UNA CALORIA ES SIEMPRE UNA CALORIA

UNA CALORIA ES SIEMPRE UNA CALORIA

De entre todos los mitos que existen alrededor de la pérdida de peso y la reducción de la grasa corporal, uno de los más arraigados es el que asegura que una caloría es siempre una caloría, es decir vengan de donde vengan, al final una caloría siempre equivale a una caloría.

FALSO

HECHO: El hecho es que 100 calorías equivalen a 100 calorías. Aquí no puede haber debate. Es como decir que no es lo mismo un kilo de plomo que otro de paja. Claro que lo es. Un kilo es siempre un kilo. La diferencia cuando se trata de calorías está en la forma en que el cuerpo maneja y responde a los diferentes tipos de calorías, o la forma en que el organismo “gasta” esas calorías. El cuerpo es más eficiente para almacenar 100 calorías de chocolate como grasa corporal que al destinar 100 calorías de avena. Una razón es hormonal.

Algunos alimentos aumentan los niveles de insulina más que otros, y la insulina puede ejercer un doble efecto. Sella las células grasas, lo que dificulta que en su presencia el cuerpo extraiga y queme grasa corporal, facilita la entrada de carbohidratos en las vías de almacenamiento de grasa y permite que los ácidos grasos de la grasa dietética activen el almacenamiento de grasa.

Con respecto a las proteínas, el cuerpo responde a 100 calorías de (por ejemplo) pescado, utilizando primero esas calorías (o los aminoácidos del pescado) para la reparación muscular. Sólo después el exceso de aminoácidos tendrá la capacidad de almacenarse como grasa corporal. En primer lugar, los aminoácidos “sobrantes” deben convertirse en glucosa. En realidad, ese proceso consume algunas calorías. Luego, una vez convertida en glucosa, ésta podría depositarse primero en los músculos como glucógeno muscular, la forma de almacenamiento de la glucosa en el músculo. Sólo después de que el glucógeno esté “lleno” se almacenará glucosa adicional en forma de grasa corporal.

De manera que tiene sentido que no todas las calorías tienen el mismo efecto para engordar. En términos generales, no se pueden consumir más calorías de las que el cuerpo necesita y aún así perder grasa. Sin embargo, los tipos de calorías que consumes y los alimentos que eliges tienen en última instancia un impacto en los niveles de grasa corporal.

 

Creado el 11/05/2024 Nutrición saludable

Newsletter

Categorías del blog

Buscar en el blog

Ant.
Sig.

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € IVA
0,00 € Total

Precios con IVA incluído

Finalizar compra