Síguenos
por la red        
Contacta con nosotros
93 729 25 56
De lunes a viernes
9:00 a 13:30 - 16:00 a 19:30 h
Por:admin el de de

El cáncer de pecho es de los más frecuentes entre las mujeres y éste está estrechamente relacionado con las hormonas femeninas. El hecho de que la soja contenga elementos químicos similares a dichas hormonas, ha sugerido que su consumo es beneficioso para las mujeres, especialmente durante y después de la menopausia. Sin embargo, un estudio reciente asegura que consumir tomate en la dieta es incluso más beneficioso que la soja como protección contra el cáncer de pecho.

Este trabajo cruzado se efectuó con un grupo de 70 mujeres postmenopausicas y ha sido publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism y en él se examinó los efectos del licopeno (sustancia antioxidante presente en los tomates) y de las isoflavonas (sustancias de la soja) sobre las adipoquinas de la sangre, que desempeñan un papel fundamental en la regulación de las grasas y de la glucosa.

Según los investigadores, el riesgo de cáncer de pecho aumenta en las mujeres después de la menopausia porque su índice de masa corporal se dispara. Este estudio demostró que el licopeno tiene un efecto positivo sobre las hormonas que regulan el metabolismo de la grasa y los azúcares.

“Basados en estos resultados, creemos que llevar una dieta abundante en frutas, verduras y hortalizas, especialmente en tomates y sus derivados, puede promover una protección contra el cáncer de pecho superior a la inclusión de productos de la soja”, declaró la doctora Adan Llanos de la Rutgers University, directora del estudio.