se ha demostrado que el estiramiento estático de un músculo antes de entrenarlo disminuye su fuerza y potencia y es más cierto que aumenta el riesgo de lesión.

Ahora ya son varios los estudios muy serios que han constatado que el estiramiento balístico del músculo antes de ejercitarlo con pesas reduce su fuerza y resistencia durante el manejo posterior de las mismas y también inhibe la capacidad nerviosa de estimulación de la contracción muscular.

En resumen, calentad específicamente antes de entrenar (por ejemplo con algunas series muy ligeras) en lugar de estirar el músculo y reservad el estiramiento para después de entrenar.

Los estudios confirman que consumir proteína a intervalos regulares, constituye el mejor camino para ganar masa muscular

Los culturistas vienen desde hace décadas afirmando que es necesario consumir proteína a intervalos regulares con tal de incrementar la masa muscular y activar la síntesis de proteínas, mientras que otros difieren de tal afirmación. Un estudio reciente (Sports Medicine, Published online March 6, 2015) ha comprobado que el curso de la síntesis de proteína muscular es diferente entre las personas entrenadas con pesas y el resto. Así el ritmo de síntesis de proteína en la gente no entrenada alcanza su pico a las 20 horas después del ejercicio y puede permanecer elevado durante 48 horas, en cambio, en la gente habituada a ejercitarse con pesas la síntesis de proteína es mayor y alcanza su pico dos horas después de la sesión y va disminuyendo en las 10 horas posteriores. Eso confirma que los culturistas deben consumir 25-35 gramos de proteína (de preferencia de suero por su rápida digestión) para maximizar su potencial de crecimiento.

En las personas no entrenadas la necesidad de regeneración y crecimiento es mucho menor y por eso su síntesis de proteínas es de menor envergadura y más lenta.

consejos_2