Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

¿La nueva creatina?

Por el doctor Groul

Los atletas tanto profesionales como amateurs siempre están a la búsqueda de hallar esa ayuda que les permita aumentar su rendimiento y en el pasado eso les ha llevado al uso de substancias con posibilidades ergogénicas mucho antes de que existiera sobre ellas ninguna prueba científica de su eficacia o de su seguridad, tal fue al caso en su momento de los esteroides o las distintas versiones de la EPO.
En este contexto de búsqueda ha surgido una nueva sustancia que se está poniendo de moda entre los deportistas, se trata de la ribosa, a la que ya muchos están llamando la nueva creatina.
Y la llaman la nueva creatina porque ésta es una substancia que ha demostrado más allá de toda duda que posee efectos ergogénicos para los deportistas, pero de la creatina hablaremos más adelante, ahora centrémosnos en la ribosa.

¿Qué es la ribosa?

Químicamente la ribosa es un carbohidrato, o un azúcar pentosa, es decir que contiene cinco átomos de carbono, que usan todas las células vivas y que constituye un elemento esencial en la producción de energía en el cuerpo.
Hay dos azúcares pentosa importantes, la ribosa y la desoxirribosa y ambos juegan un papel fundamental en la síntesis de los ácidos nucléicos.
La vía biosintética de la ribosa se produce en tres pasos, en el primero la glucosa-6-fosfato se convierte en ribulosa-5-fosfato, un átomo de cinco carbonos. Durante el segundo paso la ribulosa-5-fosfato se convierte en ribosa-5-fosfato y xilulosa-5-fosfato. En función de las necesidades de la célula, la vía de la pentosa fosfato se detiene en la ribosa-5-fosfato o bien convierte el exceso de ésta en los intermediarios glucolíticos fructosa-6-fosfato y gliceraldehido-3-fosfato.
Pero no nos distraigamos con términos complejos, digamos sencillamente que el organismo utiliza la ribosa como precursor en la síntesis de moléculas de ATP, proteínas, ADN, ARN y otros nucleotidos y puede contribuir sustancialmente a aumentar los substratos energéticos por medio de la conversión de piruvato.

¿Cómo actúa la ribosa?

Por consiguiente el principal beneficio de la ingestión de ribosa es mantener y aumentar las moléculas de ATP y secundariamente contribuir directamente a la producción de energía como substrato energético.
Cuando hacéis ejercicio parte del ATP que el cuerpo utiliza para producir la energía se pierde de las células y ha de reemplazarse y la ribosa es el único compuesto que utiliza el cuerpo como punto inicial para reponer esas moléculas productoras de energía. Sin embargo, la producción de ribosa en el corazón y los músculos es un proceso muy lento que no siempre puede mantenerse con la isquemia (insuficiente flujo sanguíneo) o el ejercicio intenso. Bajo condiciones normales restaurar completamente las moléculas de ATP perdidas durante la isquemia o la actividad física agotadora puede llevar varios días.
La ribosa se produce en el cuerpo a partir de la glucosa, pero como sucede con otras moléculas que pueden sintetizarse en el propio organismo, como la L-carnitina o la creatina, ingerirla de fuentes exógenas puede sortear la lentitud de su síntesis en el cuerpo y resultar en una mayor producción de ATP.
Cuando en diferentes estudios se administró la ribosa a animales y seres humanos se pudo constatar que en ambos casos las células recuperaban con mayor rapidez los niveles de ATP, pudiendo así aumentar su actividad física de forma considerable y acelerando el ritmo de recuperación muscular para el esfuerzo.
Las investigaciones han demostrado que después de periodos de actividad intensa el ATP se reduce en las células en hasta un 37% y que puede llevar más de tres días de descanso físico para volver a recuperar los niveles normales.

¿Qué puede esperar de la ribosa un deportista y un culturista?

Por lo reciente de esta sustancia no existen demasiados estudios realizados directamente con atletas y deportistas para examinar su eficacia como sustancia ergogénica en el rendimiento, y la mayoría se han realizado con enfermos de corazón, sin embargo, las evidencias científicas indican claramente que la ribosa ayuda a las células del corazón y de los músculos esqueléticos a mantener su carga de energía, la función normal, y asimismo se ha puesto de manifiesto que tomar ribosa antes, durante y después de las etapas de ejercicio de alta intensidad incrementa la eficacia de la actividad.
De las pruebas existentes de desprende que el uso de ribosa puede ser muy beneficioso para los deportistas, pero en especial para aquellos involucrados en actividades que exijan un fuerte esfuerzo muscular. Conforme sean más numerosos los estudios con deportistas sabremos más acerca de la ribosa, pero de momento todo apunta a que puede resultar sumamente productiva para aumentar la energía, tal y como sucede con la creatina.

Ribosa y creatina, la combinación del éxito

A diferencia de la ribosa, con la creatina ya se han realizado cientos de estudios con deportistas y en todos ellos se ha puesto de manifiesto que la administración de monohidrato de creatina aumenta de forma muy significativa los depósitos de fosfato de creatina, o creatín fosfato, CP, que es el precursor directo para regenerar el ADT o adenosín difosfato, que a su vez se convierte en ATP cuando éste toma una molécula de fosfato que le dona el CP.
Dicho de otra forma, cuando un músculo emplea el ATP para contraerse con fuerza este pierde una molécula de fosfato y se convierte en ADP, que por medio del fosfato de creatina, CP, recupera la molécula perdida y vuelve a convertirse rápidamente en ATP.
De la velocidad con que el cuerpo sea capaz de regenerar el ATP depende la capacidad del músculo para seguir efectuando contracciones fuertes en situaciones de máxima intensidad. Cuando los músculos poseen mayores niveles de creatina se promueve la regeneración casi instantánea del ATP, lo que permite a un culturista emplear más peso del habitual o bien hacer más repeticiones con el mismo, ya que su umbral de agotamiento será más alto. Sin embargo, en el organismo es imposible regenerar todo el ATP empleado de forma inmediata, sino que existe una regeneración a corto plazo, donde interviene la creatina, y otra a más largo, de la que depende la recuperación total y disposición para volver a entrenar con intensidad.
Es aquí donde interviene la ribosa.
Es por ello que combinar la creatina y la ribosa constituye la mejor alternativa natural para fomentar la rápida reposición del ATP y acelerar así su síntesis a corto, medio y largo plazo.

CRS 086, un cóctel muy singular

Por lo que sabemos la ribosa por sí sola puede ser beneficiosa para un deportista, pero lo será más si se combina sinérgicamente con otros compuestos como creatina, y también algunos otros.
Existen unos preparados desarrollados por Future Concepts, un equipo de biólogos, que se conocen como ergocéuticos y entre ellos el CRS 086 es un cóctel muy singular pues reúne a la ribosa, la creatina y muchos otros compuestos que se potencian para obtener una mezcla final de extrema eficacia para aportar energía a corto y largo plazo, así como aumentar muy significativamente la hidratación muscular y el volumen y la fuerza de los músculos.
Repasemos brevemente su composición.
La creatina es un nutriente natural que se encuentra en abundancia relativa en las carnes y pescados y un ciudadano medio puede consumir en su dieta alrededor de un gramo diario, por ejemplo, un kilo de ternera puede aportar unos dos gramos de creatina.
Puesto que todo animal la precisa para su metabolismo muscular, especialmente para el corazón, también se fabrica internamente en el hígado, los riñones y el páncreas a partir de los aminoácidos metionina, arginina y glicina.
Pero como esos aminoácidos esenciales para su producción lo son también para muchos otros menesteres, el grado de síntesis endógena de creatina no es siempre el óptimo que precisa un deportista para mantener las contracciones musculares.
Tras una década de experiencia con esta sustancia se ha constatado que los músculos que poseen un mayor depósito de creatina son siempre más fuertes y más voluminosos porque absorben un mayor volumen de agua y porque con ello también se acelera la síntesis de proteínas.
Ahora, es necesario que la ribosa y la creatina se hagan llegar a las células musculares y en ese sentido los estudios realizados confirman que una subida de insulina resulta esencial para el almacenamiento óptimo de la creatina, y puesto que esta hormona responde directamente a la glucosa en el CRS 086 se incluye la propia glucosa que es la sustancia a hace secretar al páncreas la insulina.
En principio, con estos tres ingredientes, ribosa, creatina y glucosa, ya se incrementa de forma notable la hidratación y fuerza musculares, así como la velocidad de recuperación del ejercicio intenso, sin embargo, cada sobre de CRS 086 contiene muchas otras sustancias capaces de potenciar e incrementar el proceso de hidratación, como por ejemplo tres gramos de los aminoácidos metionina, arginina y glicina que constituyen la materia prima del organismo para fabricar su propia creatina.
Otro de sus ingredientes es el ácido alfa lipoico, un potente antioxidante, según los científicos el más poderoso y versátil, ya que es capaz de reciclarse de nuevo tras anular un radical libre y también hace lo propio con otros antioxidantes como las vitaminas C y E, la coenzima Q 10 y el glutation. Y puesto que el ejercicio es uno de los mecanismos por los cuales se generan más radicales libres, como consecuencia del mayor gasto de oxígeno, la inclusión de un antioxidante constituye un paso decisivo para evitar que éstas moléculas inestables retrasen la recuperación y pueden causar otros daños celulares.
Pero el ácido alfalipoico, además, está implicado en la degradación del azúcar para producir energía e incluso parece ejercer en el cuerpo acciones de tipo insulinicas, ya que aparte de incrementar la liberación de esta hormona también actúa en el organismo como un repartidor de los nutrientes, es decir que, en cierta medida, imita las acciones propias a la insulina.
Ni que decir tiene que su incorporación al CRS 086 refuerza la absorción por parte de las células musculares de la creatina, la ribosa, los aminoácidos y de todas las sustancias presentes en ese momento en el plasma.
Otro agente capaz de potenciar la absorción de los nutrientes en las células musculares es el picolinato de cromo, porque actúa de forma sinérgica al aumentar la sensibilización insulinica en las células musculares, a la vez que la reduce en las grasas, lo que puede significar más energía y aumento del anabolismo.

Future Concepts ha querido incluir otras sustancias en el CRS 086 para aumentar su potencia, así contiene dos gramos de glutamina, un aminoácido que juega un papel esencial en los procesos anticatabólicos, pero también en los de hidratación celular.

Otro aminoácido con grandes propiedades para incrementar la absorción de agua intracelular es la taurina, por eso junto a la glutamina hace que los músculos experimenten un aumento extraordinario de su volumen y densidad.
En el entorno hídrico corporal los electrolitos juegan un papel fundamental, de ahí que Future Concepts haya dotado al CRS 086 de los más relevantes en la osmolalidad y los responsables de crear el entorno químico adecuado para forzar el pase del flujo del agua al interior de la célula.
Otra ventaja de estos elementos es que evitan los calambres musculares cuando se realizan esfuerzos extremadamente agotadores. Por eso el gluconato potásico, el fosfato cálcico dibásico y el óxido de magnesio, junto con el ácido ascórbico, complementan esta eficaz fórmula energética.
Desde hace un cierto tiempo se sabe que la hidratación de las células del músculo puede marcar la diferencia entre el grado de fuerza y su crecimiento, por eso el CRS 086 contiene la combinación perfecta de sustancias que proporcionan a los músculos todos los componentes esenciales para su recuperación, la reconstrucción de los depósitos de glucógeno y del ATP y proporcionar un enorme flujo hídrico que los haga hipertrofiarse a un ritmo mucho más rápido.
Con los efectos derivados de la ribosa que contiene el CRS 086 no sólo os será posible entrenar con más fuerza y mover más peso, sino que podréis recuperaros más rápido de las sesiones, y mediante el efecto de hidratación que se consigue con los otros componentes de la fórmula completa vuestros músculos adquirirán un tamaño inusitado.
Es cierto que en un principio ese nuevo volumen procederá mayormente del agua, pero no olvidéis que se trata del componente mayoritario de los músculos y que precisamente la retención hídrica constituye el primer paso que desencadena toda una serie de procesos fisiológicos que conducen al anabolismo y al crecimiento muscular.
En el plano deportivo la ribosa parece ser muy prometedora, pero el CRS 086 cumple cualquier expectativa ya que tiene numerosas aplicaciones, por ejemplo, cuando se persigue el aumento de la fuerza y volumen se recomienda diluir el preparado en agua y tomarlo nada más acabar un entrenamiento para aprovechar el aumento de absorción que se produce en ese preciso instante y reponer así el glucógeno y comenzar a restitución del ATP.
También se puede tomar otra dosis por la mañana en ayunas a modo de carga, durante una semana, o bien de forma continua para acelerar el proceso de aumento del volumen.
Asimismo puede emplearse la mitad de la dosis recomendada a lo largo del entrenamiento, a fin de asegurar la energía, o simplemente evitar la hipoglucemia durante el esfuerzo. En todos los casos los resultados son muy rápidos.
Los culturistas recordad que la hidratación celular es el primer paso para adquirir fuerza y masa, porque potencia la síntesis de nuevas proteínas, permite el empleo de pesos mayores durante el entreno al tiempo que hacer más repeticiones con el mismo, dos factores que conducen invariablemente al aumento del músculo.
Por otro lado, es preciso subrayar que una célula hidratada impide la degradación proteica, o sea el catabolismo.
Sí, todo parece apuntar a que la ribosa será un nuevo agente ergogénico que se va a quedar con nosotros, pero si queréis experimentar un despegue acusado y rápido en el desarrollo corporal no os limitéis a usar la ribosa por sí sola, probad el CRS 086 y la obtendréis dentro del marco de un contexto mucho más eficaz junto con la glucosa, la creatina, la glutamina, la taurina, los aminoácidos precursores naturales de la formación de creatina corporal, metionina, arginina, glicina, el ácido alfa lipoico, el picolinato de cromo y los electrolitos, una fórmula magistral que os proporcionará además de una energía terrible, una rapidez de recuperación sensacional, tal flujo de agua al interior de vuestros músculos que éstos crecerán como jamás pensasteis que fuese posible.
Dad la bienvenida a la ribosa, o mejor aún, incorporaos al creciente número de atletas que progresan gracias al CRS 086.