Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

Los polifenoles son sustancias presentes en frutas, verduras y vegetales en general.
El consumo de alimentos ricos en compuestos polifénicos ha estado desde hace muchos años relacionado con beneficios saludables sobre la función cardiovascular, incluyendo la modulación de varios parámetros vasculares, así como la función de las plaquetas, presión sanguínea y el perfil lípido de la sangre, además de la modulación de la tensión oxidativa, la inflamación y la función endotelial.
“Estudios anteriores ya demostraron que los polifenoles y sus metabolitos pueden reducir la presión sanguínea, así como los marcadores de la oxidación y la inflamación” afirma el director de un estudio reciente. “Pero además pueden evitar o mejorar la disfunción endotelial, así como incrementar la actividad antioxidante enzimática, efectos antiinflamatorios, aumentan la biodisponibilidad del óxido nítrico e inhiben las lipoproteína de baja densidad (colesterol malo)”.
En este estudio se exploraron más de 7000 participantes en el trabajo para evaluar las posibles asociaciones de episodios cardiovaculares, incluyendo los ataques de corazón, las embolias, o muertes derivadas de problemas cardiacos. Los investigadores concluyeron que existe una relación inversa entre el consumo de polifenoles y el riesgo de problemas cardiacos con independencia de otros factores de riesgo cardiaco sean o no derivados de la dieta.
Entre los polifenoles se encuentran los lignanos, los taninos, las antociaminas y los flavonoides.
Las principales fuentes de polifenoles son bayas, té, cerveza, uvas/vino, aceite de oliva, chocolate/cacao, nueces, maníes, granadas, yerba mate, y otras frutas y vegetales.

IMG_5798