Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

PARA ELEGIR LA MEJOR PROTEÍNA

Por Xavier Fox

Una de las cosas más frustrantes para un culturista principiante es que cada vez que hace una pregunta para seguir el camino correcto, la contestación que recibe a menudo es: “depende”.

Eso es porque todo el mundo es diferente en cómo los estímulos afectan a su cuerpo, de cómo éstos afectan a los demás, pero también porque estos estímulos varían conforme sus cuerpos cambian. Además, al modificar ligeramente los objetivos, también deben alterar sus estrategias lo que, por consiguiente, puede provocar un cambio profundo de enfoque.

Así que, en función de vuestra actual situación y objetivos, lo que hagáis dependerá de la que sea vuestra nueva finalidad.

Cuando se trata de elegir una proteína de suero hay varias opciones posibles. A pesar de que todas son fuentes óptimas de proteína que proporcionan la nutrición que necesitáis para recuperaros correctamente y añadir nuevo músculo, el tipo de proteína de suero que elijáis tendrá otros efectos sobre vuestro cuerpo. Eso significa que cuando vayáis a vuestra tienda favorita de suplementos para adquirir el suministro del mes, necesitáis considerar seriamente la posibilidad de obtener más de un tipo de proteína de suero. El tipo que elijáis dependerá del momento del día en que vayáis a utilizarla y de lo que estéis intentando conseguir.

Puede que os estéis preguntando que si consumir distintos tipos de proteína puede proporcionar resultados diferentes, entonces puede que tengáis que considerar todas las variaciones de proteína que existen. Eso puede entonces hacer que la elección de la fuente de proteína sea un poco complicada. Empezáis a preguntaros si la proteína de suero, sea del tipo que sea, es acaso la mejor elección de todas. ¿Qué hay en el suero que la hace tan diferente de todos los otros tipos de proteína que veis en las estanterías de vuestra tienda de suplementos, o de otras fuentes que hay en la tienda de comestibles?

Está muy bien que hagáis esta pregunta. En realidad la proteína de suero es un derivado de la leche. La leche se procesa para dividirla en proteína de caseína y de suero. Luego, la proteína de suero se somete a diferentes procesos para alterar su forma y obtener aislados, hidrolizados y concentrados. Ha habido mucha información científica recogida a lo largo de las dos décadas pasadas acerca de las proteínas y sobre cómo actúan una vez que son ingeridas por los atletas y culturistas. En estudio tras estudio las proteínas del suero siempre han sobresalido como la mejor opción.

La capacidad de absorción es fundamental

Una de las propiedades más importantes de las proteínas es su capacidad para ser rápida y completamente absorbidas. De nuevo la proteína de suero reina suprema en ambas categorías. La absorción de la proteína se mide en una escala en la que se asigna un valor biológico basado en la proporción de ésta que es absorbida y usada por el cuerpo tras su consumo. En otras palabras, por cada ración de proteína que consumís, el valor biológico os permite conocer cuántos gramos en realidad utilizaréis. Cuando se comparan unos alimentos con otros, la proteína de suero acaba en cabeza. Por ejemplo, el pollo tiene un valor de 79, la ternera de 80, el pescado 83 y la leche de vaca 91, mientras que el huevo entero es la mejor fuente natural con una puntuación de 100. Sin embargo, dependiendo del tipo de fuente de proteína de suero, su puntuación puede ir ¡desde 104 a 159!

Tened en consideración que la proteína de suero contiene mucha menos grasa que sus competidores naturales (carnes, pescados, huevos, etc) y ahora tenéis una fuente de proteína que es mucho más eficiente para proporcionar proteína para la reparación y ganancias musculares y también obtenéis el beneficio añadido de que os ayudará a mantener bajos niveles de adiposidad mientras consumís las grandes cantidades de proteína que necesita un culturista para convertirse en un monstruo del tamaño.

Mayor celeridad en la absorción

No solamente vuestro cuerpo usará más de que habéis pagado, sino que la proteína de suero también llega mucho más rápido a vuestro sistema que cualquier otro tipo de proteína. Tanto que se ha ganado el apodo de “proteína rápida”. Ésta es digerida rápidamente y absorbida de forma que llega al músculo con celeridad, lo cual inhibe el catabolismo. Si no hay proteína disponible cuando se necesita, vuestro cuerpo empezará a degradar el tejido muscular existente para crear nuevas proteínas que puedan ser usadas en las distintas necesidades metabólicas. La proteína de suero ayuda a garantizar que eso no se produzca, de manera que la que ingerís sea empleada como se supone que tiene que serlo: para generar tejido muscular.

Elevado aporte de aminoácidos

La proteína de suero también contiene todos los aminoácidos esenciales y es una extraordinaria fuente de aminoácidos ramificados (BCAA), tanto que está clasificada como la fuente alimenticia número uno en niveles de BCAA. Estos aminoácidos ramificados se metabolizan directamente en el tejido muscular y constituyen la primera línea de fuerzas cuando vuestro cuerpo necesita conseguir proteína para los músculos durante en ejercicio con resistencias.

La proteína de suero es asimismo una excelente fuente de leucina, la cual desempeña un papel crucial en la estimulación de la síntesis proteínica y el crecimiento muscular. La investigación científica ha demostrado que los sujetos que consumen leucina ganaron más músculo, pero menos grasa corporal en comparación con los otros participantes del estudio cuyas dietas contenían niveles inferiores de leucina. El aislado de suero contiene aproximadamente 50% más leucina que el aislado de proteína de soja.

Proteínas de suero para distintas ocasiones

De acuerdo, así que ahora que todos sabemos que la proteína de suero es la fuente que debéis buscar cuando vayáis a comprar proteína a vuestra tienda habitual, ¿qué tipo debéis obtener, el aislado, el hidrolizado o bien el concentrado intacto de suero, o bien las tres?

Como hemos tenido ocasión de ver al principio del artículo… ¡depende! Por suerte, existen muchos trabajos científicos sobre las proteínas de suero y sus distintas formas disponibles.

Un estudio reciente quería determinar cómo podían afectar los distintos tipos de proteína de suero a la glucosa en sangre y a la insulina. Se utilizaron dos grupos de control, al primero se le administró entre 10 y 40 gramos de proteína normal de suero, mientras que al segundo grupo se le proporcionó entre 5 y 40 gramos de hidrolizado de proteína de suero. Ambos grupos consumían su proteína de suero 30 minutos antes de una comida, que se había elegido expresamente con un alto contenido de hidratos de carbono. La cosa más interesante que se descubrió fue que la proteína normal de suero (el concentrado) hizo que el primer grupo, al que se le permitió comer tanto como quisiera, comió menos y también mostró niveles inferiores de glucosa después de la comida. El segundo grupo tuvo restringida la cantidad de calorías que podía ingerir y mientras que la proteína normal de suero (concentrado) redujo los niveles de glucosa e insulina en sangre, el hidrolizado de proteína de suero no los redujo.

La conclusión a extraer de este estudio es que si un culturista está intentando elegir una fuente de proteína que le ayude a sentirse lleno, además de mantener los niveles de glucosa e insulina bajos (como sucede entre comidas o durante una fase de dieta), entonces debería elegir el concentrado de proteína de suero y no el hidrolizado. Esa es la situación idónea de cualquier culturista que está actualmente en su fase de dieta de definición para competir o para prepararse para el verano. Cuando los niveles de glucosa suben y los de insulina aumentan, el cuerpo es mucho más proclive a la creación de grasa corporal. Además, esas subidas provocan reacciones que empiezan una cadena de altibajos en los niveles de energía que conducen a un entorno en el que el cuerpo no puede mantener el equilibrio y rendir de forma óptima.

Y hablando de culturistas que están en fase de dieta, el aislado de proteína de suero es la fuente más baja en grasa de todas las proteínas de suero. Esto es debido a que la grasa se elimina por completo cuando se procesa el aislado de suero. El aislado de proteína de suero también actuó mucho mejor que el hidrolizado cuando se trata de favorecer la recuperación. Los sujetos del estudio se recuperaron antes de la sensación de fatiga. Los aislados del suero son perfectos para los culturistas a dieta porque no sólo el menor contenido en grasa les permite alcanzar sus objetivos, sino que la capacidad de recuperación de la fatiga de los entrenamientos es incluso más crítica cuando uno está limitando la ingestión calórica.

Un estudio realizado con roedores se llevó a cabo para ver cómo afectaban los distintos tipos de proteína de suero los niveles de glucógeno después del ejercicio. Los grupos de roedores se ejercitaron para agotar los depósitos de glucógeno y al grupo de control no le administraron ningún tipo de suplemento, mientras que a los otros grupos se les administró o glucosa, o glucosa más suero, o hidrolizado de proteína de suero, o hidrolizados de caseína o una disolución de aminoácidos ramificados (BCAA).

Los investigadores esperaron dos horas después de que los animales se ejercitaran y entonces comprobaron la cantidad de glucógeno en el músculo. Los roedores que consumieron el hidrolizado de proteína de suero mostraron estadísticamente mayores niveles de glucógeno almacenado en el músculo. Por tanto, los hidrolizados ayudan a canalizar el glucógeno hacia el músculo dónde puede ser utilizado para soportar esas intensas sesiones de entrenamiento. Así que, cuando se trata de acumular glucógeno, el hidrolizado de suero parece la elección obvia.

Ahí no se acaban las ventajas de los hidrolizados del suero. Este tipo de proteína contiene la mayor cantidad de péptidos absorbibles, lo cual coloca a vuestro cuerpo en el entorno anabólico óptimo cuando lo comparamos con otras fuentes de proteína. También tiene el mayor valor biológico de todos los otros tipos de suero disponibles, lo que significa que los hidrolizados se absorben mejor y más rápido lo cual ofrece la mayor rentabilidad de vuestro dinero. De hecho, de cualquier cantidad de proteína del hidrolizado de suero que consumáis, absorberéis casi el 100%. Para una elección de proteína justo después de entrenar, el hidrolizado puede ser incluso superior al aislado, porque puede proporcionaros el máximo aprovechamiento de la cantidad que ingiráis y también favorecerá el almacenamiento de glucógeno en el músculo, lo que se traduce por el mantenimiento de un entorno anabólico. No obstante, el aislado ha demostrado en los estudios recuperaros antes de la fatiga.

Proteínas de suero y mucho más

A la hora de activar el máximo crecimiento muscular posible hay muchos otros factores relevantes aparte del aporte de una buena cantidad de proteínas del máximo valor biológico.

No me malinterpretéis, las proteínas son esenciales para la construcción del tejido muscular, pero esa síntesis final está supeditada a otros factores aparte de la presencia de las suficientes cantidades de proteína del máximo valor biológico.

No basta con saturar el sistema con un exceso constante de proteínas si al fin y al cabo éstas no van a poder ser utilizadas por los músculos, porque eso no supondrá más que un despilfarro, e incluso un acopio de grasa.

Aparte de elegir una buena fuente de proteína, los hombres de ciencia que han estudiado mucho cómo ésta se acaba transformando en tejido muscular, afirman que es necesario activar los receptores específicos que los músculos tienen para capturar los aminoácidos, de lo contrario éstos se pierden y no se utilizan para construir nuevas fibras musculares.

Y para sacar el máximo provecho de ese proceso hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Que para activar los receptores musculares a los aminoácidos, proceso que inicia la fase anabólica, es preciso usar más de 30 gramos de proteínas rápidas.
  • Que las proteínas lentas, como la caseína, tienen propiedades anticatabólicas, pero por mucha cantidad que se utilice no activan los receptores y por tanto no ponen en marcha el anabolismo.
  • Que cuando los sensores musculares a los aminoácidos son activados, luego se regulan a la baja, a pesar de que se vuelva a administrar otra dosis de aminoácidos, o proteínas rápidas.
  • Que para reactivar los sensores es preciso abstenerse de ingerir proteínas durante algunas horas, o bien entrenar los músculos con pesas.
  • Que el momento en el cual los músculos son capaces de absorber una mayor cantidad de aminoácidos, o proteínas, es justo después de entrenar y en segundo lugar justo al levantarse por la mañana. Y en cualquier caso, para aprovechar esa ventana anabólica se necesitan proteínas de acción rápida como las del suero y en suficiente cantidad.
  • Que cuando las fibras musculares están insensibilizadas, por mucha proteína que se ingiera no será posible activar la fase anabólica.

Ahora, con todos estos elementos en la mano se puede planificar el programa de entrenamiento, así como la alimentación para obtener los mejores resultados.

En cuanto al entrenamiento, siempre que sea posible realizad dos sesiones breves, éstas os proporcionarán dos ocasiones inmejorables para administrar a su conclusión proteínas rápidas, cuando más y mejor llegan a las fibras musculares. Por tanto, así generaréis dos ventanas anabólicas en vez de una.

Eso significa poder dedicar la máxima atención a un grupo en particular y además doblar las posibilidades de crecimiento, si aprovecháis la ocasión para administrar proteínas correctas en los momentos oportunos y algunos compuestos específicos.

Pero como hemos visto, todas las proteínas no son iguales para desencadenar el proceso anabólico. Yo os recomiendo el uso alternado de los ergocéuticos de Future Concepts.

En concreto, me refiero a los dos únicos ergocéuticos que poseen carácter nutricional, se trata del WPR 10 y el WP P11.

El primero está diseñado para ser utilizado como un producto anticatabólico en cualquier momento del día y posee una configuración en la que el principal ingrediente es el concentrado de suero, uno no desnaturalizado que contiene factores de crecimiento y de inmunidad como: beta lactoglobulina (50-55%), alfa lactalbumina (20-25%), inmunoglobulinas (10-15%), albumina sérica bovina (5-10%), glucomacropéptidos (2-5%), lactoferrina (1-2%), lactoperoxidasa (0,5%), liosozima (0,1%), pero además se complementa con dos tipos de proteínas de distinto ritmo de liberación, como son la caseína y el huevo. Y es altamente anticatabólico precisamente porque tras su ingestión los aminoácidos fluyen a la sangre en un ritmo estable y constante durante varias horas.

Las proteínas representan más del 50% del total e incorpora además un 30% de carbohidratos complejos, maltodextrinas, así como un 7% de ácidos grasos insaturados, los buenos, entre los que se encuentran el ácido linoléico conjugado, los omega 3 y los triglicéridos de cadena media.

Aparte de estos ejes principales, Future Concepts ha incorporado en el WP R 10 numerosos otros compuestos para por ejemplo facilitar la digestión (enzimas digestivas) la absorción a través de las paredes intestinales (la lisofosfatidilcolina y quercetina) y la metabolización de los aminoácidos y péptidos (la piridoxina).

El WP R 10 incluye asimismo elementos para inhibir la lipogénesis, o formación de grasas, manteniendo estable el nivel de insulina e inhibiendo la acción de la enzima citrato liasa que es la encargada de transformar los excedentes de glucidos en tejido adiposo, así como otros compuestos que favorecen la lipolisis y producción de energía mediante la liberación de epinefrina y norepinefrina.

Y merecen atención especial tres moléculas que incorpora para favorecer el anabolismo, ya que estimulan la secreción hormonal, manteniendo estables y al alza la testosterona, la hormona del crecimiento y el IGF 1.

El segundo ergocéutico de Future Concepts es el WP P11 en el que se ha puesto el acento en crear una fórmula de alto poder anabólico, por eso está pensado para usarlo sólo después de entrenar o al levantarse, que como hemos visto más arriba, los científicos han comprobado que son los dos momentos más anabólicos del día, cuando los receptores de los músculos están en mejor disposición para absorber los aminoácidos.

Su composición varía notablemente y las proteínas provienen sólo del hidrolizado del concentrado de suero, formado por peptidos cortos que entran con celeridad en la sangre y producen un pico de hiperaminoacidemia que desencadena el anabolismo, en un momento de especial sensibilidad en los receptores de los músculos.

Los carbohidratos aquí presentes representan asimismo el 30% de la fórmula pero son ultra rápidos y del máximo índice glucémico, 100, se trata de la dextrosa.

Los ácidos grasos se limitan a los omega 3 porque son los más beneficiosos para fomentar las acciones de anabolismo al potenciar la sensibilidad de la insulina en las células musculares.

La composición del WP P11 es altamente anabólica esencialmente porque vierte un torrente de aminoácidos en el momento preciso de mayor sensibilización de los músculos a estas sustancias, justo después de entrenar.

Para aumentar estas acciones el WP P 11 posee varias moléculas específicas que incrementan el anabolismo por medio del incremento hormonal, así acentúa la secreción de insulina, esencial en estos momentos, pero también de testosterona, de hormona del crecimiento y del factor de crecimiento similar a la insulina, el IGF 1.

Asimismo se ocupa de contrarrestar las acciones catabólicas del cortisol, que tiende a elevarse como consecuencia del ayuno nocturno, o del ejercicio físico intenso y en ese sentido posee diversas partículas específicas a tal efecto, entre las que destaca la fosfatidilserina.

Para detener las acciones negativas de los radicales libres levanta una barrera antioxidante, al frente de la cual se encuentran el glutatión, el más poderoso antioxidante conocido, además del ácido alfa lipoico, la N-acetil cisteína y el ácido ascórbico.

Por último, Future Concepts ha incluido también toda una serie de sustancias muy relevantes para impulsar la reconstrucción de los tejidos y ayudar en los procesos reconstructores, que atraviesan una fase acelerada justo después de un entrenamiento duro, por eso en el WP P11 hay moléculas que favorecen la reconstrucción de los cartílagos y tejidos conjuntivos y otras que estimulan la regeneración del hígado.

En resumen, que si queréis sacar el máximo partido a vuestra capacidad natural para utilizar las proteínas y crecer, el WP P11 constituye la fórmula anabólica idónea que mejor se adapta a esas condiciones puntuales de mayor sensibilización muscular a los aminoácidos que se produce al levantarse y nada más acabar la sesión de entrenamiento, porque está creada específicamente para ello.

No se trata de una teoría, sino de algo contrastado y respaldado por la ciencia y los últimos estudios.

Una dosis por la mañana diluida en agua y otra nada más entrenar pueden suponer una gran diferencia en el ritmo de crecimiento.

Por su lado, el WP R10 constituye el mejor anticatabólico, porque aporta todos los elementos esenciales para frenar las acciones catabólicas durante el día. En este caso una dosis a media mañana, entre el desayuno y el almuerzo, y otra por la tarde evitarán que el cuerpo entre en estado catabólico y se degraden las estructuras musculares.

Abrir las puertas de la absorción

Como habéis podido observar, Future Concepts hace mucho hincapié en potenciar la absorción de los ergocéuticos, porque sus investigadores saben perfectamente que una cosa es la proteína que ingerís y otra a veces muy distinta la que al final acaba en el torrente sanguíneo disponible para las necesidades corporales. ¿Cómo es posible que haya gente que come como limas y siguen como palillos? Sencillamente porque no absorben lo que comen. Después de todo, ya sabéis que no somos lo que comemos, sino lo que absorbemos.

Para subsanar ese problema, Future Concepts ha desarrollado un ergocéutico auténticamente único en el mundo. Se trata de la única fórmula existente que aumenta la capacidad de absorción de todo lo que se ingiera por vía oral. Todo.

El AB 18 constituye una verdadera revolución y un avance que puede suponer un antes y un después en los que lo usen.

Se trata de un preparado cuyo objetivo no es sino aumentar considerablemente la absorción de todo lo que ingerís por vía oral, sean alimentos, suplementos e incluso medicamentos, pero por eso mismo se advierte muy encarecidamente a los usuarios del AB 18 que se abstengan de emplearlo si siguen medicación o toman bebidas alcohólicas. Porque el producto multiplicaría la absorción y también sus consecuencias.

De hecho, el desarrollo de este ergocéutico fue producto de una sorpresa insospechada que surgió en el marco de la investigación de medicamentos y sus efectos con el alcohol. El caso es que se descubrió una sustancia que abría de par en par la absorción del medicamento en cuestión, así como de otros posteriores cuando se investigó. A ese primer compuesto revolucionario para la industria farmacéutica, puesto que por vez primera permitía poder usar menos cantidad de principios activos para lograr el efecto pretendido, evitando así los efectos secundarios que se producen con dosis más altas, Future Concepts ha incorporado varios más cuya particularidad demostrada es la de permitir un mayor paso de las sustancias a través de las paredes intestinales, volviéndolas más porosas, así como aumentando la sensibilidad de las proyecciones vellosas de las paredes del intestino superior que captan las sustancias para llevarlas hacia la vena porta y la circulación.

En definitiva, que dos cápsulas del AB 18 harán que vuestro cuerpo sea capaz de absorber un porcentaje muy elevado de todo lo que atraviese la boca. Al fin y al cabo, no es tan determinante lo se come, sino lo que se absorbe de lo que se come.

Hay miles de culturistas que han ganado muchos kilos de músculo y peso corporal con la simple inclusión del AB 18 en su programa nutricional.

¿Qué camino seguir?

Dependiendo de si queréis ser un culturista exitoso o no, conocer qué tipo de proteína debéis consumir y cuándo hacerlo, puede ayudaros a alcanzar vuestro máximo potencial.

De todas las fuentes de proteína, las derivadas del suero proporcionan las mayores ventajas, sea el concentrado, el aislado o el hidrolizado, vuestro cuerpo y músculos siempre las aprovecharán más que cualquier otra fuente y cada una de éstas tiene algunas particularidades que las distinguen de las otras o las hacen más interesantes en una u otra situación o en función del objetivo específico.

De todas formas, la ciencia hoy sabe mucho más acerca de las propiedades biológicas de las proteínas y de otros factores nutricionales, como para poder configurar con todos esos conocimientos fórmulas especialmente dedicadas a la consecución de mayores cantidades de músculo, favoreciendo el entorno anabólico propicio al crecimiento.

Armado con todos esos resultados de los estudios y con los conocimientos científicos más avanzados, Future Concepts ha desarrollado dos ergocéuticos, el WP R 10 y el WP P 11 que aún estando basados en las proteínas de suero contienen muchos otros cofactores de crecimiento que multiplican la capacidad constructora de tejido muscular de las proteínas de suero.

Así que no dependáis de la suerte para ganar competiciones, elegid vuestra fórmula proteínica cuidadosamente e id a lo seguro.

Nunca he oído a ningún culturista contestar a la pregunta de si quiere obtener músculos fuertes e impresionantes… “¡Depende!”