Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Suscríbete a nuestro Newsletter
Recibe información, dietas, ofertas
 
 
Por:admin el de de

La testosterona es la hormona masculina por excelencia y además de constituir la chispa de la libido y la función sexual, también ejerce numerosas acciones positivas para la salud y en el caso particular de los deportistas mejora la fuerza y rendimiento físico, además de promover de forma muy considerable la creación de tejido muscular, por eso mantener unos niveles óptimos constituye un seguro de éxito cuando el objetivo es crear una musculatura poderosa.

En concreto, los culturistas necesitan adecuados niveles de testosterona para desarrollar la musculatura y llevar a cabo brutales sesiones de entrenamiento con pesos pesados, pero los investigadores han constatado que la privación de sueño disminuye la producción de testosterona.

Un estudio reciente efectuado en Alemania ha descubierto que el tiempo de sueño es importante para determinar la regulación hormonal. Por ejemplo, pudieron constatar que los hombres con problemas para conciliar el sueño eran menos proclives a experimentar supresión de testosterona que aquellos que se despiertan prematuramente y luego no son capaces de volver a dormirse.

Otros trastornos del sueño como la apnea, conducen a una disminución en la producción de testosterona, lo cual puede comprometer vuestro rendimiento en el gimnasio y las ganancias musculares.

Por consiguiente, los investigadores recomiendan que aquellos que presenten problemas de sueño traten de solucionarlos por medios tradicionales, como tomando infusiones relajantes antes de dormir, o bien suplementos de melatonina o de triptófano (un aminoácido) para mejorar su calidad de sueño y con ello la producción de testosterona.

Bibliografía: Clinical Endocrinology, 77: 749-754, 2012