Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe información, dietas, ofertas
 
 
Por:admin el de de

LA ERA DE LOS GURÚS HA LLEGADO

Por Al Wilson

Si leéis las revistas de culturismo y seguís a las estrellas del músculo a través de Internet y de las redes sociales, seguramente os habréis dado cuenta que en la actualidad la práctica totalidad de los competidores cuenta con preparadores.
Estamos en una nueva era del culturismo, la de los gurús.

¿Qué tiene en común el culturista principiante y el consumado profesional? Que ambos buscan el éxito y quieren alcanzar la cima lo antes posible sorteando los obstáculos propios de esta actividad. Pero a pesar de la enorme distancia que los separa, todavía hay otra coincidencia, como es que ambos necesitan un preparador que les ayude a avanzar.
En el caso del principiante todos estaremos de acuerdo en que es más que conveniente que cuente con alguien que le enseñe desde la base los entresijos del entrenamiento y de la dieta para que pueda progresar con mayor celeridad y seguridad. En cambio, puede resultar muy sorprendente saber que un profesional que ha alcanzado prácticamente la cima del deporte necesita la ayuda de otros para seguir adelante, cuando se podría pensar que llegado al punto dónde ha llegado nadie podría saber más de su evolución que él mismo, pero la realidad es que prácticamente todos los profesionales son guiados por otros, que curiosamente muchas veces ni han competido, o lo han hecho sin éxito, y además no poseen un físico que valga la pena mencionar.
No es exagerado decir que vivimos la era de los entrenadores, porque la mayoría de gimnasios cuenta con los servicios de numerosos entrenadores y son muchos los culturistas de cierto renombre que se ganan la vida actuando como entrenadores personales, ya no sólo en gimnasios comerciales, sino en salas privadas y hasta en domicilios particulares.
Ahora bien, entrenar a una persona media que desea quitarse de encima 8-10 kilos de peso y el culturista de elite o de competición es muy diferente. En el caso de los profesionales con frecuencia sus carreras, contratos e ingresos dependen de sus clasificaciones y del más mínimo detalle. Así que aunque en ambos casos necesitan consejo y apoyo, son dos entidades distintas con objetivos muy diferentes, de manera que para el primero con un buen entrenador personal basta y sobra. En cambio, para el segundo se necesita alguien con los conocimientos especializados en la competición, lo cual además de incluir el entrenamiento y la dieta preparatorias para el día H, también han de conocer los entresijos y las manipulaciones de los últimos días para lograr subir al escenario con el mayor volumen muscular, seco, duro, venoso y con la piel de celofán pegada al músculo.
Los preparadores con esos conocimientos tan profundos son descritos popularmente como gurús, que es una forma moderna de llamarlos brujos del culturismo y se les atribuyen más conocimientos que al resto de entrenadores o de preparadores.
Son en realidad una mezcla de entrenadores, preparadores, dietistas y químicos.
Entre los más famosos hoy día se encuentran Hany Rambod, Charles Glass, Chris Aceto, George Farah, Chad Nichols, entre pocos más, que se destacan de los miles que se definen como preparadores.
Algunos de estos hombres pueden vanagloriarse de haber ayudado en sus preparaciones a competidores del Mr Olympia e incluso a algunos vencedores de ese título.
Pero no hay cientos de gurús ahí fuera. Los realmente preparados son sólo un puñado, porque existen muchos que son populares simplemente porque pasan mucho tiempo en las redes y en Internet y éstos son buenos para asesorar en lo que hacen a distancia y servir para mucha gente con problemas básicos, pero carecen de la experiencia en las ‘trincheras’ que en este caso es en las competiciones directamente.
Puesto que este es un tema candente en el que se mueve dinero y se juega con títulos de importancia, hemos acordado realizar una entrevista con un preparador muy conocido, pero que por razones de privacidad, así como de sus clientes, prefiere mantenerse en el anonimato.

  • Bodyfitness’ MuscleShow: Habiendo como hay en la actualidad tantos preparadores por ahí, ¿qué es lo que según tu te distingue de los demás?
    Preparador anónimo: La realidad es que no hay tantos preparadores de competidores como parece, porque la mayoría no sabe lo que se hace. El que tengas cientos de correos electrónicos de gente que te pide que los prepares no es ninguna prueba de tus conocimientos ni de tu valía.
  • BFMS: ¿Quién dirías que es el mejor actualmente?
    PA: Eso es difícil de asegurar, porque cada uno tiene sus seguidores y también sus éxitos y fracasos. Yo diría que entre los mejores se encuentran los que ponen en forma a los profesionales más destacados, porque si hemos de aceptar que el mayor nivel competitivo se da en los eventos profesionales como el Olympia o el Arnold Classic, entonces es lógico pensar que aquellos preparadores que son capaces de colocar a sus clientes entre la crème de la crème, son los que deben poseer más conocimientos.
  • BFMS: ¿Cuál dirías que es el factor más importante para que una relación entre competidor y cliente funcione?
    PA: Tiene que crearse una relación de confianza y de compromiso entre ambos. Yo tengo mi estilo, pero necesito establecer una relación de confianza mutua. Tengo que saber antes de empezar a trabajar con alguien que éste seguirá al pie de la letra mi programa de entrenamiento y dieta, porque no me gusta perder mi tiempo, ni el dinero de él. Así que si pienso que no puedo crear un vínculo con alguien, entonces no lo acepto como cliente. No quiero que alguien que trabaje conmigo no obtenga los resultados que esperaba y su fracaso se vuelva contra mí, cuando en realidad es porque no sigue lo que yo le digo.
  • BFMS: En realidad tenéis mucha responsabilidad. ¿Hasta qué punto sentís la presión?
    PA: Sí, existe mucha presión cuando llevas a atletas de alto nivel, porque éstos se juegan mucho. Pero no solamente se trata de que el competidor haga estrictamente lo que le diga, sino que el cuerpo es una entidad muy dinámica y está cambiando constantemente. Así que lo que funcionó una vez puede no hacerlo en la siguiente. Es necesario aprender de los errores, porque nada es seguro al 100% y es necesario minimizar las posibilidades de error tanto como se pueda.
    A fin de cuentas los entrenadores o nutricionistas no somos Dios y nuestro compromiso es del de entregarnos a tope con nuestro cliente; si lo hacemos hemos cumplido con independencia del resultado final de una competición. Mi objetivo es siempre ponerlo en la mejor forma de su vida, pero no puedo controlar a sus competidores ni a los jueces. Por tanto no puedo controlar el resultado de una competición.
    Si lo saco a competir mejor de lo que nunca antes salió, entonces mi misión está cumplida. Yo trabajo con lo que tiene cada uno y mi trabajo es hacer aflorar lo mejor en cada caso. Pero también necesito tiempo para conocer sus reacciones y ver como responde a los distintos protocolos. Por tanto, si no tiene paciencia, es mejor no empezar.
  • BFMS: ¿Son los culturistas de elite diferentes del resto?
    PA: Depende. Si se trata de alguien que ha progresado conmigo desde hace tiempo, entonces es mucho más fácil de tratar. Los que vienen a mí cuando ya han tenido un cierto éxito son más difíciles de llevar porque llegan con ciertas expectativas y porque siempre están comparando tu programa con el que siguieron antes y haciendo comparaciones, como cuando te dicen “Yo con mi programa anterior con dos sesiones de cardio de 30 minutos me recortaba bien” cuando ahora tu les estás pidiendo que realice dos sesiones de 60 minutos. Si no tienen fe al 100% en tu programa no vale la pena ni empezar, porque será una pérdida de tiempo y ninguno quedaremos satisfechos.
  • BFMS: ¿Tienes una estrategia establecida o una fórmula para el ejercicio cardiovascular?
    PA: No, no tengo ninguna pauta estándar o genérica para nada y tampoco para el cardio.
    Es algo que prescribo según cada individuo, porque tiene mucho que ver con la genética de cada uno. Por ejemplo, los que tienen cierta tendencia ectomórfica natural necesitan menos cardio que los que suelen ganar más grasa durante la fase de fuera de competición, o de lo contrario pueden perder mucha masa muscular con la actividad aeróbica. Es algo muy individual que requiere una cierta práctica.
    Prefiero ponerle un programa ligero con suficiente tiempo de antelación y observar la evolución para comprobar si acepta más cantidad sin perder masa.
  • BFMS: En otras palabras, que tratas de aprender con cada cliente y con sus respuestas.
    PA: Así es. Todo es cuestión de experiencia. De hecho aprendo con cada individuo. Con el tiempo llegas a desarrollar un cierto ojo, porque cuando tratas con muchos físicos, ves como entre todos ellos existen ciertos rasgos genéticos comunes en algunos que denotan ciertas tendencias metabólicas características entre personas pertenecientes a los mismos biotipos y después de la información obtenida de muchos físicos similares puedo empezar ya directamente con un programa bastante cercano a sus necesidades. Eso permite empezar con un programa que deja menos margen para el error, aunque luego tengas que introducir cambios en el ejercicio cardiovascular, la dieta o los suplementos.
  • BFMS: ¿Crees que los profesionales tienen más determinación para seguir un programa que el resto?
    PA: Sí, porque este es su trabajo y están más concentrados que los demás. Se juegan mucho y con frecuencia sus ingresos futuros dependen de sus clasificaciones.
  • BFMS: ¿Con qué frecuencia pides que tus clientes te vayan informando de sus progresos? Porque supongo que no los verás y evaluarás a todos personalmente.
    PA: No es viable verlos a todos personalmente, pero me esfuerzo por ver a tantos como me es posible. Por lo general exijo un informe una vez por semana y luego tres o cuatro veces por semana cuando se acerca la competición. En la última fase es diariamente. Por suerte disponemos de la red para comunicarnos, así que los que están lejos, hablamos por teléfono o video conferencia y me envían fotos y también comunicamos por e.mail.
  • BFMS: Tener clientes en varios países del mundo debe ser complicado de seguir, ¿no es cierto?
    PA: Bueno, es cuestión de organización. Como te decía antes, gracias a las redes es posible hablar con video conferencia con cualquiera al otro lado del mundo. Por suerte no todos compiten al mismo tiempo y por ejemplo alguien que está a cuatro o cinco meses de un evento no necesita que esté tan encima suyo, como otro al que le falten unas pocas semanas para subir al escenario. En este caso puede que esté evaluándolo cada dos  días, mientras que en primer caso con una vez por semana basta.
  • BFMS: ¿Cuándo uno de tus clientes consigue un triunfo o una buena clasificación te consideras parte de su éxito?
    PA: Desde luego. Y ellos además así lo pregonan. Es un trabajo de equipo y aunque es evidente que el mayor mérito es suyo, yo también tengo parte del éxito. De la misma forma que siento la frustración cuando los resultados no son los que esperamos.
  • BFMS: Hace mucho que la dieta alta en grasa está entre los culturistas, pero ahora parece que está resurgiendo ¿Qué opinión te merece, tiene cabida en la preparación?
    PA: No me gusta tomar posturas absolutistas, porque cada individuo es genéticamente diferente y responde de forma distinta a las manipulaciones de la dieta.
    A veces puedo emplear la dieta cetogénica (alta en grasa) durante 2-3 semanas al principio de la dieta antes de iniciar un programa de ciclos de carbohidratos. Generalmente suele funcionar muy bien, especialmente con los competidores naturales, porque al anular por completo la presencia de insulina (no contiene carbohidratos) les ayuda a definirse muy rápidamente. Además, como es muy saciante permite una entrada cómoda en la dieta sin sufrir picos de hambre. Luego, el metabolismo tiende a ralentizarse al cabo de un tiempo con la dieta alta en grasa y sin carbohidratos, por lo que la inclusión de hidratos de carbono lo activa. Obviamente eso aumenta los niveles de insulina, pero esta hormona es la más anabólica del cuerpo, así que es importante contar con su presencia en momentos clave una vez que la definición se abre paso.
  • BFMS: Así que puedes usar distintos tipos de dieta durante una misma preparación.
    PA: Claro. Una dieta cetogénica sin hidratos de carbono es útil durante un periodo corto de tiempo, porque es muy difícil entrenar con intensidad con eso. Y si dejas de entrenarte con dureza, entonces una gran parte de tu programa se irá al garete, con lo cual el resultado estará muy comprometido. Pero no puedes mantener a alguien 12-16 semanas siguiendo un mismo tipo de dieta. Eso no funciona casi nunca.
  • BFMS: ¿Cuál crees que es el mejor enfoque de dieta?
    PA: Depende de cada uno. Como ya he dicho antes las personas difieren metabólicamente y en su capacidad de digerir y metabolizar los alimentos. En mi experiencia lo que mejor funciona es alternar ciclos de hidratos de carbono y de calorías. Hago descargas de carbohidratos seguidas de recargas para incentivar el uso de los mismos, acelerar el metabolismo y producir picos de anabolismo gracias a la insulina. También lo puedo aplicar durante los últimos días antes de la competición, pero eso es muy individual, no una norma de aplicación general.
    En todo caso mantengo siempre elevada la proteína.
  • BFMS: ¿Eliminas el sodio durante los últimos días para expulsar el agua subcutánea?
    PA: Lo reduzco cuando aumento los hidratos de carbono, porque durante la fase de carga de carbohidratos no creo que sea producente, aunque no lo elimino del todo, puesto que proviene de fuentes naturales que mantenemos.
  • BFMS: ¿Recomiendas el uso de diuréticos para maximizar la retención de agua?
    PA: Los diuréticos pueden ser muy peligrosos y es algo con lo que nadie debe jugar. Prefiero no hablar de esos temas, pero solamente te diré que la salud y seguridad de mis clientes es lo primero para mí.
  • BFMS: Entendido. ¿Recomiendas algún suplemento nutricional para reforzar la dieta?
    PA: Recomiendo un suplemento de aminoácidos BCAA y glutamina para mejorar la recuperación. Los batidos de proteína son aceptables, pero hay que utilizar los más puros, especialmente evitando a toda costa la lactosa y esos que contienen muchas calorías y tantos ingredientes que es difícil de digerir. Por eso en las últimas fases prefiero que dejen los batidos y se centren sólo en los aminoácidos puros.
  • BFMS: ¿Recomiendas que un competidor aumente de peso en la fase de fuera de temporada?
    PA: En absoluto. Esa es una práctica del siglo pasado y ya obsoleta. Cuando se intenta perder mucho peso el cuerpo sufre y luego cada vez cuesta más definirse, aparte del músculo que se pierde en el proceso. No me gusta que suban más de 5-10 kilos sobre su peso de competición, incluso 12-14 cuando se trata de un auténtico peso pesado. Pero de ahí a ganar 20-25kg es algo inadmisible.
  • BFMS: Por otro lado, hay quienes pretenden mantenerse todo el año definidos y recortados, ¿es eso posible?
    PA: De nuevo depende de la genética de cada uno. Algunos son delgados por naturaleza (ectomorfos) y más vale no intentar modificar su tendencia natural. Esos pueden mantenerse bien con un 8-10% de grasa corporal durante todo el año. En cambio, aquellos que suelen ganar peso con más facilidad no deben intentar mantenerse tan definidos todo el tiempo, porque nadie quiere estar mentalmente bajo la tensión de una dieta, sobre todo cuando no se es un culturista profesional. Es mucho mejor diseñar una estructura de alimentación equilibrada que intentar mantenerte a dieta 12 meses al año. Además, recomiendo que se salten la dieta con alguna comida trampa de tanto en cuando, porque eso ayuda a acelerar el metabolismo. Pero ojo, me refiero a comida trampa, no a días trampa, que no es lo mismo.
  • BFMS: Te agradecemos haber accedido a esta entrevista que sin duda permitirá a los lectores conocer un poco mejor lo qué es y cómo actúa un preparador.
    PA: Ha sido un placer.